abuela


También se encuentra en: Sinónimos.

abuela

(Del bajo lat. *aviola < avia, abuela.)
1. s. f. Madre del padre o de la madre de una persona.
2. Mujer de edad muy avanzada. anciana
3. habérsele muerto, no necesitar o no tener abuela coloquial Expresión irónica con que se censura a la persona que se alaba mucho a sí misma.
4. contárselo a su abuela coloquial Forma de poner en duda o no creerse algo ¡cuéntaselo a tu abuela!, ni el más ingenuo te creería.
Traducciones

abuela

grandmother, grandparent, grand-mother, grandma

abuela

grootmoeder, ouma

abuela

جدة, جَدَّة

abuela

баба

abuela

avia

abuela

babička

abuela

bedstemoder, bedstemor

abuela

Großmutter, Ahndl, Ahnl, Oma, Omi

abuela

avino

abuela

amma

abuela

nonna, nonnina

abuela

avia

abuela

bestemor

abuela

babka, babcia

abuela

avó

abuela

farmor, mormor

abuela

奶奶, 祖母

abuela

isoäiti

abuela

baka

abuela

祖母

abuela

할머니

abuela

ย่า ยาย

abuela

Ejemplos ?
Fue el médico quien tomó las esmeraldas, las pedrerías, de las cuales, aquí en la tierra, se gloriaba. La abuela Sabia, el abuelo Sabio, hicieron esto.
Maestro Simio, no los ves tú? Sal de aquí. Vete”, fue respondido por la abuela a la adolescente. “En verdad, yo soy ciertamente tu nuera.
Tú eres Mi suegra. Así, ve sus rostros queridos en los que yo traigo”, dijo ella a la abuela. En seguida, Maestro Mono, Maestro Simio, se irritaron.
No nos pusimos ni a rezongar, ni a quejarnos, ni a echarle la culpa a nadie de que no íbamos a poder hacer Tecnópolis. Para nada, nos pusimos a pensar cómo lo hacemos y la verdad que no hay mal que por bien no venga, como decía mi abuela.
Le dio, pues, las varas, y apenas el ungüento hubo tocado la fractura se incorporó la abuela y echó a andar mucho más ligera que antes.
En seguida, el discurso dicho a aquellos augures, a la Abuela del Día, a la Abuela del Alba por los Constructores, los Formadores; he aquí sus nombres: Antiguo Secreto, Antigua Ocultadora.
Dijeron entonces a Los de la Suerte, los de Formación, a los augures: “Es tiempo de concertarse de nuevo sobre los signos de nuestro hombre construido, de nuestro hombre formado, como nuestro sostén, nuestro nutridor, nuestro invocador, nuestro conmemorador. Comenzad, pues, las Palabras, Abuela, Abuelo, nuestra abuela, nuestro abuelo, Antiguo Secreto, Antigua Ocultadora.
Los de las Gemas, Los del Punzón, Los de las Tablas, Los de la Verde Jadeita, Los de la Verde Copa, Los de la Resina, Los de los Trabajos Artísticos, Abuela del Día, Abuela del Alba.
Ahora bien, este abuelo era El del Tzité, llamado Antiguo Secreto; esta abuela era La de la Suerte, la de formación, llamada Antigua Ocultadora con Gigante Abertura.
Habiendo celebrado consejo, Supremo Maestro Mago, Brujito, hablaron con un abuelo, y verdaderamente blanca era la cabellera de este abuelo, y con una abuela, y verdaderamente era una abuela encorvada, quebrantada por la vejez .
Gran Cerdo del Alba, nombre del Abuelo; Gran Tapir del Alba, nombre de la abuela. Los engendrados dijeron, pues, a la abuela, al abuelo: “Acompañadnos para ir a coger nuestro brazo en casa de Principal Guacamayo, pero nosotros iremos detrás de vosotros.
En seguida se encaminaron hacia la punta en donde Principal Guacamayo estaba sentado en su sitial con respaldo. La abuela, el abuelo, pasaron entonces, dos engendrados jugando detrás.