aburrimiento


También se encuentra en: Sinónimos.

aburrimiento

s. m. Hastío provocado por la ausencia de cosas que interesan, por falta de novedades o molestias bostezaba de aburrimiento. aburrición

aburrimiento

 
m. Acción y efecto de aburrir o aburrirse.
Cansancio, fastidio, tedio ocasionados por disgustos o molestias.

aburrimiento

(aβuriˈmjento)
sustantivo masculino
1. sensación de fastidio provocado por la ausencia de interés El nuevo profesor no provoca más que aburrimiento.
2. persona o cosa que causa tedio ¡Qué aburrimiento de libro!
Sinónimos

aburrimiento

sustantivo masculino
Traducciones

aburrimiento

boredom, tedium, ennui

aburrimiento

avorriment

aburrimiento

Langeweile

aburrimiento

ennui

aburrimiento

noia, barba, inedia, tedio, uggia

aburrimiento

verveling

aburrimiento

tedio, tédio

aburrimiento

سَأْم

aburrimiento

nuda

aburrimiento

kedsomhed

aburrimiento

ανία

aburrimiento

tylsyys

aburrimiento

dosada

aburrimiento

退屈

aburrimiento

지루함

aburrimiento

kjedsomhet

aburrimiento

nuda

aburrimiento

скука

aburrimiento

långtråkighet

aburrimiento

ความเบื่อ

aburrimiento

can sıkıntısı

aburrimiento

sự buồn tẻ

aburrimiento

厌倦, 无聊

aburrimiento

скука

aburrimiento

無聊

aburrimiento

שעמום

aburrimiento

SMboredom, tedium
¡qué aburrimiento!what a bore!
Ejemplos ?
Ha sido una larga jornada. No dudo que haya fatiga y en algunos momentos, hasta posible aburrimiento. Pero deseo suplicarles su atención, porque quiero reclamar la oportunidad de ser fiel a la República, y para ello considero indispensable que emplee algunos minutos más de su tiempo.
Parece no comprenderse que una gramática mal descubierta en la práctica lingüística cotidiana y nunca vuelta a aplicar, sin sistematizarse en la construcción de textos reales (acaso porque muchos profesores ignoran cómo hacerlo o piensan que debe realizarse de manera muy estricta), produce el natural aburrimiento y desprecio en los estudiantes; por lo cual éstos suelen detestar todo hecho gramatical.
Entonces, empezaron a repetirse unos días imprecisos de espera y de pereza, de aburrimiento a la luz de la luna y de variedad de sospechas con el marido de ella bajo las plantas.
De pronto, en un recoveco del agua, mostró saint Pierre al buen Dios una mujer cubierta de andrajos, tumbada sobre la arena, al sol. Era todavía joven, pero sus rasgos reflejaban el aburrimiento más profundo.
Así íbamos, sin decir ni una palabra, pero advertí que mi tío se había encajado el sombrero de copa hasta las mismas cejas y tenía en el rostro una mueca de aburrimiento.
A ella le habría gustado, aunque sólo fuera en invierno, vivir en la ciudad, por más que los días largos de buen tiempo hiciesen tal vez más aburrido el campo en verano ‑y según lo que decía, su voz era clara, aguda, o, languideciendo de repente, arrastraba unas modulaciones que acababan casi en murmullos, cuando se hablaba a sí misma, ya alegre, abriendo unos ojos ingenuos, o ya entornando los párpados, con la mirada anegada de aburrimiento y el pensamiento errante.
Mejor dicho (conviene ser exactos), aquel menaje de obreros habituados a la vida sórdida y angustiada, en que si no falta el pan del todo, no hay nunca de sobra; reñido con el jabón y el aseo, en la promiscuidad y estrechez del domicilio, creía firmemente que eso de rapar a los chicos es una manía de burgueses metidos a filántropos que distraen el aburrimiento inventando molestias a cambio de problemáticos beneficios.
Notábase, eso sí, que Amado tenía el rostro algo descolorido y los bellos ojos algo apagados y tristes, que no mostraba interés por cosa alguna de este mundo, y que después de una temporada en que tuvo gran afición a perros, y después a loros y pájaros, y por último a la caza de cetrería, que se hace con unas aves amaestradas que llaman halcones, el príncipe había caído en absoluta indiferencia, y su hermoso semblante revelaba un aburrimiento invencible.
Por supuesto, un solo libro no puede contener todo. Por otra parte me sentiré muy contento si no encuentras en él aburrimiento ni banalidad.
He creído necesarios los detalles apuntados para que éste hallase verosímil el aburrimiento que le aquejaba, y disculpables sus ulteriores decisiones.
– Y tú has vuelto a beber éter –gruñía en mi oído la voz de De Jacquels–. ¡Curiosa idea para distraer tu aburrimiento mientras me esperabas!
Estos días que pasan... este día, este eterno día que pasa... deslizándose en niebla de aburrimiento. Hoy como ayer, mañana como hoy.