abate

abate

(Del ital. abate < lat. abbas, abbatis, abad.)
1. s. m. RELIGIÓN Eclesiástico de órdenes menores que solía vestir traje clerical a la romana.
2. RELIGIÓN Clérigo extranjero, en especial italiano o francés.

abate

 
m. Eclesiástico de órdenes menores que solía vestir traje clerical a la romana.
Clérigo extranjero, esp. italiano o francés.
Traducciones

abate

abbé

abate

abbe

abate

SM (Rel) (frec hum) → father, abbé
Ejemplos ?
Respuesta.-El primero y principal de todos es el que tiene el supremo autor de la naturaleza sobre esta gran maquina del Universo que ha salido de su mano omnipotente: él la dirije y la mantiene en este concierto admirable que espanta al filósofo: él cuida de los negocios humanos: el forma, eleva, abate, o destruye los grandes imperios con solo un acto de su voluntad soberana, concurriendo a todo esto como causa primera y universal, y dejando obrar a las causas segundas que son las inmediatas de todos los sucesos humanos.
No recuerdo si leí ó me contaron que un clérigo molondro, y á quien el pueblo, aludiendo á que usaba peluquín rubio, llamaba el abate Citcaracha consiguió á fuerza de trapacerías y bajezas, la protección de im virrey, el cual, á pesar de la tenaz resistencia del Cabildo eclesiástico, logró, á la larga, que su ahijado se calzase una canongía.
Hay entonación robusta en los tercetos, de caprichosa estructura, con que dedica el libro: A la memoria de mi madre santa— jamás las peripecias del combate que el ardimiento nubil agiganta, te anuncien que mi espíritu se abate.
Hace en el muslo descansar la lanza Grifón, que errar no suele en el combate, lanza el caballo y, cuando un tanto avanza, la mete en ristre, aprieta el acicate, y al barón de Sidón de suerte alcanza que muerto del arzón al suelo abate.
Las vidas de San Martín y de Martínez de Pasqualis me habían dejado preocupado; más aún, cuando supe que el célebre abate católico Levi, el autor del Dogma y ritual de Alta Magia, había sido Martinista.
Al cabo de tres meses se volvieron a ver, y se pasmaron de hallarse muy contentos. Levantaron entonces una hermosa estatua al Tiempo con este rótulo: Al consolador ---- Traducción al español del Abate
En el comedor habíamos quedado cuatro convidados, a más de Minna, la hija del dueño de casa; el periodista Riquet, el abate Pureau, recién enviado por Hirch, el doctor y yo.
La clase de servicios que Arqueta prestaba a Mediánez eran todos del género que a Mariano le gustaba, entre bastidores; se referían a lo que no puede decirse (¡la delicia de Arqueta!), y aquellos lazos eran de los que sólo abate la muerte; y puede que tampoco, porque lo probable será encontrarse en el infierno.
Era, durante la semana, algún resumen de Historia Sagrada o las Conferencias del abate Frayssinous18, y, los domingos, a modo de recreo, pasajes del Genio del Cristianismo19.
El compromiso con el pueblo de México es el de seguir trabajando incansablemente hasta lograr superar esta tragedia que abate a todos los mexicanos.
Hubieran deseado empujar el tiempo, pero el tiempo es un caballero que por nadie ni por nada sale de su paso y cuya presencia debe aprovecharse, porque en cuanto se ha ido ya no vuelve aunque le llamemos con lágrimas de desesperación. Mientras esperaban al padre llamó a la puerta la enfermedad y dijo con su acento que abate: -¡Aquí estoy!
Era un tonsurado que pertenecía a una de esas buenas familias que para enaltecer su nombre tienen un hijo abate; llevaba un alzacuello bordado, la barba recortada en forma de huso y unos bigotes retorcidos y atusados; tenía el pelo muy rizado y hablaba de forma pastosa y con un estilo afectado.