abacial


También se encuentra en: Sinónimos.

abacial

adj. RELIGIÓN Del abad, la abadesa o la abadía.

abacial

 
adj. Relativo al abad, a la abadesa o a la abadía.
Traducciones

abacial

игуменски, манастирски

abacial

abacial

abacial

abbatial

abacial

abbatial

abacial

abbatialis

abacial

abbatiaal

abacial

abbacial

abacial

abbaziale
Ejemplos ?
405) = En la noche del 2 de noviembre, en el momento en que sonaba la campana de la medianoche, todos los espectros de los habitantes de la villa de que deberían fallecer a lo largo del siguiente año atravesaban uno a uno el pórtico abacial de Saint-Géraud.
En cuanto al padre Carmona, no llegó á lucir en el Perú la mitra abacial, porque murió en el viaje, quedándose Lunahuaná sin abad, desdicha que hasta ahora lamentan los vecinos de ese valle que tan famosas chirimoyas y tan ricas paltas produce.
Escenas casi idénticas tuvieron lugar, a poco, en el monasterio de la Encarnación. La madre Nieves y la madre Cuevas se disputaban el cetro abacial.
-Pues, señor mío -le contestó la abadesa-, mientras estas manos empuñen el báculo abacial, no saldrá Rosa del claustro sino cuando ella lo quiera.
Y con tal fin llamó a su sobrino Ramón, mozo de empuje, gran cazador, familiarizado con los rincones de la sierra. Vino, y encerrose con el tío en la celda abacial.
El 16 de abril de 1787 se hizo muy tranquilamente la elección, a presencia del obispo y de fray Antonio Cárdenas, en quien delegó sus facultades el provincial. Ninguna de las antiguas pretendientes al poder abacial, que en ese siglo era todavía gran bocado, exhibió su candidatura.
Disputábanse el centro abacial Sor Antonia María de los Llanos y Sor Leonor de Omontes, actual abadesa, y que aspiraba a la reelección.
Bernardos de Clervaux poseen diez y siete mil fanegas de bosque, siete grandes herrerias, catorce grandes cortijos, y cantidad de feudos, de beneficios y aun de derechos en los paises estrangeros. La renta del convento llega á doscientas mil libras: el tesoro es inmenso; el palacio abacial es el de un príncipe.
El 21 de septiembre de 1791 se unifican las parroquias de Issoire, quedando como iglesia parroquial la abacial de San Austremonio.
Ello causó la tristeza y oposición de Hildegarda, que luego reflejaría en serias cartas de protesta al arzobispo Hartwig de Bremen, hermano de Ricardis, quien había influido para conseguir el cargo abacial; llegó a apelar hasta al papa, sin conseguir que la monja volviera.
Los restos mortales del rey y los de varias de sus esposas, entre ellos los de Zaida, fueron recogidos y conservados en la cámara abacial hasta el año 1821, en que fueron expulsados los religiosos del monasterio, siendo entonces depositados por el abad Ramón Alegrías en una caja, que fue colocada en el muro meridional de la capilla del Crucifijo, hasta que, en enero de 1835, los restos fueron recogidos de nuevo e introducidos en otra caja, siendo llevados al archivo, donde se hallaban en esos momentos los despojos de las esposas del soberano.
Él fue quien se encargó de amurallar el monasterio, debido a la inestabilidad que sufría la zona en esa época, azotada por los continuos ataques de piratas. También mandó construir la torre del reloj y el palacio abacial.