abominar

(redireccionado de abomina)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con abomina: abominable, abominar, aborrecer

abominar

(Del lat. abominare.)
1. v. tr. Sentir o mostrar una persona aversión abomina las películas de terror. aborrecer
2. v. tr. e intr. Estar una persona descontenta o enfadada por algo.

abominar

 
tr.-intr. Condenar, maldecir [a pers. o cosas] con intensidad.
Aborrecer.

abominar

(aβomi'naɾ)
verbo transitivo-intransitivo
aborrecer a una persona o cosa Abominaba las revistas de la farándula.

abominar


Participio Pasado: abominado
Gerundio: abominando

Presente Indicativo
yo abomino
tú abominas
Ud./él/ella abomina
nosotros, -as abominamos
vosotros, -as abomináis
Uds./ellos/ellas abominan
Imperfecto
yo abominaba
tú abominabas
Ud./él/ella abominaba
nosotros, -as abominábamos
vosotros, -as abominabais
Uds./ellos/ellas abominaban
Futuro
yo abominaré
tú abominarás
Ud./él/ella abominará
nosotros, -as abominaremos
vosotros, -as abominaréis
Uds./ellos/ellas abominarán
Pretérito
yo abominé
tú abominaste
Ud./él/ella abominó
nosotros, -as abominamos
vosotros, -as abominasteis
Uds./ellos/ellas abominaron
Condicional
yo abominaría
tú abominarías
Ud./él/ella abominaría
nosotros, -as abominaríamos
vosotros, -as abominaríais
Uds./ellos/ellas abominarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo abominara
tú abominaras
Ud./él/ella abominara
nosotros, -as abomináramos
vosotros, -as abominarais
Uds./ellos/ellas abominaran
yo abominase
tú abominases
Ud./él/ella abominase
nosotros, -as abominásemos
vosotros, -as abominaseis
Uds./ellos/ellas abominasen
Presente de Subjuntivo
yo abomine
tú abomines
Ud./él/ella abomine
nosotros, -as abominemos
vosotros, -as abominéis
Uds./ellos/ellas abominen
Futuro de Subjuntivo
yo abominare
tú abominares
Ud./él/ella abominare
nosotros, -as abomináremos
vosotros, -as abominareis
Uds./ellos/ellas abominaren
Imperativo
abomina (tú)
abomine (Ud./él/ella)
abominad (vosotros, -as)
abominen (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había abominado
tú habías abominado
Ud./él/ella había abominado
nosotros, -as habíamos abominado
vosotros, -as habíais abominado
Uds./ellos/ellas habían abominado
Futuro Perfecto
yo habré abominado
tú habrás abominado
Ud./él/ella habrá abominado
nosotros, -as habremos abominado
vosotros, -as habréis abominado
Uds./ellos/ellas habrán abominado
Pretérito Perfecto
yo he abominado
tú has abominado
Ud./él/ella ha abominado
nosotros, -as hemos abominado
vosotros, -as habéis abominado
Uds./ellos/ellas han abominado
Condicional Anterior
yo habría abominado
tú habrías abominado
Ud./él/ella habría abominado
nosotros, -as habríamos abominado
vosotros, -as habríais abominado
Uds./ellos/ellas habrían abominado
Pretérito Anterior
yo hube abominado
tú hubiste abominado
Ud./él/ella hubo abominado
nosotros, -as hubimos abominado
vosotros, -as hubísteis abominado
Uds./ellos/ellas hubieron abominado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya abominado
tú hayas abominado
Ud./él/ella haya abominado
nosotros, -as hayamos abominado
vosotros, -as hayáis abominado
Uds./ellos/ellas hayan abominado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera abominado
tú hubieras abominado
Ud./él/ella hubiera abominado
nosotros, -as hubiéramos abominado
vosotros, -as hubierais abominado
Uds./ellos/ellas hubieran abominado
Presente Continuo
yo estoy abominando
tú estás abominando
Ud./él/ella está abominando
nosotros, -as estamos abominando
vosotros, -as estáis abominando
Uds./ellos/ellas están abominando
Pretérito Continuo
yo estuve abominando
tú estuviste abominando
Ud./él/ella estuvo abominando
nosotros, -as estuvimos abominando
vosotros, -as estuvisteis abominando
Uds./ellos/ellas estuvieron abominando
Imperfecto Continuo
yo estaba abominando
tú estabas abominando
Ud./él/ella estaba abominando
nosotros, -as estábamos abominando
vosotros, -as estabais abominando
Uds./ellos/ellas estaban abominando
Futuro Continuo
yo estaré abominando
tú estarás abominando
Ud./él/ella estará abominando
nosotros, -as estaremos abominando
vosotros, -as estaréis abominando
Uds./ellos/ellas estarán abominando
Condicional Continuo
yo estaría abominando
tú estarías abominando
Ud./él/ella estaría abominando
nosotros, -as estaríamos abominando
vosotros, -as estaríais abominando
Uds./ellos/ellas estarían abominando
Sinónimos

abominar

transitivo
1 condenar, maldecir, derrenegar, decir pestes, execrar.
Estos verbos aparecen en orden de intensidad.

abominar:

despreciarcondenar, detestar, aborrecer, odiar, execrar,
Traducciones

abominar

abominate, abhor

abominar

A. VTto abominate, detest
B. VI abominar deto curse
Ejemplos ?
Critica a los capitalistas que «exprimen al obrero», pero en su pensamiento no deja de tener peso que esos capitalistas son los liberales a los que ha combatido siempre, y que tienen en sus manos todos los resortes del Estado del que tanto abomina.
Don Quijote enferma, pero retorna, al fin, a la cordura y abomina con lúcidas razones de los disparates de los libros de caballerías, aunque no del ideal caballeresco.
Esta actitud de Heródoto presidida por la moderación, determina su pensamiento político: obligado a exiliarse de su patria por un régimen tiránico, abomina la tiranía, cuya esencia es la irresponsabilidad ante la ley y los demás miembros de la comunidad; se muestra convencido de los beneficios que representa la libertad, de ahí su admiración por Atenas y la explicación de su auge.
Su estilo más característico es anticlásico y no estrófico, a diferencia de la poesía arraigada: utiliza el verso libre o el versículo, abomina de la rima y, aunque suele emplear el soneto y algunas estrofas populares, su dicción interna, en busca de un lenguaje más directo y sencillo, es quebrada y entrecortada por un abundante uso del encabalgamiento y la entonación coloquial, como ocurre en Blas de Otero.
En cuanto vio la tímida doncella salir del fiero golpe tanta ruina, del temor demudó la cara bella, cual reo que al suplicio se avecina; y juzga no esperar a más, que ella botín no quiere ser del que abomina, de aquel Reinaldo que ella tanto odiaba cuanto a ella él míseramente amaba.
De todo lo cual se infiere que cuando abomina y prohíbe Platón las ficciones poéticas no quita el gusto y entretenimiento de los juegos escénicos a los dioses, todos los cuales son buenos y excelsos, sino a los demonios.
En efecto, fue empresa muy ardua para un filósofo tan ingenioso el llegar a conocer o argüir atrevidamente y condenar toda la diabólica chusma, a la cual cualquiera vejezuela cristiana fácilmente conoce, y con singular libertad escupe y abomina, si no es que acaso este filósofo tema ofender a Aneburite, a quien escribe como a una insigne cabeza y pontífice de semejante religión, y a otros aficionados que admiran estas cosas como divinas y pertenecientes al culto y religión de los dioses.
Las combinaciones personales o de círculo, las que no tienen bandera ni principios, aquellas que no reconocen ideales, sirven sólo para fomentar el desgobierno que el país abomina y detesta como enemigo del orden y generador de la anarquía.
La duda que la nueva Academia pone en todo es contraria a la certidumbre y constancia de la fe cristiana Respecto a la diferencia que cita Varrón, alegando el dictamen de los nuevos académicos, que todo lo tienen por incierto, la Ciudad de Dios totalmente abomina semejante duda, reputándola como un disparate o desvarío, teniendo de las cosas que comprende con el entendimiento y la recta razón cierta ciencia, aunque muy escasa por causa del cuerpo corruptible, que agrava al alma (porque como dice el Apóstol «en parte sabemos») y en la evidencia de cualquiera materia cree a los sentidos, de los cuales usa el alma por medio del cuerno, porque más infelizmente se engaña quien cree que jamás se les debe dar asenso.
Mas vuestra sangre preña más la campiña, pues la ira os ciega. Pensad mientras se llega la tercia hora y podréis ver cómo el hombre precia al extraño cuando a sí abomina.
Cuando falta en el hogar, produce la noche y la discordia; cuando viene, trae la luz y la tranquilidad: el niño le recibe con gritos de júbilo, el viejo con una sonrisa de satisfacción. El vegetariano que abomina de la carne infecta y criminal, le bendice como un alimento sano y reparador.
16 Seis cosas aborrece Jehová, Y aun siete abomina su alma: 17 Los ojos altivos, la lengua mentirosa, Las manos derramadoras de sangre inocente, 18 El corazón que maquina pensamientos inicuos, Los pies presurosos para correr al mal, 19 El testigo falso que habla mentiras, Y el que enciende rencillas entre los hermanos.