adúltero


También se encuentra en: Sinónimos.

adúltero, a

(Del lat. adulter, -era.)
1. adj./ s. Que comete adulterio fue acusada públicamente de adúltera.
2. adj. Del adulterio o de quien lo comete.
3. Que está desnaturalizado o corrompido.

adúltero, -ra

 
adj.-s. Que comete adulterio.
fig.Mixtificado, corrompido, viciado.
Sinónimos

adúltero:

amancebadoinfiel, adulterino, abarraganado,
Traducciones

adúltero

adúltero

adúltero

/a
A. ADJadulterous
B. SM/Fadulterer/adulteress
Ejemplos ?
No se omite tampoco la razón por qué Escévola no admite el género poético de los dioses, y es porque de tal manera afean y desfiguran a los dioses, que ni siquiera se pueden comparar a los hombres de bien, haciendo al uno ladrón y al otro adúltero.
El adúltero, como vio la mujer estar bajada, alumbrando a su marido, burlábala; y ella, con astucia, metida la cabeza en el tonel, burlaba del marido, diciendo: -Rae aquí y allí y quita esto y esto otro, mostrándole con el dedo, hasta que la obra de entrambos fue acabada.
De la misma manera sufro vuestros errores, como Júpiter Óptimo Máximo sufre los disparates de los poetas: uno de los cuales le puso alas, otro cuernos, otro lo introduce adúltero y trasnochador: otro lo hace cruel contra los dioses, otro injusto con los hombres, otro arrebatador, y violador de nobles, hasta en sus propios parientes: otro matador de su padre, y conquistador del ajeno y paterno reino.
Sobre los adúlteros Si al que la ajena hacienda a hurtar se atreve justa ley al patíbulo condena, con más justicia sentenciar se debe a la postrera irreparable pena al adúltero vil que roba aleve la honra, la fama y la quietud ajena: pues, si riqueza aquél y éste honra y calma, el uno roba al cuerpo, el otro a el alma.
740 Grito yo, en mala hora farsante: “Delante tienes en mala hora fingido a un adúltero: tu verdadero esposo era yo: conmigo, perjura, como testigo has sido cogida”; ella nada; en su callado pudor únicamente vencida, de esos insidiosos umbrales, y con ellos de su esposo en mala hora, huye, y ofendida del mío, por todo el género llena de odio de los hombres, 745 por los montes erraba a los afanes dedicada de Diana.
Como allí llegaron, vino un viejo con mucha ansia y pena, llorando y mesándose sus canas honradas, y con ambas manos se agarró a la tumba, dando grandes voces entre sollozos y lloros, diciendo: -Por la fe que mantenéis, ¡oh ciudadanos!, y por la piedad de la república, que socorráis al triste muerto; vengad con mucha atención y severidad tan gran traición y maldad contra esta nefanda y mala mujer: porque ésta, y no otro alguno, mató con hierbas a este mezquino mancebo, hijo de mi hermana, por complacer a su adúltero y por robarle su hacienda.
Para esto conviene que sepamos que puede suceder que alguno me haga injuria y que yo no la reciba, como si una persona, habiendo hurtado alguna cosa de mi granja, me la pusiese en mi casa: este tal cometió hurto, pero yo no perdí cosa alguna; así, puede uno ser dañador sin hacer daño. Acuéstase un casado con su mujer juzgando que es ajena; éste será adúltero sin que lo sea la mujer.
Digo que hallé en ella un pedazo de jamón famoso, y, por gozarle y poderle sacar sin rumor, saqué los follados a la calle, y allí me entregué en el jamón a toda mi voluntad, y cuando volví al aposento hallé que el bretón daba voces diciendo en lenguaje adúltero y bastardo, aunque se entendía, que le volviesen sus calzas, que en ellas tenía cincuenta escuti d'oro in oro.
Y entonces Zeus encaminó por otro rumbo la carrera de las siete Pléyades, é hizo sucederse los asesinatos á los asesinatos entre los Atreidas, y celebrarse la comida á que dió nombre Tiestes, y aparecer el lecho adúltero de la pérfida cretense Aeropa; y por último, acaeció la desgracia de mi padre y de los míos, debida al miserable destino de nuestra casa.
57 Pulcramente les va a estos inmorales sodomitas, a Mamurra, el bardaje, y a César, y no es admirable: manchas pares en los dos, urbana la una, y aquella formiana, impresas en ellos residen y no se limpiarán, morbosos al par, gemelos los dos, en una misma camilla instruidillos ambos, no éste que aquél más voraz adúltero, rivales socios de las chiquillas.
¿Qué mujer no le pide con vehemente ruego la hermosura, sin ver que en ella consigue el riesgo de la honestidad y la dolencia de su reputación? ¿Qué mancebo no desea gentileza y donaire, y con ella adquiere el aparato para adúltero, y los méritos para deshonesto?
Red invisible y sutil, que pone en prisiones duras al adúltero guerrero que de las batallas triunfa; cuarto cielo y sol segundo, que el primero deja a escuras cuando acaso deja verse: que el verle es caso y ventura; grave embajador, que hablas con tan estraña cordura, que persuades callando, aún más de lo que procuras; del segundo cielo tienes no más que la hermosura, y del primero, no más que el resplandor de la luna; esta esfera sois, Costanza, puesta, por corta fortuna, en lugar que, por indigno, vuestras venturas deslumbra.