abnegación


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con abnegación: abnegada, altruista, honor, osadia

abnegación

s. f. Actitud o cualidad de quien es capaz de sacrificarse por otros o por un ideal dio muestras de una abnegación inquebrantable. generosidad

abnegación

 
f. Sacrificio espontáneo de la voluntad, de los afectos o de los bienes materiales y aun de la vida en servicio de algo o alguien.

abnegación

(abneγa'θjon)
sustantivo femenino
renuncia voluntaria a un deseo o interés la abnegación de las madres
Sinónimos

abnegación

sustantivo femenino
generosidad, desinterés*, desprendimiento*, altruismo. egoísmo.
Abnegación es una forma más elevada e implica todas las demás juntas; se emplea sobre todo tratándose del sacrificio de la voluntad, de los afectos o de la conveniencia propia.

abnegación:

filantropíagenerosidad, desprendimiento, desinterés, sacrificio, altruismo,
Traducciones

abnegación

abnegation

abnegación

abnegation

abnegación

abnegation

abnegación

SFself-denial, abnegation (frm)
Ejemplos ?
El segundo aporte consistió, como es notorio, en un buen núcleo de familias canarias, de origen netamente español y portadoras, por consiguiente, de las virtudes y defectos heredados y de los usos y modos de actuar de su ambiente isleño: usos austeros y modos de actuar propicios a cualquier abnegación.
Inesperados hechos que comenzaron a perfilarse al día siguiente - se puede decir – de la erección de cada Junta fueron los que colocaron a ´los pueblos´ en el camino del separatismo y de la dispersión. Había que hacer un nuevo deber imprevisto y lo hicieron todos con firmeza y abnegación…”.
Vuestro heroísmo, vuestra constancia, vuestra abnegación, vuestra nobleza, me han servido de estímulo inmenso en los días de lucha y de prosperidad, y de fortísimo sostén en las amarguras, en los sufrimientos, en la terrible inacción, la más dura de todas las cruces, la única que ha quebrantado mis hombros en mi vida de combate.
Por esto los dioses le tributaron más honores que a hombre alguno en su admiración ante aquel testimonio de abnegación por aquel de quien era amado.
Quiero agradecer a cuantos han colaborado con entusiasmo, entrega y abnegación en la gran empresa de hacer una España unida, grande y libre.
Estoy seguro por lo demás de que los maestros serán, como siempre, los que con su espíritu de abnegación y ejemplaridad, aportarán sus mejores luces y sus esfuerzos en una labor de tan elevada trascendencia nacional.
Nuestros gobernantes, empeñados en la lucha política por “el sistema”, no vacilaban ni ante la guerra civil en los días que, desde nuestro punto de vista nacional especialmente, era necesario, más que nunca, cultivar con abnegación los principios de unión sagrada.
No; con actividad y abnegación, multiplicándose en esfuerzos incompensados y en sacrificios sin gloria, Lavalleja fue recuperando día a día, mes a mes, a todos sus viejos soldados de Sarandí para nuclearlos en la “División oriental” que comandaba.
Pienso que si en los tiempos en que vivían aquellos hombres de bronce, alguien se hubiera permitido poner en duda su palabra prócer, ensayando la suspicaz insinuación de que aprovechaban lo que fue obra de imprevistos sucesos para agrandar su mérito, con más amargura que indignación, sin duda, habrían apelado al testimonio de los compañeros de jornada, hermanos por la sangre, por la abnegación y por el común anhelo de ser libres, para que dieran fe de sus dichos.
Eran la representación encantadora de la ternura y la abnegación, de la valentía y del goce, ya fueran niñas, jóvenes, madrecitas, ancianas.
Sabe, además, el Gobierno, que cuenta con el heroísmo y la abnegación del Ejército para restablecer la paz y dar severas lecciones a los insensatos que la han perturbado.
La abnegación del ejército debe ser correspondida no solamente con la estimación de la sociedad, que ha encontrado en él un escudo, ni sólo con el aplauso del pueblo, que tiene en él un reflejo constante de sus aspiraciones y un baluarte decidido de sus conquistas, sino con progreso positivo del orden material que eleve su bienestar y su decoro y con nuevas ideas que fortifiquen su espíritu, dándole funciones sociales y disciplinas más de acuerdo con sus características de institución humana, esencialmente constituida para proteger y salvaguardar el desenvolvimiento económico, intelectual y moral del pueblo.