acolar

(redireccionado de acolados)

acolar


Participio Pasado: acolado
Gerundio: acolando

Presente Indicativo
yo acolo
tú acolas
Ud./él/ella acola
nosotros, -as acolamos
vosotros, -as acoláis
Uds./ellos/ellas acolan
Imperfecto
yo acolaba
tú acolabas
Ud./él/ella acolaba
nosotros, -as acolábamos
vosotros, -as acolabais
Uds./ellos/ellas acolaban
Futuro
yo acolaré
tú acolarás
Ud./él/ella acolará
nosotros, -as acolaremos
vosotros, -as acolaréis
Uds./ellos/ellas acolarán
Pretérito
yo acolé
tú acolaste
Ud./él/ella acoló
nosotros, -as acolamos
vosotros, -as acolasteis
Uds./ellos/ellas acolaron
Condicional
yo acolaría
tú acolarías
Ud./él/ella acolaría
nosotros, -as acolaríamos
vosotros, -as acolaríais
Uds./ellos/ellas acolarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo acolara
tú acolaras
Ud./él/ella acolara
nosotros, -as acoláramos
vosotros, -as acolarais
Uds./ellos/ellas acolaran
yo acolase
tú acolases
Ud./él/ella acolase
nosotros, -as acolásemos
vosotros, -as acolaseis
Uds./ellos/ellas acolasen
Presente de Subjuntivo
yo acole
tú acoles
Ud./él/ella acole
nosotros, -as acolemos
vosotros, -as acoléis
Uds./ellos/ellas acolen
Futuro de Subjuntivo
yo acolare
tú acolares
Ud./él/ella acolare
nosotros, -as acoláremos
vosotros, -as acolareis
Uds./ellos/ellas acolaren
Imperativo
acola (tú)
acole (Ud./él/ella)
acolad (vosotros, -as)
acolen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había acolado
tú habías acolado
Ud./él/ella había acolado
nosotros, -as habíamos acolado
vosotros, -as habíais acolado
Uds./ellos/ellas habían acolado
Futuro Perfecto
yo habré acolado
tú habrás acolado
Ud./él/ella habrá acolado
nosotros, -as habremos acolado
vosotros, -as habréis acolado
Uds./ellos/ellas habrán acolado
Pretérito Perfecto
yo he acolado
tú has acolado
Ud./él/ella ha acolado
nosotros, -as hemos acolado
vosotros, -as habéis acolado
Uds./ellos/ellas han acolado
Condicional Anterior
yo habría acolado
tú habrías acolado
Ud./él/ella habría acolado
nosotros, -as habríamos acolado
vosotros, -as habríais acolado
Uds./ellos/ellas habrían acolado
Pretérito Anterior
yo hube acolado
tú hubiste acolado
Ud./él/ella hubo acolado
nosotros, -as hubimos acolado
vosotros, -as hubísteis acolado
Uds./ellos/ellas hubieron acolado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya acolado
tú hayas acolado
Ud./él/ella haya acolado
nosotros, -as hayamos acolado
vosotros, -as hayáis acolado
Uds./ellos/ellas hayan acolado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera acolado
tú hubieras acolado
Ud./él/ella hubiera acolado
nosotros, -as hubiéramos acolado
vosotros, -as hubierais acolado
Uds./ellos/ellas hubieran acolado
Presente Continuo
yo estoy acolando
tú estás acolando
Ud./él/ella está acolando
nosotros, -as estamos acolando
vosotros, -as estáis acolando
Uds./ellos/ellas están acolando
Pretérito Continuo
yo estuve acolando
tú estuviste acolando
Ud./él/ella estuvo acolando
nosotros, -as estuvimos acolando
vosotros, -as estuvisteis acolando
Uds./ellos/ellas estuvieron acolando
Imperfecto Continuo
yo estaba acolando
tú estabas acolando
Ud./él/ella estaba acolando
nosotros, -as estábamos acolando
vosotros, -as estabais acolando
Uds./ellos/ellas estaban acolando
Futuro Continuo
yo estaré acolando
tú estarás acolando
Ud./él/ella estará acolando
nosotros, -as estaremos acolando
vosotros, -as estaréis acolando
Uds./ellos/ellas estarán acolando
Condicional Continuo
yo estaría acolando
tú estarías acolando
Ud./él/ella estaría acolando
nosotros, -as estaríamos acolando
vosotros, -as estaríais acolando
Uds./ellos/ellas estarían acolando
Ejemplos ?
ver: § Iglesia católica Las armas pueden ser acolados por insignias lineales: bastón de mariscal, cetro, mano de justicia, estandarte, cruz de procesión, cruz de abad, bastón pastoral...
Existen, además, en la margen del texto, a manera de apostilla, dos escudos: uno en forma de ancha almendra, característico también del siglo XIII, y el otro romboidal, es decir, blasón de dama, salvo excepciones rarísimas como las de algunos Visconti; pero los Visconti eran lombardos, y en la época de mi documento, recién conquistaban la soberanía milanesa. Además, los blasones en cuestión, se hallan acolados, lo que indica unión conyugal.
En el centro, una Cruz de Santiago, de gules. En la parte inferior de esta cruz se disponen dos escudos acolados en campo oval. En el de la diestra, en campo púrpura, el Crismón potenzado de oro.
Está formado por la Cruz de Santiago en gules y flanqueada por dos óvalos acolados, el diestro muestra sobre el fondo celeste el anagrama de María en oro y el izquierdo está dividido en dos por una barra en oro que muestra en su parte inferior unas bandas paralelas en gules y otro, mientras que en la parte superior, sobre fondo en plata aparecen tres cruces de Santiago en oro.
Completan el paso faldones en terciopelo morado con el escudo de la Hermandad bordado Corona de espinas. Dentro de ella, dos óvalos acolados y enmarcados en oro.
Aun así estas eran incluidas a veces. Una forma muy habitual de representar las armas reales francesas, fue poniendo dos escudos acolados (uno junto al otro).
El techo del palio está compuesto por un doble friso recto con ocho escudos heráldicos acolados con símbolos militares, con un centenar, grosso modo, de flores de lis bordadas en oro, y un escudo central a modo de Gloria con el escudo personal de Sor María de las Llagas, Abadesa fundadora del Convento del Santo Ángel granadino a principios del siglo XVII.
Las armas de Elgóibar son un escudo cortado en campaña: primero, de gules un castillo de oro mazonado y cerrado de sable, segundo, de azur, tres corazones de plata bien dispuestos; al timbre, morrión abierto mirando de frente, acolados, dos leones tenantes a cuyos pies cierran la base dos cañones montados sobre cureñas, con su correspondiente juego de balas, y una cabeza de carnero.
Estos grabados forman tanto signos complejos así como simples. Dentro de los complejos se pueden observar de forma cuadrangular, acolados, acampanados, etc.
En pocos años, Carlos del Llano había adquirido fama haciéndose ganador de La Voz de Oro (TGW), El Arco Iris Maya, El Jaguar (Petén), La Cruz de Oro (Los periodistas de Guatemala), el Alto Pedestal (Universidad de San Carlos) y homenajes de la Asociación de periodistas de Quezaltenango, del Petén, y de las Casas de la Cultura en Totonicapán, Escuintla y Coatepeque para nombrar sus acolados principales.
En 1939, terminada la guerra y coincidiendo con la simbólica fecha del 18 de julio, un nuevo decreto otorgó la misma distinción a la ciudad de Valladolid por lo que ambas entidades mostrarían escudos acolados con la laureada de manera oficial durante el régimen franquista (1939-1975) apareciendo también, en el caso de Navarra como símbolo oficial de la Diputación Foral, en sus banderas.
La heráldica que representa a esta Archicofradía se compone por dos escudos acolados, en flanco diestro, de oro, una ese de gules diapreada de plata a una cruz, borduras de gules entallada de plata, timbrado de la corona real de España; que es la Sangre, y el flanco siniestro de la Merced, mantelado de plata un calvario, cinco llagas de gules puestos en aspa, timbrado de la corona ducal, que es la Sangre antigua.