Ejemplos ?
También les agradaba correr y subir a las ramas de los árboles, cortar frutas o descubrir nidos; esconderse entre los matorrales o en las casonas abandonadas.
Insta a los Estados a que promuevan la integración en cuanto a residencia de todos los miembros de la sociedad en la etapa de planificación de los planes de ordenación urbana y otros asentamientos humanos, y cuando se renueven las zonas abandonadas de las viviendas públicas, para contrarrestar la exclusión social y la marginación; Empleo 103.
Y me acuerdo porque no pudimos salir del Senado, hasta la una y media de la mañana, y por esas cosas de la vida era Senador el Presidente Raúl Alfonsín, el Presidente – quien junto a Sarney, fundó el MERCOSUR – pero que cuyas políticas finalmente habían sido abandonadas porque alguien había dicho que era mejor ser amigos de los ricos que ser amigos de los pobres.
María, Reina del Purgatorio: te ruego por las almas más abandonadas y olvidadas y a las cuales nadie recuerda; tú, Madre, que te acuerdas de ellas, aplícales los méritos de la Pasión de Jesús, tus méritos y los de los santos, y alcancen así el eterno descanso.
De nada servirán planes y programas, si todo se convierte en comunicación unidireccional donde el maestro y el alumno sean meras entidades repetitivas y artificiosas, abandonadas a su propia inercia, distantes de la realidad educativa que se pretende crear para contribuir a mejorar la mexicanidad con vocación universalista de siglo XXI.
Al alcance de mi mano, como irónica tentación, estaban las riquezas abandonadas, las maravillas de arte que acaso codicié: ningún ojo sino el mío para contemplar los cuadros de Velásquez, las estatuas de Fidias, las cinceladuras de Cellini; y allá en las secretas cajas de los abandonados bancos, ninguna mano sino la mía para hundirse en los montones de billetes y centenes de oro...
Y como si estuviera ya desprendido de sí mismo, vio a lo lejos de un país un bungalow totalmente interceptado de todo auxilio humano, donde dos criaturas, sin leche y solas, quedaban abandonadas de Dios y de los hombres, en el más inicuo y horrendo de los desamparos.
Sara, a quien parecía guiar un sobrenatural presentimiento, al llegar al punto que le había señalado su conductor, vaciló algunos instantes, indecisa acerca del camino que debía seguir; pero, por último, se dirigió con paso firme y resuelto hacia las abandonadas ruinas de la iglesia.
Murallas arruinadas, calles abandonadas, habitaciones sucias y deterioradas, una población despreciable y mísera taraceada con toda variedad de colores, desde el negro azabache al mestizo y de allí al pálido triste criollo ”.
Los medios para oponerse a las depravadas ideas de extinguir con ignominia, parece que son ningunos si se considera devastada la tierra, los Enemigos casi a las puertas de esta ciudad, abandonadas las fronteras de nuestras tropas y ocupadas ya de nuestros contrarios; y si considera también que la Excelentísima Diputación y Excelentísima ciudad se hallan sin ningunas prevenciones, y, lo que es más de ponderar, sin dineros efectivos en sus erarios, que es el principal nervio y fuerza para emprender la guerra.
No obstante, las actividades de lectura en las escuelas, sin tomar en cuenta el punto de vista complementario que representan para cualquier sujeto, se han visto abandonadas con frecuencia.
Otra cosa sucede, en cambio, cuando el deseo inconsciente reprimido recibe un refuerzo orgánico que puede prestar a sus ideas de transferencia, poniéndolas así en situación de intentar exteriormente por medio de su excitación, aun cuando han sido abandonadas por la carga del Prec.