acémila


También se encuentra en: Sinónimos.

acémila

(Del ár. az-zemila, bestia de carga.)
1. s. f. Mula o macho de carga transportó los odres de vino con una joven acémila.
2. Persona ruda y de escaso entendimiento. asno

acémila

 
f. Mula o macho de carga.
fig. y fam.Persona de resistencia y aguante para toda clase de trabajo.
Sinónimos

acémila

sustantivo femenino
asno, mula.
Acémila abarca cualquier tipo de animal de carga, entre ellos la mula y el asno.

acémila:

mulobárbaro, mula, cafre, patán, animal, bestia, ignorante, atroz, bruto, inculto, torpe, bestial,
Traducciones

acémila

mulet

acémila

mule

acémila

SF
1. (= mula) → beast of burden, mule
2. (= persona torpe) → thick-headed person
Ejemplos ?
Mamíferos vertebrados: caballo, perro, acémila, vaca, cabra, venado, jabalí, gato tejón, ajaz, zorrillos, rata, hurón, conejo, liebre, ardilla, armadillo, tuza, tigrillo, rata de campo, cuinique y tlacuache.
Mas para calibrar la calidad de su obra, aquí se consignan unos versos de los cuales es autor: "Acémila tuerta ¿que haces detrás de la puerta?; Acémila virola, a que te piso la cola".
En adelante, tanto de camino como durante la caza, se acostumbró de ir al menos, tras la persona real, una acémila que llevaba lo dicho para la gente de a pie (y aun para los de caballo que lo quisieran) en especial, en tiempo de verano.
En 1291, los vecinos de Lagunillas, y otros pueblos pertenecientes al obispado de Segovia se quejan del excesivo rigor de los funcionarios reales encargados de recaudar el tributo de acémila y fonsadera.
En 1353, Pedro I de Castilla exime a Lagunillas, y otros pueblos pertenecientes al obispado de Segovia, de pagar el tributo de acémila y fonsadera.
La llegada al mesón de un fraile encargado de transportar en una acémila varios hábitos con destino a su convento, le da la idea a Rodrigo de robar uno y disfrazarse de religioso para no despertar sospechas...
Este atractivo turístico se encuentra en el caserío de Sumana, consiste en una formación geográfica misteriosa que es conocida por la población como la puerta del diablo. Se puede llegar a este lugar por camino a trocha en acémila a una hora y media del distrito de Machahuay.
Juan Calabazas aparece documentado por primera vez en 1630, al servicio del cardenal-infante Fernando de Austria; desde 1632 y hasta su muerte, en octubre de 1639, estuvo al servicio de Felipe IV, gozando de excelente reputación a juzgar por el elevado sueldo y ración que percibía además de disfrutar de carruaje, mula y acémila.
En esta zona se pueden disfrutar de las formaciones geográficas como montañas y quebradas que reflejan belleza y majestuosidad. Esta ciudadela está ubicada en el Anexo de Huasicac, se llega a este lugar en hora y media en acémila.
en acémila desde el anexo de Huasicac, es un lugar propicio para realizar turismo de aventura, una vez llegado a ésta, se puede observar el Coropuna, "la laguna Anchapalla" el cual está rodeado por una intensa llanura de yareta.
El que no lee, no sabe; y quien no sabe, del que sabe en poder constituído, sólo está de la acémila a la altura; es como el asno o como el buey sumiso; y ese está siempre, o al señor o al pueblo, o a los que más que él saben sometido, y aunque bestia ignorante, es bestia útil, pues del común trabaja en beneficio.
A la cabeza del bando oposicionista y asustadizo estaba don Ignacio Fernández Estrada, hacendado influyente, quien obtuvo del virrey licencia para construir un nuevo puente sin gravamen del real tesoro, pero concediéndosele durante treinta años el derecho de cobrar medio real de peaje a cada persona y un real por cada acémila.