adán


También se encuentra en: Sinónimos.

adán

(De Adán, primer hombre creado por Dios, según la Biblia.)
1. s. m. coloquial Hombre sucio y desaliñado.
2. coloquial Hombre apático y descuidado.

adán

 
m. fig. y fam.Hombre desaliñado y sucio o haraposo.
Hombre apático y descuidado.

Adán

  ('Ādam)
bib. Según el Génesis, primer hombre, creado por Dios a su imagen y semejanza. Este le dio por compañera a Eva. Puestos en el paraíso, desobedecieron a Dios. (V. pecado original.)

adán

(a'ðan)
sustantivo masculino
hombre de aspecto o actitud descuidado Anda hecho un adán por la vida.
Sinónimos
Traducciones

adán

Adam

adán

آدم

adán

Adam

adán

Adam

adán

Adam

adán

Adam

adán

Adamo

adán

Aadam

adán

آدم

adán

Aadam

adán

Adam

adán

Adam

adán

Adam

adán

Adamo

adán

Adam

adán

Adam

adán

Adam

adán

Adam

adán

Adam

adán

อาดม

adán

Adem

Adán

SMAdam

adán

SM (= sucio) → scruffy fellow; (= vago) → lazy fellow
estar hecho un adánto be terribly shabby
Ejemplos ?
El suceso se remontaba nada menos que a algunos años después de haber sido arrojado del Paraíso el rebelde matrimonio, con la sentencia de ganarse el pan trabajando. Adán se pasaba los días destripando terrones y temblando por sus cosechas; Eva arreglaba, en la puerta de su masía, sus zagalejos de hojas..., y cada año un chiquillo más formándose en tomo de ellos un enjambre de bocas que sólo sabían pedir pan, poniendo en un apuro al pobre padre.
Anoche, hablando con el arcángel Miguel, preguntaba: «~,Qué será de aquellos perdidos?» Eva quedó como anonadada por tanto honor. Llamó a gritos a Adán, que estaba en un bancal vecino doblando, como siempre, el espinazo.
OSOTROS creemos en Dios el Eterno Padre, y en su Hijo Jesucristo, y en el Espíritu Santo. Creemos que los hombres serán castigados por sus propios pecados, y no por la transgresión de Adán.
Nosotros creemos en Dios el Eterno Padre, y en su Hijo Jesucristo, y en el Espíritu Santo. Creemos que los hombres serán castigados por sus propios pecados, y no por la transgresión de Adán.
No faltaba quienes murmurasen de la familiaridad con que su excelencia trataba á un negro con un jeme de jeta; pero el buen virrey acallaba la murmuración diciendo:— El talento y la virtud no son blancos, negros, ni amarillos; y Cristo en el Calvario murió por los blancos, por los negros, por los amarillos, por la humanidad entera. Todos venimos de Adán y Eva, y las razas no son más que variedades de la unidad.
Recuerdo también haberla visto de saya y manto entre las traviesas tapadas que á las procesiones solemnes concu- rrían, y que con sus graciosas agudezas traían al retortero á los golosos descendientes de Adán.
Desde Garcilaso y Montesinos, hasta Córdova y Men- diburu, todos los historiágrafos del Perú la son familiares. No son muchos los hijos de Adán que pueden preciarse de aven- tajarla en este terreno.
Y al estrecharla así, al comprender que en ella estaban mi porvenir y el porvenir de la Humanidad futura, que éramos la pareja, los únicos supervivientes, el Adán y la Eva, no en el Paraíso, sino en páramo del dolor, no supe bien lo que sentía.
Juan, llenando una concha de agua pura, la derramó sobre Jesús entera. La voz de Jehová tronó en la altura, y la raza de Adán la mancha impura perdió de su fatal culpa primera.
De Adán el primer pecado no vino en Vos a caer; que quiso Dios preservaros limpia como para Él. De Vos el Verbo encarnado recibió humano ser, y quiere toda pureza quien todo puro es también.
No aparece el edicto en el proceso, y por eso no puedo asegurar sí había ó no pena de excomunión para las hijas de Eva que se obstinasen en seguir abultando el hemisferio occidental, dando con ello motivo de picadero á nosotros los pobrecitos nietos de Adán.
Sin un realillo de vellón, sin ropa, con la grasicnta faja en la cintura, conservando tu estólida gordura con la olla podrida y mala sopa. Pronto vestiste como Adán decente; que cariñoso, liberal, clemente, de la escoria te alzó noble peruano.