Ejemplos ?
En el aspecto negativo, su temperamento visceral le condenaría a dos años de suspensión (aunque la UEFA lo absolvió a los 14 meses) sin disputar partidos europeos por agredir al árbitro germano-oriental Adolf Prokov; en 1986 escupió a Uli Stielike, cuando este ya era jugador del Neuchatel, durante un partido de copa de la UEFA; en 1987 fue suspendido de partidos europeos durante cinco años por el famoso pisotón en la cabeza a Matthäus durante un Bayern de Múnich-Real Madrid.
En diciembre de ese mismo año, se dictó una sentencia que absolvió de toda responsabilidad a quienes estaban en el puente Llaguno y habían sido acusadas de disparar contra los manifestantes de la oposición.
El 23 de septiembre de 2003 (el día que se dio a conocer que la corte islámica de apelaciones absolvió a Amina Lawal), fue sentenciado a la pena de muerte por lapidación como culpable de «sodomía».
En noviembre de 2012, la PGR absolvió a Moreira del endeudamiento por no contar con las evidencias suficientes para acusarlo formalmente.
En septiembre de 2005 una juez penal de Sevilla absolvió a varios comerciantes acusados de su utilización ilegal en artículos de regalo destinados a personas que ven en la figura del toro un símbolo nacional y no la marca concreta de una empresa.
Por ejemplo, en el polémico caso "bombas", la Corte Suprema en octubre de 2012 rechazó el recurso para anular el fallo que absolvió a los acusados de instalar artefactos explosivos en Santiago, y en noviembre de 2013 los mismos acusados absueltos en Chile fueron detenidos en España por instalar artefactos explosivos en la Basílica del Pilar, Zaragoza.
El juez absolvió a tres diplomáticos estadounidenses, citando la inmunidad diplomática, junto con cinco agentes de servicios secretos italianos, entre ellos el ex jefe, citando el secreto de Estado.
El tribunal absolvió a los otros acusados, pero el rey, injusta y torpemente a juicio de Alcalá Galiano, ordenó el destierro de todos ellos.
El sínodo dio por bueno el juramento de León III de que era inocente de los cargos y lo absolvió, devolviéndole la tiara pontificia.
Vista la inferioridad de su flotilla y herido, el Brigadier Bustamante rindió las fragatas que resistían, que fueron apresadas y transportadas al puerto de Gosport en Inglaterra. Una vez liberado, se sometió a un consejo de guerra en España, que le absolvió.
Estas declaraciones bastaron para que el ministro del Interior Bernardo Leighton decretase la detención de la directiva del Partido Nacional, aunque la Corte de Apelaciones determinó que no existía delito, por lo que absolvió a la directiva nacional.
La sentencia no lo absolvió de los cargos, más bien remitió los antecedentes a España, pero diversos inconvenientes impidieron que Salamanca realizara el viaje de comparecencia y el proceso terminó por estancarse debido a la dilaciones.