Ejemplos ?
El Estado adoptará las medidas para desarrollar el sistema progresista y nacional de enseñanza, alfabetización, estudio en el idioma natal, ampliación de la docencia gratuita media, superior y técnico-profesional; libertad de actividad científica, técnica, cultural y artística, a tono con los objetivos de la Revolución de Abril; derecho a la libre y pública exposición de su opinión, de manifestaciones y reuniones pacíficas, así como el derecho a agruparse en organizaciones sociales progresistas y demo­cráticas sobre bases patrióticas.
El periodista Dante Limón, de la revista Epoca: señor Presidente, yo quisiera una opinión sincera y crítica de su parte, ¿de qué tan bien o mal, qué tan poco o mucho se ejerce en México lo que llamamos libertad de expresión? El Presidente de la República: bueno, muy a tono con el día.
En cambio, me creo obligado, ahora más que nunca, a consignar aquí, una vez más, para que quede bien patente, la siguiente afirmación: La idea central que inspira todo el Manifiesto, a saber: que el régimen económico de la producción y la estructuración social que de él se deriva necesariamente en cada época histórica constituye la base sobre la cual se asienta la historia política e intelectual de esa época, y que, por tanto, toda la historia de la sociedad -una vez disuelto el primitivo régimen de comunidad del suelo- es una historia de luchas de clases, de luchas entre clases explotadoras y explotadas, dominantes y dominadas, a tono con las diferentes fases del proceso social...
La revolución debe ser solidaria, y encontramos un gran ejemplo de ello en la Comuna de París, que ha caído porque en todos los grandes centros, en Berlín, Madrid, etc., no se ha levantado simultáneamente un gran movimiento revolucionario a tono con el nivel superior de la lucha del proletariado parisino.
En Asturias, se canta esto en el pueblo de Navia: :Este neñín que teño nel collo :e d'un amor que se tyama Vitorio, :Dios que madeu, treveme llongo :por non andar con Vitorio nel collo. Y la melodía con que se canta está a tono con la tristeza miserable de los versos.
En todo caso, el demócrata sale de la derrota más ignominiosa tan inmaculado como inocente entró en ella, con la convicción readquirida de que tiene necesariamente que vencer, no de que él mismo y su partido tienen que abandonar la vieja posición, sino de que, por el contrario, son las condiciones las que tienen que madurar para ponerse a tono con él.
A principios del siglo XVII con la llegada del Barroco y más tarde de la Ilustración en el siglo XVIII, se produjeron diversos movimientos revolucionarios que, a tono con la racionalización propia de la época, exigían un punto de vista más racional y empírico sobre dichos acontecimientos.
Su inercia incita coaliciones y obscuras pasiones de poder por el poder, o del poder por la riqueza. Pongámonos a tono con los nuevos tiempos.
Dicho eso, sin duda, para que haya esa reforma política y ese sistema de partidos, todos los partidos deben reformarse para estar a tono con esas condiciones de competencia política y, ciertamente, dentro del espectro de partidos políticos en México, uno muy importante -el más importante, atendiendo a su representatividad electoral es mi Partido, es el Partido Revolucionario Institucional, y creo que por lo mismo el PRI es el primer obligado a llevar adelante una profunda reforma interna.
Es la tarea impostergable para la comunidad internacional, asegurar el cumplimiento de la estrategia para el Segundo Decenio del Desarrollo y poner este instrumento a tono con las nuevas realidades del Tercer Mundo y con la renovada conciencia de los pueblos.
VIAJES DE OBSERVACION Y ESTUDIO Después de haber adquirido conocimientos vastos y dinámicos en la Universidad de Missouri y cuando se proponía retornar al país, equipado, especialmente, de la técnica que necesitaba "El Universo", para hacer un periódico más a tono con el tiempo, librándolo del estancamiento rutinario, con un ingenioso desvío hacia su ascenso progresista, el Dr.
-Necesita usted casarse; yo misma se lo hubiera aconsejado, si me creyera con autoridad para aconsejarle -decía la viuda a Carlos, sospechosa de la ineptitud de él para ponerse a tono con otra lógica-.