abuelo

(redireccionado de abuelas)
También se encuentra en: Sinónimos.

abuelo

(Derivado de abuela.)
1. s. m. Padre del padre o de la madre de una persona.
2. Hombre de edad muy avanzada. anciano
3. Número noventa, en la lotería de cartones.
4. MILITAR argot Soldado que, haciendo el servicio militar, pertenece al antepenúltimo reemplazo.
5. s. m. pl. El abuelo y la abuela.
6. Personas de las cuales descienden otras. antepasados
7. Vello o pelos que nacen en el cogote.

abuelo, -la

 
m. f. Respecto de alguien, el padre o la madre de su padre o de su madre.
fig.Persona anciana.
m. pl. El abuelo y la abuela.
p. ext.Ascendientes.

abuelo, -la

(aˈβwelo, -la)
sustantivo masculino-femenino
padre o madre del padre o la madre de alguien abuela paterna
Sinónimos

abuelo

, abuela
sustantivo
1 yayo*.
adjetivo y sustantivo

abuelo:

ascendienteantepasado, viejo, antecesor, yayo, anciano,
Traducciones

abuelo

grandfather, granddad, grandparent, grand-father, grandpa

abuelo

avo

abuelo

סבא

abuelo

nagyapa

abuelo

祖父, おじいちゃん

abuelo

할아버지

abuelo

nonno, avo, avoli

abuelo

děda, dědeček

abuelo

bedstefar

abuelo

isoisä, vaari

abuelo

djed

abuelo

morfar

abuelo

ปู่ ตา

abuelo

ông

abuelo

爷爷, 祖父

abuelo

Дядо

abuelo

/a SM/F
1. (= pariente) → grandfather/granmother
mis abuelosmy grandparents
¡tu abuela!rubbish!
¡cuéntaselo a tu abuela!pull the other one!, go tell that to the marines! (EEUU)
no necesitar abuelato blow one's own trumpet
(éramos pocos) y parió la abuelaand that was the last straw, and that was all we needed
no tener abuelato be full of o.s.
2. (= anciano) → old man/old woman
está hecho un abuelohe looks like an old man
3. (= antepasado) → ancestor, forbear

abuelo-a

m., f. grandfather; grandmother.

abuelo -la

m grandfather, grandparent; f grandmother
Ejemplos ?
Queremos que haya justicia, queremos que realmente haya una recuperación fortísima de la memoria y que en esta Argentina se vuelvan a recordar, recuperar y tomar como ejemplo a aquellos que son capaces de dar todo por los valores que tienen y una generación en la Argentina que fue capaz de hacer eso, que ha dejado un ejemplo, que ha dejado un sendero, su vida, sus madres, que ha dejado sus abuelas y que ha dejado sus hijos.
uchas gracias; claro que sí; muy buenas tardes a todos y a todas; queridas Abuelas...
Yo recién miraba a toda esta multitud que está hoy acá congregada y pienso, y lo sé profundamente, que le estamos dando un ejemplo a estas personas malditas que me apropiaron a mí y a los chicos, y en todos los centros clandestinos de detención. Por favor que nunca más suceda esto. Gracias, gracias a las abuelas, gracias a todos. Hasta la victoria siempre.
Yo me acuerdo, veo ahí pañuelos blancos, me acuerdo un día cuando hicimos un homenaje en la Casa de Gobierno, aquí en el Salón Blanco, estaba Néstor, y le entregamos, creo que era un homenaje al bombardeo del ’55 y habló Estela de Carlotto, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo...
Esto me dijeron en Arkham, y como se trata de un pueblo muy antiguo lleno de leyendas de brujas, pensé que lo de embrujado debía ser algo que las abuelas habían susurrado a los chiquillos a través de los siglos.
Apenas se vela algún que otro buen patriota ahorcado en los miradores de las Casas Consistoriales, y ya iban siendo menos sorprendentes ciertas misteriosas bajas del ejército invasor, ocasionadas, según todo el mundo sabe, por la manía en que dieron los guadijeños, como otros muchos españoles, de arrojar al pozo a sus alojados: comenzaba la plebe a chapurrar el francés, y hasta los niños sabían ya decir «didon» para llamar a los conquistadores, lo cual era claro indicio de que la asimilación de españoles y franceses adelantaba mucho, haciendo esperar a los transpirenaicos una pronta identificación de ambos pueblos: ya bailaban nuestras abuelas...
Señor gobernador de la provincia de Buenos Aires; señores dirigentes de la Unión Industrial Argentina (UIA); señores dirigentes de la Confederación General del Trabajo (CGT); Madres y Abuelas de Plaza de Mayo...
Se lo debemos a quienes fueron las víctimas; se lo debemos a sus familiares, a las Abuelas, a las Madres, se lo debemos a los sobrevivientes que no pueden seguir estando sometidos a la tortura del relato permanente de la tragedia.
Señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires; señores gobernadores de las provincias de Jujuy y del Chaco; señora Vicegobernadora de La Rioja que nos acompaña; señor Intendente de la localidad de San Pedro; Madres, Abuelas; hermanos; hermanas; compatriotas: hoy estamos aquí cubriendo una deuda histórica de los argentinos y de su historia cual es recordar una epopeya como fue la Vuelta de Obligado, oculta, premeditadamente ocultada desde hace 165 años por la historiografía oficial.
Así que, muchas gracias, Madres; muchas gracias, Abuelas; muchas gracias, queridos invitados; muchas gracias, argentinos; muchas gracias, compatriotas y sigamos construyendo una Argentina más justa, más libre, más igualitaria y más democrática, sobre todo para ellos.
Pero creo tener la fuerza para poder hacerlo y además el ejemplo, el ejemplo no solamente de Eva que no pudo, no pudo, tal vez ella lo merecía más que yo, el ejemplo de unas mujeres que con pañuelo blanco se atrevieron donde nadie se atrevía y lo hicieron. Ese era el ejemplo de ellas, de las Madres y de las Abuelas, de las Madres y de las Abuelas de la Patria.
Cuando el análisis de ADN confirmó que soy hijo de Alicia y Damián, y ahora sí puedo decir, soy mis padres, soy Alicia y Damián, les pertenezco y tengo la sangre de ellos. Gracias Estela, a todas las abuelas.