aburrido


También se encuentra en: Sinónimos.

aburrido, -da

(aβuˈriðo, -ða)
abreviación
1. que provoca tedio por ausencia de interés película aburrida
2. que siente tedio por ausencia de interés Los alumnos aburridos decidieron dejar la clase.
Sinónimos

aburrido

, aburrida
adjetivo
hastiado, tedioso, cansado, pesado, harto*, soporífero, soso. animado, divertido, alegre.
Hastiado y tedioso expresan un aburrimiento extremo.
aburrir

aburrido:

pesadohastiado, monótono, soso, soporífero, cansado, fastidiado, harto, tedioso,
Traducciones

aburrido

nezáživný, nudný, unuděný

aburrido

kede (sig), kedelig

aburrido

ikävystynyt, tylsä

aburrido

dosadan, kojem je dosadno

aburrido

退屈した, 退屈な, 面白くない

aburrido

단조로운, 지루한

aburrido

saai, verveeld

aburrido

znudzony, nudny

aburrido

uttråkad, tråkig

aburrido

น่าเบื่อ, รู้สึกเบื่อ, เบื่อ

aburrido

buồn tẻ, chán, tẻ nhạt

aburrido

отегчен

aburrido

ADJ (= que aburre) → boring, tedious; (= que siente aburrimiento) → bored
un libro aburridoa boring book
una espera aburridaa tedious wait
¡estoy aburrido de decírtelo!I'm tired of telling you!
ABURRIDO

¿"Bored" o "boring"?
 Usamos bored para referirnos al hecho de estar aburrido, es decir, de sentir aburrimiento:
Si estás aburrida podrías ayudarme con este trabajo If you're bored you could help me with this work
 Usamos boring con personas, actividades y cosas para indicar que alguien o algo es aburrido, es decir, que produce aburrimiento:
¡Qué novela más aburrida! What a boring novel! No me gusta salir con él; es muy aburrido I don't like going out with him; he's very boring

aburrido-a

a. bored; boring.

aburrido -da

adj bored
Ejemplos ?
Un compañero de club, que vagaba aburrido de salón en salón, vino a detenerse junto a los jugadores, interesándose en la partida.
Viuda de un americanete rico, se había aburrido mucho bajo las tocas de la viudez; su afición a Jorge Sand primero, a Belot después, y siempre al hombre, le había hecho insoportable la soledad de su estado.
Trocó el presuntuoso puro de a cuarto por el mezquino pitillo; dejó el pan blanco y el riojano negro líquido, como regalo superfluo, sólo para los domingos; y aunque chancero y zumbón y fingiéndose aburrido...
Pasada la cachetina y solo Cafetera, limpió con el gorro sus lágrimas de coraje, y con la flema de un inglés recién llegado comenzó a reconocer el terreno que pisaba. Aburrido de pasear el Muelle en todas direcciones sin fruto alguno, encendió en un tizón de una carena una colilla que halló al paso, y se sentó a mirar cómo trabajaban los calafates.
Éste se sintió tan aburrido desde que los procuradores cesaron de visitarle, que, temiendo adquirir una enfermedad, cedió a los consejos del cura, humillando su ruda cerviz al yugo de Himeneo.
Casarse Monteverde, todo fuego, con la Serrano, tan fría y tan boba y de posición social inferior a la de él, porque en fin, sea lo que sea, los Monteverdes son los Monteverdes. Parece que irán a pasarse la luna de miel en el Buen Retiro, la hacienda de don Teodoro. Aburrido aquello, ¿eh?
No sucedió así a Paredes, que, contrariado siempre en sus designios, tuvo que sufrir de nuevo con Collado los mismos disturbios que con Gutiérrez de la Peña, hasta que, renunciando de aburrido a sus provectos, se retiró a Mérida; y Trujillo, abandonada de su fundador, devorada por la discordia de sus vecinos y acosada de los insectos, los pantanos y las tempestades, anduvo vagando convertida en ciudad portátil, hasta que en 1570 pudo fijarse en el sitio que ocupa actualmente.
A ella le habría gustado, aunque sólo fuera en invierno, vivir en la ciudad, por más que los días largos de buen tiempo hiciesen tal vez más aburrido el campo en verano ‑y según lo que decía, su voz era clara, aguda, o, languideciendo de repente, arrastraba unas modulaciones que acababan casi en murmullos, cuando se hablaba a sí misma, ya alegre, abriendo unos ojos ingenuos, o ya entornando los párpados, con la mirada anegada de aburrimiento y el pensamiento errante.
Todo lo que la rodeaba inmediatamente, ambiente rural aburrido, pequeños burgueses imbéciles, mediocridad de la existencia, le parecía una excepción en el mundo, un azar particular en que se encontraba presa; mientras que más allá se extendía hasta perderse de vista el inmenso país de las felicidades y de las pasiones.
Este estado me tiene tan aburrido y tan descontento, que no puedo aguantar la vida: he nacido, vivo en el tiempo, y no sé qué cosa es el tiempo; me hallo en un punto entre dos eternidades, como dicen nuestros sabios, y no tengo idea de la eternidad; consto de materia, pienso, y nunca he podido averiguar la causa eficiente del pensamiento; ignoro si es mi entendimiento una mera facultad, como la de andar y digerir, y si pienso con mi cabeza lo mismo que palpo con mis manos.
Una vez satisfecha el hambre se encontró bastante aburrido; su única distracción era contemplar el retrato de aquella dama que parecía también mirarle.
Yo te doy, en parte, la razón: soy un poco maniática. No me divierto con lo que otros se divierten, ni encuentro aburrido sino lo que a mí me aburre.