ademán


También se encuentra en: Sinónimos.

ademán

(Del lat. ad, a + de, de + manus, mano.)
1. s. m. Movimiento o actitud del cuerpo que manifiesta un estado de ánimo o un sentimiento la delató un ademán de fatiga. gesto
2. s. m. pl. Acciones y modos de comportamiento externos sus ademanes evidencian su buena educación. modales

ademán

 
m. Movimiento o actitud con que se manifiesta un afecto del ánimo.
En ademán de. loc. adv. En actitud de ir a ejecutar algo.
m. pl. Modales.

ademán

(aðeˈman)
sustantivo masculino
1. movimiento corporal que refleja un estado de ánimo un ademán de impaciencia
con determinada actitud en ademán de ruego
2. movimiento corporal que refleja una intención Hizo un ademán de huir pero el policía lo detuvo.
Sinónimos

ademán

Traducciones

ademán

cenno, gesto, mossa

ademán

krok

ademán

bevægelse

ademán

Umzug

ademán

siirto

ademán

potez

ademán

移動

ademán

행동

ademán

actie

ademán

flytting

ademán

ruch

ademán

flytt

ademán

การดำเนินการ

ademán

hareket

ademán

sự di chuyển

ademán

行动

ademán

SM
1. [de mano] → gesture, movement; (= postura) → posture, position
en ademán de hacer algoas if to do sth, getting ready to do sth
hacer ademán de hacerto make as if to do, make a move to do
hacer ademanesto gesture, make signs
2. ademanes (= modales) → manners
Ejemplos ?
Por último: el buen don Alvaro se volvió hacia Angustias en ademán interrogante o sea explorando si quería añadir alguna cosa a la relación de los demás; y, viendo que la joven se limitaba a hacer un leve saludo negativo, tomó su excelencia las precauciones nasales y laríngeas, asi como la expedita y grave actitud de quien se dispusiese a hablar en un Senado (era senador), y dijo entre serio y afable...
La voz, el ademán y el vestido eran iguales en las dos: Me saludaron con esa unción un poco rancia de las señoras devotas: Las dos sonreían con una sonrisa pueril y meliflua que parecía extenderse en la sombra mística de las mantillas sujetas al peinado con grandes alfilerones de azabache.
L MARGEN DEL ACTA DE LA INDEPENDENCIA Recopilado en "Estudios Históricos e Internacionales", de Felipe Ferreiro, Edición del Ministerio de Relaciones Exteriores, Montevideo, 1989 :AL MARGEN DEL ACTA DE LA INDEPENDENCIA Muy diversas situaciones vinieron a resolver, por una parte, nuestra Declaratoria de Independencia del 25 de Agosto de 1825 y, por la otra, las actas similares de los demás estados americanos, incluidos en el número, los Estados Unidos y el Brasil. Ninguno de los países hermanos y vecinos soportaba conquistadores al decidir erguirse en ademán de suprema rebeldía.
Pisando el suelo con ademán pulido, barbilucio, gayado de colores el pañuelo, en afeites envuelto, ¿ese tan lucio, tan vestido y compuesto, es algún dije que del país nos vino de Confucio?
Junto a aquella puerta, arrebujado el cuerpo en un mantón de puntas, con un pañuelo de seda caído sobre los ojos, la cara pintarrajeada y el ademán grosero y desenvuelto, había una mujer, una mercenaria del arroyo, una de esas mercenarias del vicio que se venden en la sombra, como temerosas de que la luz, mostrando sus miserias, disminuya su precio; una de las muchas víctimas que el hambre, la ignorancia y el abandono arrojan en medio de la calle, y que mendigan un pedazo de pan cuando brindan con placeres al transeúnte.
Pipa, que no se parecía en nada a las eminencias de nuestra esclarecida sociedad, lejos de sofocar aquella naciente inteligencia, soltó la presa que tenía agarrada y se dispuso, después de mirar a los suyos, a prestarle toda la influencia de su posición. -Sígueme -le dijo con ademán solemne.
(Saca la flecha y la muestra al gobernador con terrible ademán.) Si hubiese tocado a mi hijo del alma, con esta segúnda flecha disparaba contra vos, y juro al cielo que esta vez...
A veces, esa sensibilidad trascendente se convierte en una constante espera, y cada minuto pasa ante nosotros, con el índice en los labios, en ademán de inminencia.
En esa actitud se extasiaba largo tiempo, sorbiendo a ojos cenados el agua fría.Violentándose a tal ademán, las manos en un rol de nuevos pies,asentado en la tierra por medio de dos órdenes de columnas, Miguel modelaba la línea victoriosa de los arcos.
Entró do estaba el convite gentil el recién venido; hizo gracia con el morado sombrero, y atrevido en denodado ademán a doña Blanca se fué; y después de haber pedido su venia, ante ella galán quedó en pie.
Y tal quien al tierno infante Abandonado al azar, Acogió en su propia casa Con cariño paternal. El es quien solo en su cuarto Cerrado por dentro está, Sentado frente á una mesa Con pensativo ademán.
Y si por caso el que demanda nombra a su bella y perdida Valentina, ante él evoca su tremenda sombra, y el infeliz Genaro en el instante, a su nombre funesto enloqueciendo, con sus gritos la sala ensordeciendo, con su ademán y gesto delirante demuestra lo que su alma está sufriendo; y de su amada en su ilusión amante la cabeza fatal tiene delante.