adiestrarse

adiestrarse

(aðjes'tɾaɾse)
verbo pronominal
ejercitarse en algo para volverse diestro en ello Se adiestraba en equitación.
Traducciones
Ejemplos ?
Los caballeros que le acompañaron en tan importante gesta fundan una Cofradía o Hermandad Caballeresca, bajo la advocación de San Hermenegildo con el fin de adiestrarse en el manejo de las armas y las prácticas ecuestres y para estar preparados en el combate.
Nacido en una rica familia de hugonotes comerciantes de vino, Albert von Le Coq fue expulsado de la escuela por un grave hecho que nunca trascendió, dado que estaba destinado a continuar el negocio familiar. Siendo un colegial, a los 21 años fue enviado a Londres y a los Estados Unidos para adiestrarse a tal efecto.
Hasta fecialis, la usada para declarar la guerra Hasta amentata, la que tenía una correa (amiento), para lanzarla a distancia hasta ansata, la que llevaba una guarda para defender la mano hasta velitaris, la propia de los velites hasta pura, la que carecía de hierro y se daba como recompensa por hechos de guerra hasta pública, la que se fijaba en los campos a manera de enseña hastapra-pilata, la que carecía de punta y se empleaba para adiestrarse en el manejo hasta centumviralis, la fijada como emblema de autoridad de los centumviros hasta cruenta o sangrienta, la roja que se arbolaba en señal de saqueo Equipo personal en el ejército romano
Ante el alistamiento masivo frente al invasor, la Junta decide que quienes acudan a adiestrarse en el manejo de las armas, se organicen provisionalmente en cantones, creándose los de Llanes, Baza, San Isidro y Cerezal, éste último perteneciente a la demarcación del partido de Castropol.
Antonio y Dª María estaba reducida por entonces a tres hijos varones, non natos aún los restantes, y adscrito ya el primogénito, Manuel, al ejército del Milanesado. ¿Qué otra ocasión pintiparada tuvo si no nuestro héroe para adiestrarse en el manejo de las lenguas alemana y francesa?
Su arma característica era el revólver de seis tiros. También utilizaban rifles, lazos y cuchillos curvos, y pronto comenzaron a adiestrarse en rastreo y lucha.
Dada la importancia que ésta revestía, en 1828 el gobernador expidió el Reglamento para la Milicia Cívica de Nuevo León; en él se establecía que todo ciudadano entre los 21 y los 50 años estaba obligado a adiestrarse militarmente, con la excepción de jornaleros, profesores, funcionarios e inválidos.
Beresford ordenó el secuestro de todas las armas en poder de particulares, pero muchas pudieron ser escondidas. En secreto, Álzaga organizó un ejército de casi tres mil hombres, a los que envió a adiestrarse en el campamento de Perdriel.
La mayoría de estas polis no tenían un ejército permanente y era un deber de los ciudadanos adiestrarse militarmente con objeto de estar preparados para defender a su ciudad como hoplitas.
De regreso sustentó una conferencia en el colegio Gómez de la Torre de Ibarra, luego habló en Otavalo. Enseguida escaló el Guagua Pichincha para adiestrarse en andinismo.
Nació en Ferrara en 1497, y fue aquí donde debió adiestrarse en el arte de la escultura, trabajando el estuco y la terracota, materiales que siguieron siendo sus predilectos.
Llevaban una dotación reducida, compuesta por marineros italianos y algunos españoles, que estaban en Italia desde hacía ya algún tiempo para adiestrarse en su manejo.