acondicionarse


Búsquedas relacionadas con acondicionarse: acondicionador

acondicionarse

(akonðiθjoˈnarse)
verbo pronominal
adquirir una persona una condición acondicionarse para hacer deporte
Ejemplos ?
El Rey (¡Yo necesito saber quién es ese recluta!) (Se retira.) El General ¡A ver! ¿Tenéis algún carro que pueda acondicionarse para llevar cómodamente a una persona?
(Caracas) Cines Unidos LÍDER (1 sala: Líder de Autor) Las Salas invitadas, que son espacios que tradicionalmente no proyectan obras cinematográficas, pero pueden acondicionarse para este fin.
El Estadio Municipal: Es el lugar donde la afición deportiva del distrito acude a presenciar los partidos de la liga futbolística cada domingo. Además de acondicionarse en otras fechas para diversos eventos artísticos y/o culturales.
Incluso se pueden ver partes de los coches desperdigadas por los tramos debido a su extrema dureza. Los vehículos utilizados en la carrera deben acondicionarse para las etapas que enfrentan terreno rocoso y altas velocidades.
Complejo hotelero que cuenta con 52 habitaciones, las cuales pueden acondicionarse como cuartos dobles o triples, con una capacidad de 130 huéspedes.
Estos modelos educativos deben acondicionarse a las características de la población de este sector, según sea su nivel educativo, si son internos, si viven residencias, etc.
En estos años empieza a acondicionarse como parque urbano, aunque su existencia como tal se remonta a 1966, cuando la entonces Comisaria Municipal de Urbanismo (hoy Gerencia de Urbanismo) cede al Ayuntamiento de Madrid este terreno arbolado, en forma de montículo, que salva un amplio desnivel, de 400.000 metros cuadrados de superficie.
El día 11 de abril de 1855 se inauguró como parroquia de San Pedro, después de repararse y acondicionarse, bajo la tutela del arquitecto Ramón Villanueva, con una subvención del Gobierno de la reina Isabel II, merced a las activas gestiones del entonces párroco Don Jaime Borra y las diligencias practicadas por el ayerbense Don Mariano Soler, por entonces Magistrado de Pamplona.
Esta característica se ha aprovechado en la comercialización de este tipo de plantas, ya que al iniciarse el período de reposo, los bulbos pueden arrancarse del terreno y acondicionarse para su venta, pudiendo permanecer secos, sin substrato alguno, durante semanas o meses.
El 13 de abril de 1855, La antigua iglesia de Nuestra Señora del Remedio se inauguró como parroquia de San Pedro, después de repararse y acondicionarse con una subvención del Gobierno de la reina Isabel II, gracias a las activas gestiones del entonces párroco Don Jaime Borra y las diligencias practicadas por el ayerbense Don Mariano Soler, por entonces Magistrado de Pamplona.
En el mes de octubre de ese mismo año entró en el arsenal de La Carraca con el propósito de acondicionarse para una nueva campaña en América.
El día 11 de abril de 1855 se inauguró como parroquia de San Pedro, después de repararse y acondicionarse, bajo la tutela del arquitecto Ramón Villanueva, con una subvención del Gobierno de la reina Isabel II, mercéd a las activas gestiones del entonces párroco Don Jaime Borra y las diligencias practicadas por el ayerbense Don Mariano Soler, por entonces Magistrado de Pamplona.