abasí

(redireccionado de abasíes)
También se encuentra en: Sinónimos.

abasí

[también abbasí] adj.
1   Relativo a la dinastía árabe fundada en el s. viii por Abu-l-Abbas, que destronó al califa omeya de Damasco y estableció la corte en Bagdad.
s. com./adj.
2   Persona perteneciente a esta dinastía.
OBS Plural: abasíes.

abasí

 
adj. Díc. de la dinastía de califas descendientes de Abbas.
Relativo a esta dinastía. La forma más usual es Abasidas o Abbasidas.
Ejemplos ?
Este conflicto no se desarrolló en Egipto, sino en otra parte en el mundo árabe, pero cuando los abasíes consiguieron el poder, trasladaron varias capitales a áreas que les fueran más controlables.
732: derrota árabe-bereber a manos de Carlos Martel en Poitiers. 750-1258: dinastía de los abasíes (Bagdad capital del califato) 878: ocultación del duodécimo Imán, descendiente de Alí.
Pero hay numerosas secesiones político-religiosas. En efecto, los abasíes fundaron Bagdad. Hay entonces un desplazamiento del centro político hacia el este, que por consecuencia le transferirán corrientes llegadas desde el extremo oriente, pero también significará un desequilibrio pues el centro está alejado del oeste del Imperio.
La ascensión al trono de los abasíes, que regirían los destinos del califato entre 750 y 1218, inauguró una nueva etapa en la historia de Asia Central.
A raíz de unos graves distrubios en 835, el califa decidió abandonar Bagdad e instalarse en una ciudad de nueva planta, Samarra, que sería capital de los abasíes hasta que al-Mutamid se trasladó de vuelta a Bagdad en 892.
Los abasíes, aupados en el poder por un movimiento que tuvo en el componente ideológico y el potencial militar sus principales bazas, pudieron imponer en un primer momento un alto grado de centralización en todo el imperio, con la excepción de al-Ándalus y el norte de África.
Esta última rama de la dinastía se mantuvo hasta 1517 cuando los turcos otomanos conquistaron Siria y Egipto. Hasta mediados del siglo VIII los abasíes habían dado poco de que hablar.
El califa abasí, que cada vez se apoyaba más en las tribus turcas, pidió ayuda a los selyúcidas para expulsar a los buyíes de Bagdad. En 1055 los selyúcidas conquistaron la ciudad y se aliaron con los abasíes.
Significó el fin del califato omeya y la subida al trono de los abasíes, una dinastía que duraría (con diversas influencias y un poder variable) hasta el siglo XIII.
Este título implicaba la independencia política de los califas abasíes (que trasladaron la capital del califato a Bagdad), aunque reconocía su autoridad religiosa.
Mientras que los omeyas, sus predecesores, habían sido poco más que los dirigentes de una confederación escasamente cohesionada de tribus árabes, los abasíes llegaron a construir un gran estado centralizado multiétnico que emularía y perfeccionaría la maquinaria administrativa del estado sasánida.
El ejército omeya se batió en retirada, con su moral definitivamente rota. Muchos fueron perseguidos por los celosos abasíes o fueron ahogados en el río Zab.