aburrirse


También se encuentra en: Sinónimos.

aburrirse

(aβuˈriɾse)
verbo pronominal
sentir tedio por ausencia de interés La rutina me aburre.
Traducciones

aburrirse

get bored, to be bored

aburrirse

vr. to become bored.
Ejemplos ?
Pedidle a Amparo una butaca y traedle en ella al hotel. -Lo malo será -insinuó Mercedes- que si Carlos se marcha pasado mañana, va usted a aburrirse mucho.
Porque un hombre que, como don Silvestre Seturas, tiene: que no conoce el asco, ni el ruido, ni el miedo, ni los guantes, ni el charol, no debe aburrirse nunca en el campo, o no hay en él seres felices; afirmación que negarán los poetas melenudos, de báculo y zampoña, y los novelistas sobrios, ascéticos y filósofos.
Lejos de aburrirse en el convento los primeros tiempos, se encontró a gusto en compañía de las buenas hermanas, que, para entretenerla, la llevaban a la capilla, adonde se entraba desde el refectorio por un largo corredor.
Todos estos sucesos cotidianos, insignificantes; todas estas dulces conversaciones con que matamos el tiempo y alargamos la vida, ¿qué son sino dulcísimo aburrirse?
Pero yo lo descubriré o pierdo el nombre que tengo.» Lo cierto es que, después de tomada esta determinación, don Pedro no volvió a aburrirse.
-Perdón, mi querida hija -contestó la pastora-; yo estoy sola aquí pero los años me parecen cortos como días; si quiere, yo le enseñaré el secreto para no aburrirse jamás.
Pero he aquí que los mil seiscientos hijos del pedernal comenzaron a aburrirse de tanto andar por los mismos recovecos y, en vista de que los hombres gigantescos que habían existido sobre la tierra habían sido devorados por TEZCATLIPOCA convertido en jaguar, hacía muchos siglos, los duendecillos decidieron crear algo para beneficiar al mundo.
Como nunca podría, con un traje de terciopelo de manga corta, en un piano de Erard, en un concierto, tocando con sus dedos ligeros las teclas de marfil, sentir como una brisa circular a su alrededor como un murmullo de éxtasis, no valía la pena aburrirse estudiando.
Era el caso, que, desde que los chicos mayores, Fernandito y Mariano, se habían hecho unos hombrecitos y se acostaban solos y pasaban gran parte del día en el colegio, a ella le sobraba mucho tiempo, después de cumplir todos sus deberes, para aburrirse de lo lindo; y por no estarse mamo sobre mano, pensando mal del marido ausente, sólo ocupada en acusarle y perdonarle, todo en la pura fantasía, había dado en el prurito de leer, cosa en ella tan nueva, que al principio le hacía gracia por lo rara.
El joven se irritó por esta fantasía beata; después experimentó, sin embargo, un cierto encanto viéndola, en medio de la cita, así, absorta en las oraciones, como una marquesa andaluza; pero no tardó en aburrirse porque ella no acababa.
No tenía ningún proyecto determinado, mas no quería quedarse en Bruselas porque temía aburrirse en esta ciudad; yo, por mi lado, no quería aceptar el regresar a Londres, como él me proponía, pues nuestra partida debió haber producido un efecto demasiado colérico en la mente de nuestros amigos, así que resolví regresar a París.
Este maldito cartel le persigue a uno en París como el espadón de Damocles. Te digo que con esta prohibición y con el frac del baile de la Gran Ópera tiene bastante para aburrirse el lucero del alba.