Ejemplos ?
Ahora bien, sojuzgada Rumania, Polonia también quedaría a merced de los alemanes si Rusia y las grandes potencias democráticas no acuden en su auxilio.
Al ruido y voces y que todos dimos, acuden los huéspedes y vecinos y métense en medio, y ellos muy enojados procurándose desembarazar de los que en medio estaban, para se matar.
¡No parece sino que esta noche anda revuelta toda esa endiablada raza de judíos !... ¿Dónde diantres se tendrán dada cita con Satanás, que todos acuden a mi barca, teniendo tan cerca el puente?...
Sobre todo cuando se ha anunciado galerna y el cielo ceniciento gravita a lo largo de la costa, acuden por docenas, con un rumor de alarma, ligeras y trémulas bajo las ráfagas.
Algunos intereses gremiales y corporativos buscan apoderarse de la agenda pública en detrimento del interés general, y acuden alegremente a las medidas de hecho para sustituir los mecanismos de nuestro Estado de Derecho.
L REY DON FELIPE SEGUNDO AUTORIZA AL CABILDO DE QUITO QUE DURANTE TRES AÑOS CON LA GANANCIA DE LOS REPARTIMIENTOS DE INDIOS QUE FUEREN A LA CAJA REAL SE PAGUEN TRESCIENTOS PESOS CADA UN AÑO CORRIDO PARA MANTENER Y SUSTENTAR EL COLEGIO SAN ANDRES DE ARTES, OFICIOS Y LETRAS DONDE ACUDEN LOS INDIOS A INSTRUIRSE.
Los jxidres y deudos de las sabinas acuden con poco brío y por pura fórmula; pero hay siempre algunos mozos del pueblo, galancetes no correspondidos por las muchachas, que por berrinche, reparten garrotazos ala de veras sobre los raptores.
Ningún Estado deberá ser obligado a otorgar un tratamiento preferencial a la inversión extranjera; b) reglamentar y supervisar las actividades de empresas transnacionales que operen dentro de su jurisdicción nacional y adoptar medidas para asegurarse de que esas actividades se ajusten a sus leyes, reglamentos y disposiciones y estén de acuerdo con sus políticas económicas y sociales. Las empresas transnacionales no intervendrán en los asuntos internos del Estado al que acuden.
Los amigos de éstos acuden in- mediatamente á prestarles ayuda y brazo fuerte, y en alguna festividad fué tan descomunal la batalla, que hasta San Pedro resultó con la cabeza separada del tronco, lo que dio campo á los envidiosos pueblos vecinos para que bautizasen á los co- ronguinos con el mote de mata á San Pedro.
¡Todos aquí, para recibirlo con una descarga cerrada! (Todos acuden al llamado y preparan sus fusiles.) (Una voz de fuera: ¡rendíos!) ¡Fuego!
Los pasivos alzan el clamor llamándose apóstoles de la evolución y condenando todo lo que tiene algo de rebeldía; apelan al miedo, hacen llamamientos patéticos al patriotismo; acuden a la ignorancia y llegan a aconsejar al pueblo que se deje matar y ultrajar en los próximos comicios y vuelvan una y otra vez a ejercer pacíficamente el derecho de sufragio, a que una y otra vez lo burlen y lo asesinen los tiranos.
Hay muchos obreros que luchan contra los amos en diferentes formas, pero cuyos hijos acuden a las escuelas que éstos mantienen para encarrilar a la humanidad por el camino que a ellos les place.