absurdo


También se encuentra en: Sinónimos.

absurdo, a

1. adj. Que no se atiene a la lógica o a la razón es absurda su manera de comportarse. irracional razonable
2. Que es extravagante o anormal. disparatado
3. Que es chocante o contradictorio. incoherente
4. s. m. Cosa irracional o arbitraria. sinrazón

absurdo, -da

 
adj. Contrario y opuesto a la razón.
m. Disparate, inoportunidad.
Dicho o hecho repugnantes a la razón.
teat. teatro del absurdo Movimiento teatral contemporáneo, influenciado por los movimientos de vanguardia franceses y por el existencialismo inmediatamente posterior a la Segunda Guerra Mundial. Se caracteriza por la destrucción del lenguaje y las técnicas tradicionales escénicas, y, en cuanto al contenido, la insistencia en mostrar al hombre ridículo en su necesaria lucha por hacer comprensible un universo ininteligible. Autores del movimiento son Boris Vian, Arrabal, Pedrolo, algunas de las obras de Günter Grass, Pinter, Albee, Beckett, etc.

absurdo, -da

(aβˈsuɾðo, -ða)
abreviación
que no es lógico comentario absurdo
Traducciones

absurdo

absurd

absurdo

absurd

absurdo

absurdus

absurdo

absurd

absurdo

absurdo

absurdo

absurdní

absurdo

järjetön

absurdo

apsurdan

absurdo

ばかげた

absurdo

불합리한

absurdo

absurd

absurdo

absurdalny

absurdo

absurd

absurdo

ไร้สาระ

absurdo

saçma

absurdo

ngớ ngẩn

absurdo

荒唐

absurdo

A. ADJabsurd
es absurdo queit is absurd that
lo absurdo es quethe ridiculous thing is that ...
teatro del absurdotheatre o (EEUU) theater of the absurd
B. SMabsurdity, (piece of) nonsense
decir absurdosto talk nonsense

absurdo-a

a. absurd.
Ejemplos ?
TEZCATLIPOCA hizo que TLALOCTLI, la lluvia, el agua que cae, la bebida de la tierra, se volviera sol; sin embargo, QUETZALCOATL al ver lo absurdo, lo ridículo de que lloviera agua caliente quiso burlarse de TEZCATLIPOCA y puso como sol a CHALCHIUTLICUE, el agua que permanece en la tierra y que la adorna como una falda de piedras preciosas a través de lagos, arroyos, lagunas, mares.
Todo buen maestro sabe que si el niño y el adolescente apenas surgen a la vida y están aprendiendo a manejar sus emociones, su intelecto y sus deseos, no es posible que se les quiera obligar a adentrarse en las sesudas esferas del pensamiento humano sin la previa significación para ello de lo que se les intenta enseñar; resulta absurdo que alguien les fuerce a aprender incoherencias ante el pretexto de adquisiciones culturales.
De cuando en cuando, en horas de ocio o de extrema congoja, veíamos con superlativa sorpresa que de lo más hondo de nuestra persona salía nuestro verdadero yo, y que este yo era un niño, un niño incorregible, un pequeño cazador de mariposas, voluntarioso e indomesticable, que siempre esperaba lo absurdo.
Tan absurdo sería sostener que un estado comercial es bueno cuando la generalidad de las personas carecen de recursos para cumplir sus obligaciones, como sostener que el estado moral es bueno cuando la generalidad deja de cumplir sus deberes.
¡Muertos! ¡Qué absurdo! Lo que había vivido en nosotros, más fuerte que la vida misma, continuaba viviendo con todas las esperanzas de un eterno amor.
Decir que la armonía es una oposición o que consiste en elementos opuestos, es un gran absurdo, pero Heráclito entendía aparentemente que en los elementos opuestos en principio, como lo grave y lo agudo, y puestos acordes después, es donde el arte musical encuentra la armonía.
-decía-. Todo es absurdo. La veleta era eso que solemos llamar abúlica, condición que, de haberla conocido, seguramente la habría hecho interesante a los ojos del pepino.
Y arreciaron tanto los cacareos y los píos, que llegaron a oídos del gallo de la veleta; pero no se movió ni impresionó por eso. «¡Todo es absurdo!
Alicia pensó que todo esto era muy absurdo, pero los demás parecían tomarlo tan en serio que no se atrevió a reír, y, como tampoco se le ocurría nada que decir, se limitó a hacer una reverencia, y a coger el dedal, con el aire más solemne que pudo.
Mira tú mismo; si desprecian su cuerpo y desean vivir solos con su alma, ¿no sería el mayor absurdo tener miedo cuando llegue ese instante, afligirse y no ir voluntariamente allá donde esperan obtener los bienes por los cuales han suspirado toda su vida?
Si quisiera, podría poner uno de cáscara blanda, pero ni esto se merece el mundo. ¡Todo es absurdo! ¡Ni siquiera puedo seguir aquí!».
Pero en tanto subsista este absurdo, el Distrito Federal seguirá ocupando en los informes presidenciales el mismo lugar que cualquier secretaría o dependencia del Poder Ejecutivo y a veces ni eso, porque sucede con mucha frecuencia que hasta dependencias como la CONASUPO o cualquier otra, tienen espacios mayores que el Distrito Federal en dichos informes.