abombado

(redireccionado de abombada)

abombado, -da

 
adj. De figura convexa.
(Amér.) Díc. del que tiene la cabeza cargada y no puede pensar con claridad.
(Amér.) Ebrio, aturdido.

abombado, -da

(aβom'baðo, -ða)
abreviación
que tiene forma convexa una madera abombada
Traducciones

abombado

convex

abombado

ADJ
1. (= convexo) → convex; (= abovedado) → domed; (= saltón) → bulging
2. (LAm) (= aturdido) → stunned
3. (Méx) (= borracho) → tight
4. (LAm) [comida] → rotten
estar abombadoto smell bad, stink
Ejemplos ?
En los reinos cristianos, de España y resto de Europa, existía un instrumento conocido como guitarra con cuatro pares de cuerdas, de forma redondeada y caja abombada, parecido a la vihuela.
Es una de las Islas Eolias, un archipiélago volcánico al norte de Sicilia. Este nombre es una corrupción del antiguo nombre griego que se le dio por su forma redonda y abombada.
En niños menores de 1 año, no suele presentarse esta rigidez por lo que el pediatra en este caso también palpa la fontanela anterior para determinar su abombamiento. Si se encuentra abombada ha de descartar meningitis aunque existen otras causas de abombamiento de fontanela.
La región de la boca y de los caninos es casi tan potente. La caña nasal es recta, a menudo un poco abombada, nunca cóncava. La base de la frente (stop) es extremadamente corta.
En su frente abombada, en sus mejillas de rosa de Bengala, en su mirada lenta y tierna se veía la huella de esas profundas meditaciones, de ese pensamiento suspicaz que las mujeres acostumbradas a sufrir sepultan en el silencio absoluto.
-Al barrer, completó otro.» Ya se habían levantado, parado y sacudido los jinetes caídos, los caballos y la vaca, la cual, abombada por tanto golpe, se volvía trotando, al rodeo.
-¡Enrique! ¡Enrique! -gritó una voz algo abombada-. ¿Adónde corres así? ¿Quieres desventurado, hacerme perder la apuesta de un costoso lunch?
La cara tiene frente angosta y abombada, pequeños ojos al sesgo, hocico o nariz ancha, chata y grande, con pequeñas aletas redondas.
Era alto y enjuto. Sobre la abombada frente, manchada de pecas, los lustrosos cabellos negros se ondulaban señorilmente. Tenía los ojos color de tabaco, ligeramente oblicuos, y vestía traje marrón adaptado a su figura por manos pocos hábiles en labores sastreriles.
Las piernas bien esculpidas igual que los brazos; las rodillas casi tocan la barbilla. La espalda es abombada. El pedestal, cuidadosamente desbastado, es una pilastra rectangular de considerable altura que se aguza hacia abajo.
Esto no es París ni Londres; pero resulta suficientemente grande para que no se tropiecen nunca dos personas, cuando una hace la vida de mujer abandonada, visitando más las iglesias que los teatros, y la otra se agita en el mundo de noche y vuelve a casa todos los días a la hora en que, el frac arrugado y la pechera abombada, se impregnan del polvo que levantan los barrenderos y del humo de las buñolerías.
Los temas más numerosos en este caso, fueron los florales en rojo, verde, amarillo y azul. En las jarras y piezas altas se hacía la decoración en la parte abombada y si el cacharro tenía tapa, ésta iba también decorada.