acostar

(redireccionado de acostaron)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con acostaron: acuesto

acostar

(Derivado del lat. costa, costilla, costado, lado.)
1. v. tr. y prnl. Poner a una persona tumbada para que duerma o descanse se acostó porque estaba agotado.
2. Acercar una cosa a otra los dos coches se acostaron tanto que se temía una colisión. aproximar
3. NÁUTICA Arrimar el costado de una embarcación. abarloar
4. v. intr. Llegar una embarcación a la costa.
5. Pararse, inclinarse la aguja de la balanza en una posición distinta a la de equilibrio.
6. v. intr. y prnl. Inclinarse una cosa hacia un lado, especialmente los edificios con los temblores, la casa se acostó bastante. ladear
7. Mostrar inclinación o adhesión por una cosa últimamente se acostaba mucho a las ideas de su padre.
8. v. prnl. coloquial Unirse una pareja sexualmente.
NOTA: Se conjuga como: contar

acostar

 
tr.-prnl. Echar o tender [a uno] para que descanse.
Arrimar o acercar [el costado de una embarcación]. Por ext. se dice de otras cosas.
intr.-prnl. Inclinarse hacia un lado, esp. los edificios.
fig.Adherirse, inclinarse.
intr. Llegar a la costa.
V. conjugación (cuadro) [5] como contar.

acostar

(akosˈtaɾ)
verbo transitivo
poner a alguien en forma horizontal para que descanse acostar a los niños

acostar


verbo intransitivo
arribar o llegar a la costa El barco acostó en tierras desconocidas.

acostar


Participio Pasado: acostado
Gerundio: acostando

Presente Indicativo
yo acuesto
tú acuestas
Ud./él/ella acuesta
nosotros, -as acostamos
vosotros, -as acostáis
Uds./ellos/ellas acuestan
Imperfecto
yo acostaba
tú acostabas
Ud./él/ella acostaba
nosotros, -as acostábamos
vosotros, -as acostabais
Uds./ellos/ellas acostaban
Futuro
yo acostaré
tú acostarás
Ud./él/ella acostará
nosotros, -as acostaremos
vosotros, -as acostaréis
Uds./ellos/ellas acostarán
Pretérito
yo acosté
tú acostaste
Ud./él/ella acostó
nosotros, -as acostamos
vosotros, -as acostasteis
Uds./ellos/ellas acostaron
Condicional
yo acostaría
tú acostarías
Ud./él/ella acostaría
nosotros, -as acostaríamos
vosotros, -as acostaríais
Uds./ellos/ellas acostarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo acostara
tú acostaras
Ud./él/ella acostara
nosotros, -as acostáramos
vosotros, -as acostarais
Uds./ellos/ellas acostaran
yo acostase
tú acostases
Ud./él/ella acostase
nosotros, -as acostásemos
vosotros, -as acostaseis
Uds./ellos/ellas acostasen
Presente de Subjuntivo
yo acueste
tú acuestes
Ud./él/ella acueste
nosotros, -as acostemos
vosotros, -as acostéis
Uds./ellos/ellas acuesten
Futuro de Subjuntivo
yo acostare
tú acostares
Ud./él/ella acostare
nosotros, -as acostáremos
vosotros, -as acostareis
Uds./ellos/ellas acostaren
Imperativo
acuesta (tú)
acueste (Ud./él/ella)
acostad (vosotros, -as)
acuesten (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había acostado
tú habías acostado
Ud./él/ella había acostado
nosotros, -as habíamos acostado
vosotros, -as habíais acostado
Uds./ellos/ellas habían acostado
Futuro Perfecto
yo habré acostado
tú habrás acostado
Ud./él/ella habrá acostado
nosotros, -as habremos acostado
vosotros, -as habréis acostado
Uds./ellos/ellas habrán acostado
Pretérito Perfecto
yo he acostado
tú has acostado
Ud./él/ella ha acostado
nosotros, -as hemos acostado
vosotros, -as habéis acostado
Uds./ellos/ellas han acostado
Condicional Anterior
yo habría acostado
tú habrías acostado
Ud./él/ella habría acostado
nosotros, -as habríamos acostado
vosotros, -as habríais acostado
Uds./ellos/ellas habrían acostado
Pretérito Anterior
yo hube acostado
tú hubiste acostado
Ud./él/ella hubo acostado
nosotros, -as hubimos acostado
vosotros, -as hubísteis acostado
Uds./ellos/ellas hubieron acostado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya acostado
tú hayas acostado
Ud./él/ella haya acostado
nosotros, -as hayamos acostado
vosotros, -as hayáis acostado
Uds./ellos/ellas hayan acostado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera acostado
tú hubieras acostado
Ud./él/ella hubiera acostado
nosotros, -as hubiéramos acostado
vosotros, -as hubierais acostado
Uds./ellos/ellas hubieran acostado
Presente Continuo
yo estoy acostando
tú estás acostando
Ud./él/ella está acostando
nosotros, -as estamos acostando
vosotros, -as estáis acostando
Uds./ellos/ellas están acostando
Pretérito Continuo
yo estuve acostando
tú estuviste acostando
Ud./él/ella estuvo acostando
nosotros, -as estuvimos acostando
vosotros, -as estuvisteis acostando
Uds./ellos/ellas estuvieron acostando
Imperfecto Continuo
yo estaba acostando
tú estabas acostando
Ud./él/ella estaba acostando
nosotros, -as estábamos acostando
vosotros, -as estabais acostando
Uds./ellos/ellas estaban acostando
Futuro Continuo
yo estaré acostando
tú estarás acostando
Ud./él/ella estará acostando
nosotros, -as estaremos acostando
vosotros, -as estaréis acostando
Uds./ellos/ellas estarán acostando
Condicional Continuo
yo estaría acostando
tú estarías acostando
Ud./él/ella estaría acostando
nosotros, -as estaríamos acostando
vosotros, -as estaríais acostando
Uds./ellos/ellas estarían acostando
Sinónimos

acostar

transitivo
(marina) acercar, aproximar, aconchar (marina), atracar (marina).

acostar:

yacerdormir, encamar, tender, echar, recostar, tumbar,
Traducciones

acostar

lay, puttobed

acostar

coucher

acostar

corricare

acostar

A. VT
1. (= tender) → to lay down
2. (en cama) → to put to bed
3. (Náut) → to bring alongside
B. (acostarse) VPR
1. (= tumbarse) → to lie down; (= ir a dormir) → to go to bed (LAm) (= dar a luz) → to give birth
nos acostamos tardewe went to bed late
Pilar se acostó con JuanPilar went to bed o slept with Juan
ella se acuesta con cualquierashe sleeps around
es hora de acostarseit's bedtime
2. (= inclinarse) → to lean, bend

acostar

vi. to lay down, to put to bed;
vr. to go to bed, to lie down;
hora de ___bedtime.
Ejemplos ?
Del último asilo, oscuro y estrecho, abrió la piqueta el nicho a un extremo; allí la acostaron, tapiáronla luego, y con un saludo despidióse el duelo.
Rezaron sus oraciones, se acostaron, durmiéronse y soñaron que de los zapatitos salían bueyes, caballos, carretas, trompos y mil otros juguetes; y en cuanto amaneció despertaron, se vistieron precipitadamente y corrieron al punto donde aquéllos estaban.
Toda la noche estuvo el próvido Zeus meditando como les causaría males, hasta que por fin tronó de un modo horrible: el pálido temor se apoderó de todos; derramaron a tierra el vino de las copas, y nadie se atrevió a beber sin que antes hiciera libaciones al prepotente Cronión. Después se acostaron y el don del sueño recibieron.
La mujer y los niños del extranjero acogieron a la princesa con cariño, la hicieron comer manjares que ella jamás había probado y luego la acostaron con la otra niña en una pobre cama donde la princesita no tardó en quedarse profundamente dormida.
El duque se equivocó varias veces, pero los otros tres tenían tal experiencia de los culos que no erraron una sola vez. Luego se acostaron, y el día siguiente les trajo nuevos placeres y algunas nuevas reflexiones.
-Qué podrá ser, pensaba para sí, sin duda su saco está lleno de piedras preciosas: me alegraría unírsele al asno y a la mesa, pues todas las cosas buenas entran por tres. Cuando se acostaron, el joven se echó en un banco, y se puso el saco debajo de la cabeza a manera de almohada.
Hecho el trato, a las doce se acostaron; matan la luz, empiezan las quimeras, y ocho postas seguidas galoparon sin dar paz a riñones ni a caderas; mas luego que la nona comenzaron paró la moza sus asentaderas, porque la pobre ya más no podía.
-Veremos lo que nos conviene, replicó la mujer. Después comieron y se acostaron. Continuaron así durante ocho o quince días, pero al fin dijo la mujer: -¡Escucha, marido mío: esta casa es demasiado estrecha, y el patio y el huerto son tan pequeños!...
Por fin Constanza le hizo ver su error, le rogó que le permitiera conducirlo a su alcoba donde encontraría a Alina muy sumisa a todo lo que él quisiera exigirle y el duque, quien enteramente borracho y de muy buena fe no tenía otro propósito en realidad que el de dar por el culo a Alina, se dejó llevar; esa hermosa joven lo recibió y se acostaron; Constanza se retiró y volvió la calma al aposento de las muchachas.
Le hicieron tragar un gran vaso de elixir para reparar sus fuerzas, Mimí y Colomba lo acostaron en un sofá para que hiciera la siesta y no se separaron de él.
Se acostaron juntos no sólo esa noche sino también el día siguiente y el otro, cerrando bien las puertas de la cripta de modo que si pasase por allí tanto un familiar como un desconocido, creyeran que la fiel mujer había muerto sobre el cadáver de su esposo.
Enseguida se acostaron y levantando de costado la mitad de su cuerpo, mirando hacia donde sale el sol, con las manos en su corazón y las piernas semidobladas, iniciaron su meditación.