acíbar


También se encuentra en: Sinónimos.

acíbar

(Del ár. as-sibr, jugo del áloe.)
1. s. m. BOTÁNICA Áloe, planta de la familia de las liliáceas.
2. Jugo que se obtiene de esta planta.
3. coloquial Amargura, disgusto, pena.

acíbar

 
m. Áloe.
fig.Amargura, disgusto, sinsabor.
Sinónimos

acíbar

sustantivo masculino
Traducciones

acíbar

affliction

acíbar

SM
1. (= jugo) → aloes
2. (= amargura) → sorrow, bitterness

acíbar

m (bot) aloe
Ejemplos ?
Del Aloes o Acíbar no carece esta isla, como de otra infinidad de hierbas medicinales y dedicadas al aspecto de quien las contempla para fábrica de navíos, y de otra cualquier suerte de edificios se hallan en esta mancha de Neptuno, maderas muy a propósito.
Gustando memorias, Soñando delicias, Que luego despierta Se tornan acíbar, Engañas las noches, Consumes los días, Y el dardo en tu pecho Más hondo se fija.
En cierto tiempo del año concurren a la Tortuga grandes bandadas de palomas torcaces, siendo ocasión en que los habitantes comen de ellas con largueza y les sobra, dejando totalmente en reposo otros animales, tanto domésticos como silvestres que suplen la ausencia de palomas en la sazón de retiro; y como nada en este mundo, por agradable que sea, deja de mostrar entre sí mezcla de amargura, tenemos bien este símbolo en las referidas palomas, las cuales, pasada la sazón que Dios concedió para el uso de alimento sabroso a las gentes que allí viven con tanta delicia, no las pueden gustar, porque se enflaquecen demasiado y amargan por extremo, proviniendo esta diferencia de cierta simiente que comen amarga como el acíbar.
Al primero llamaron Sufrir y llevar la carga; al segundo, Mal infierno arda quien con vos me juntó; al tercero, Dios me dé paciencia; al cuarto, Dios me saque de con vos; al quinto, Si yo me viera libre; el sexto, Loco estaba yo; al séptimo, Ésta y no más; al octavo, Juzgué que era miel y era acíbar; al noveno, ¿Qué trajiste vos?; al décimo, Otras se gozan y yo padezco; Al onceno, ¿Quién me lo dijera a mí?; al duodécimo, Más vale capuz que toca.
Entre los árboles medicinales se hallan el brasilete, manzanilla, el que destila la goma Elemi; Lignum Guayacum o palo santo; Lignum Aloes o palo de acíbar; Cassia lignea o caña fístula; Radix Chinae o raíz de quina.
En el día de Inocentes no sólo se impone contribución al bolsillo, sino que suelen sacarle a un hombre los colores a la cara haciéndole tragar confites de acíbar, beber té salado o mascar buñuelos de algodón.
IV Pero ya tocan al deseado término, ya han salido de las mas terribles de las pruebas atravesando a par del Ganges el valle del Acíbar, llamado así no tanto por los arboles que produce, de los que se extrae este licor, como por las amarguras que padecen los infelices que se ven en la necesidad de atravesarlo.
El rey les envió un pax-christi de esos de chuparse los dedos de gusto; y como quien dice: «ahítate, glotón, con esas guindas», los privaba perpetuamente de ejercer cargos de justicia y los multaba en mil duros, amén de otras pequeñas gurruminas envueltas en frasecitas de acíbar y rejalgar.
¡Las perfidias bajas, las mentidas caricias, las lisonjas envenenadas, la insultante mofa de los que fingen serlo, cuánto acíbar sobre mi triste vida han derramado!
Ya sabes mi opinión: no me preguntes si puedes a tus versos dar la forma de libro, y a luz pública lanzarlos; del árbol de tu vida son las hojas y tras ti quedarán; átomos tuyos, ya del acíbar de tu pena gotas, centellas de tu fe, de tu mal lágrimas, fuerza será que el tiempo los recoja; más pronto, si los lanzas en un libro, más tarde, si al azar los abandonas; porque todo en el tiempo se confunde, mas nada en él se pierde ni se borra.
Mil veces entendió que la llamabas; mil veces me lo dijo de antemano; aunque, al hablarme de su fin cercano, ¡insensato de mí!, no lo creyera. ¡Ay! cuando ya no existe, saboreo el acíbar de aquel triste: ¿Quién cuidará de ti, cuando me muera? ¿Quién cuidará de mí?...
Tan cierto es que los hombres; aun los más descreídos, nos acordamos de Dios y elevamos a él preces fervorosas cuando una desventura grande o pequeña nos hace probar su acíbar.