admirar

(redireccionado de admiramos)
También se encuentra en: Sinónimos.

admirar

(Del lat. admirari < ad, a + mirari, admirar.)
1. v. tr. Sentir gran estima o aprecio por alguien o por algo admira su buen hacer y su animosidad.
2. Contemplar con deleite admiraba las evoluciones de las nubes desde lo alto de la peña.
3. v. prnl. Experimentar asombro o estimación ante algo o alguien admirarse ante su solidaria conducta. asombrarse
4. ser alguien, o algo, de admirar Ser una persona o una cosa digna de admiración no es de admirar su valentía, es simple miedo oculto.

admirar

 
tr. Ver o contemplar con sorpresa, placer o entusiasmo [una cosa].
Causar una cosa sorpresa o placer.
Tener en singular estima a una persona o cosa que de algún modo sobresale en su línea.

admirar

(aðmiˈɾaɾ)
verbo transitivo
1. despreciar estimar a alguien por sus cualidades admirar a un actor
2. contemplar con placer e interés algo extraordinario admirar un cuadro
3. causar sorpresa o extrañeza Admiró a todos con su discurso.

admirar


Participio Pasado: admirado
Gerundio: admirando

Presente Indicativo
yo admiro
tú admiras
Ud./él/ella admira
nosotros, -as admiramos
vosotros, -as admiráis
Uds./ellos/ellas admiran
Imperfecto
yo admiraba
tú admirabas
Ud./él/ella admiraba
nosotros, -as admirábamos
vosotros, -as admirabais
Uds./ellos/ellas admiraban
Futuro
yo admiraré
tú admirarás
Ud./él/ella admirará
nosotros, -as admiraremos
vosotros, -as admiraréis
Uds./ellos/ellas admirarán
Pretérito
yo admiré
tú admiraste
Ud./él/ella admiró
nosotros, -as admiramos
vosotros, -as admirasteis
Uds./ellos/ellas admiraron
Condicional
yo admiraría
tú admirarías
Ud./él/ella admiraría
nosotros, -as admiraríamos
vosotros, -as admiraríais
Uds./ellos/ellas admirarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo admirara
tú admiraras
Ud./él/ella admirara
nosotros, -as admiráramos
vosotros, -as admirarais
Uds./ellos/ellas admiraran
yo admirase
tú admirases
Ud./él/ella admirase
nosotros, -as admirásemos
vosotros, -as admiraseis
Uds./ellos/ellas admirasen
Presente de Subjuntivo
yo admire
tú admires
Ud./él/ella admire
nosotros, -as admiremos
vosotros, -as admiréis
Uds./ellos/ellas admiren
Futuro de Subjuntivo
yo admirare
tú admirares
Ud./él/ella admirare
nosotros, -as admiráremos
vosotros, -as admirareis
Uds./ellos/ellas admiraren
Imperativo
admira (tú)
admire (Ud./él/ella)
admirad (vosotros, -as)
admiren (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había admirado
tú habías admirado
Ud./él/ella había admirado
nosotros, -as habíamos admirado
vosotros, -as habíais admirado
Uds./ellos/ellas habían admirado
Futuro Perfecto
yo habré admirado
tú habrás admirado
Ud./él/ella habrá admirado
nosotros, -as habremos admirado
vosotros, -as habréis admirado
Uds./ellos/ellas habrán admirado
Pretérito Perfecto
yo he admirado
tú has admirado
Ud./él/ella ha admirado
nosotros, -as hemos admirado
vosotros, -as habéis admirado
Uds./ellos/ellas han admirado
Condicional Anterior
yo habría admirado
tú habrías admirado
Ud./él/ella habría admirado
nosotros, -as habríamos admirado
vosotros, -as habríais admirado
Uds./ellos/ellas habrían admirado
Pretérito Anterior
yo hube admirado
tú hubiste admirado
Ud./él/ella hubo admirado
nosotros, -as hubimos admirado
vosotros, -as hubísteis admirado
Uds./ellos/ellas hubieron admirado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya admirado
tú hayas admirado
Ud./él/ella haya admirado
nosotros, -as hayamos admirado
vosotros, -as hayáis admirado
Uds./ellos/ellas hayan admirado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera admirado
tú hubieras admirado
Ud./él/ella hubiera admirado
nosotros, -as hubiéramos admirado
vosotros, -as hubierais admirado
Uds./ellos/ellas hubieran admirado
Presente Continuo
yo estoy admirando
tú estás admirando
Ud./él/ella está admirando
nosotros, -as estamos admirando
vosotros, -as estáis admirando
Uds./ellos/ellas están admirando
Pretérito Continuo
yo estuve admirando
tú estuviste admirando
Ud./él/ella estuvo admirando
nosotros, -as estuvimos admirando
vosotros, -as estuvisteis admirando
Uds./ellos/ellas estuvieron admirando
Imperfecto Continuo
yo estaba admirando
tú estabas admirando
Ud./él/ella estaba admirando
nosotros, -as estábamos admirando
vosotros, -as estabais admirando
Uds./ellos/ellas estaban admirando
Futuro Continuo
yo estaré admirando
tú estarás admirando
Ud./él/ella estará admirando
nosotros, -as estaremos admirando
vosotros, -as estaréis admirando
Uds./ellos/ellas estarán admirando
Condicional Continuo
yo estaría admirando
tú estarías admirando
Ud./él/ella estaría admirando
nosotros, -as estaríamos admirando
vosotros, -as estaríais admirando
Uds./ellos/ellas estarían admirando
Traducciones

admirar

admire, to admire, astonish

admirar

obdivovat

admirar

beundre

admirar

bewundern

admirar

ihailla

admirar

diviti se

admirar

感心する

admirar

칭찬하다

admirar

bewonderen

admirar

beundre

admirar

podziwiać

admirar

admirar

admirar

beundra

admirar

ชื่นชม

admirar

ngưỡng mộ

admirar

羡慕

admirar

A. VT
1. (= estimar) → to admire
admirar algo/a algnto admire sth/sb
lo admiran por su corajehe is admired for his courage
sus progresos son de admirarhis progress is admirable
2. (= contemplar) [+ cuadro, panorama] → to admire
admiramos el paisaje desde la cimawe admired the scenery from the top of the hill
3. (frm) (= asombrar) → to amaze, astonish
su descaro admiró a todoseveryone was amazed o astonished at o by his nerve
me admira tu ingenuidadyour ingenuity amazes o astonishes me
no es de admirar que haya triunfadoit's hardly surprising that she has won
B. (admirarse) VPR (frm) (= asombrarse) → to be amazed, be astonished
Ejemplos ?
Como el inexperto viajero, después que ha atravesado una gran llanura, se detiene al llegar a un río de rápida corriente que desemboca en el mar, percibe el murmurio de las espumosas aguas y vuelve con presteza atrás; de semejante modo retrocedió el hijo de Tideo, gritando a los suyos: —¡Oh amigos! ¿Cómo nos admiramos de que el divino Héctor sea hábil lancero y audaz luchador!
"Todo lo mio está conmigo" : la justicia, la virtud, la prudencia, aquello mismo de no creer un bien lo que puede ser arrebatado. Admiramos algunos animales que pueden atravesar las llamas sin sufrir daño corporal alguno: ¡cuánto más admirable es un hombre que a través de hierros, ruinas y fuego, se evade incólume e indemne!
Creedme, ¡oh buenos y elocuentísimos varones, dentro de lo que procede!, si vosotros hubierais nacido en aquellos siglos, o esos a quienes admiramos hubieran florecido en éstos, y algún numen hubiera mudado de repente vuestras vidas y vuestros tiempos, ni a vosotros os habría faltado aquel extremado aplauso y gloria, ni a ellos medida y equilibrio.
93.- Al cotejar estos pasos con los dados en Cádiz por las Cortes extraordinarias, al ver que no les habían arredrado las tristes resultas de aquellos, sin desengañarse de que iguales medidas habían de producir idénticos efectos, admiramos que la probidad y pericia de algunos concurrentes a aquellas Cortes, no hubiesen podido desarmar tantos caprichos, hasta que nos enteramos de que por los exaltados novadores se formó empeño, de que asistiesen a presenciar las sesiones el mayor pueblo posible, olvidando en esto la práctica juiciosa de Inglaterra.
Tuvimos, en otros paseos largos que con don Julián hicimos, varias ocasiones de preguntarle de quién era tal o cual población, puesto humilde, modesta chacra o estancia grande, y nos admiramos de la proporción considerable de viudas, o llamada tales, que existen en la campaña.
No podemos rivalizar con uno sin aborrecerle; competimos con otro al paso que le admiramos, pues justamente nuestro ahínco se cifra en igualarle o superarle en cosa buena o grande.
A este propósito cúmpleme decir que admiramos todos la legislación especial que dedica la Santa Iglesia a los misioneros en países paganos por su amplitud y tolerancia con los gentiles en lo que respecta a sus relaciones y trato social, siempre que ello no implique comunicación en la doctrina y moral.
¿Persuadir a éste por ventura que los lacedemonios son aborrecedores de sus hijos, porque experimentan su valor con verlos azotar en público, y los exhortan estando maltratados a que con fortaleza sufran los golpes que les dan, rogándoles perseveren en recibir nuevas heridas sobre las recibidas? Siendo esto así, ¿de qué nos admiramos, si Dios experimenta con aspereza los ánimos generosos?
—Que vengan aquí a pelotear con nosotros: que nos revivifiquemos nuestros rostros con ellos; en verdad, admiramos sus bocas; así, pues, que vengan, dicen los jefes.» —Que al venir traigan lo que tienen: sus anillos, sus guantes; que vengan también con su pelota, dicen los jefes.” “Decidles: —Venid”.
Aquí, frente a nosotros, están algunos de los mejores hombres y mujeres de México, estudiantes, maestros y trabajadores, jóvenes en su mayoría, y sus acciones habrán de despertar la admiración y el respeto, no sólo de quiénes ya los queremos y admiramos.
El síntoma de los valores máximos es la ilimitación Hace poco tiempo — una tarde de primavera, caminando por una galiana de Extremadura, en un ancho paisaje de olivos, a quien daba unción dramática el vuelo solemne de unas águilas, y, al fondo, el azul encorvamiento de la sierra de Gata —, quiso Pío Baroja, mi entrañable amigo, convencerme de que admiramos sólo lo que no comprendemos, que la admiración es efecto de la incomprensión.
Nosotros consagramos estos dos venerables principios: nosotros creemos que todos los hombres son iguales, amamos la tolerancia, el orden y la justicia en todas las materias; respetamos las vidas y propiedades de todos los ciudadanos pacíficos, aunque sean los mismos españoles, residentes en este territorio, admiramos el sufragio universal que asegura la soberanía del pueblo...