abrumado


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con abrumado: agobiado
Sinónimos

abrumado

, abrumada
Traducciones

abrumado

diesig

abrumado

laden
Ejemplos ?
El Partido Colorado “Batllismo” que ha venido enteramente dispuesto a votar por su aprobación y que en base a escrúpulos de orden constitucional se negó a acompañar el proyecto de plebiscito consultivo propuesto y defendido por mi ilustre y querido colega Haedo, ¿ha podido acaso necesitar que tan inconducentes puntualizaciones fueran expresadas para entender de antemano que el Convenio no puede exceder – en ningún sentido - a lo preceptuado por los regímenes constitucionales de las partes contratantes? Por lo demás, señor Presidente, después de todo no me siento íntimamente abrumado por la desesperanza.
Estos golpes han hecho padecer a los pueblos, cuyos sacrificios se habrían ahorrado, si desde el principio los legisladores de Colombia no me hubiesen forzado a sobrellevar una carga que me ha abrumado más que la guerra y todos sus azotes.
Bolívar tuvo que renunciar á su político ideal, porque le faltaron colaboradores del temple é iluslrac.ón de Mon'.cagudo; y abrumado por las decepciones, fué á morir, víctima de la tisis, en el hospitalario hogar de San Pedro Alejandrino.— De él, mejor que de Napoleón, puede decirse con un poeta:— Des- pués de Luzbel, ni ángel ni hombre han caído desde mayor altura.
Algunas gotas de frío sudor surcaron la frente del Zorzales, y tirando, al pensar esto, violentamente el cigarro que fumaba, echose al hombro la chaqueta y la azada y se encaminó hacia su hogar, abrumado, más que por el peso de los años, por uno misterioso que angustiábale el corazón y llenábale de sombras el pensamiento.
De ignorado y oscuro que era, pasó á ser juguete de la envidia y ruines pasiones, abrumado por la desgracia, triste destino de los grandes genios.
Agotado se ha mi caudal encomiástico y mi paciencia y me siento abrumado por el enorme peso que inconsiderablemente eché sobre mis débiles hombros.
Del Rhin en la orilla helada, abrumado de sí mesmo, Vargas proscripto gemía, su fortuna maldiciendo, cuando noticias recibe de que la patria le ha abierto las puertas...
Corrió el esclarecido Ayante a despojarle de las armas —los teucros hicieron llover sobre el héroe agudos relucientes dardos, de los cuales recibió muchos el escudo—, y poniendo el pie encima del cadáver, arrancó la broncínea lanza; pero no pudo quitarle de los hombros la magnífica armadura, porque estaba abrumado por los tiros.
Los guerreros mozos te acosan y te hallas sin fuerzas, abrumado por la molesta senectud; tu escudero tiene poco vigor y tus caballos son tardos.
Respondióle Atenea, la diosa de los brillantes ojos: —Tiempo ha que ése hubiera perdido fuerza y vida, muerto en su misma patria por los aqueos; pero mi padre revuelve en su mente funestos propósitos, ¡cruel, siempre injusto, desbaratador de mis planes!, y no recuerdo cuántas veces salvé a su hijo abrumado por los trabajos que Euristeo le impusiera.
Cuando toda la América levantaba al cielo los brazos por los beneficios que en 1774 derramó sobre ella la libertad del comercio, se veía tristemente abrumado uno de los más preciosos dominios de la Monarquía española con todos los gravámenes de un estanco, contra la voluntad de un Rey benéfico y la opinión de un ministro ilustrado sobre los verdaderos intereses de su nación; pero poco tardaron en llegar a sus oídos sin el velo de las pasiones las quejas de unos vasallos dignos de mejor suerte, y la provincia de Venezuela ocupó el lugar que la intriga le había quitado en el corazón del Monarca, y de que la tenía privada injustamente el interés particular.
Trabajaba mucho y comía poco, lo mismo, por lo demás, que su patrón; pues éste, abrumado por los impuestos, aunque hiciera rendir a su campito por un cultivo primoroso todo lo posible, apenas alcanzaba a vivir y a mantener a su numerosa familia.