Ejemplos ?
Compenétrate en cumplir estos preceptos, pero atente a dominar ante todo las necesidades de tu estómago y de tu sueño, después los arranques de tus apetitos y de tu ira. No cometas nunca una acción vergonzosa, Ni con nadie, ni a solas: Por encima de todo, respétate a ti mismo.
Cuando llegó el médico, sonrió a la enferma y le dijo que aquello, gracias a Dios, no merecía la pena, pero después, cuando estuvo a solas con la señora Micaela, su cara sufrió grave metamorfosis y, triste y meditabundo, dijo a la vieja: -Esto no me gusta; esa estúpida de Márgara ha cometido una imprudencia imperdonable.
Buscando estar a solas salíme al huerto, y durante mucho tiempo paseé en la noche callada mi soledad y mis tristezas, bajo la luna, otras veces testigo de mis amores y de mis glorias.
Rosalía, reliada en el mantón y casi oculto el semblante por el pañuelo, una vez que hubo salido del corral, entornó la puerta, se dirigió jadeante hacia la salida del pueblo; por fin había conseguido enterarse dónde estaba su Joseíto; el Chusquel, en su diálogo con la señora Micaela, creyéndose a solas con ésta, no se había recatado de hablar del señor Juan el Pulío ni de la señora Pepa, su consorte; también se había enterado de que el enfermo mejoraba, pero que su impaciencia por verla era tan grande, que ya se hacía imposible casi retenerle.
Por lo demás, la señora Generala y yo hablaremos a solas (cuando le sea cómodo, pues yo no tengo nunca prisa) acerca de insignificantes pormenores de conducta, que darán forma natural y admisible a lo que siempre será, en el fondo, una gran caridad de su parte...
Y cuando aquella madrugada, ya terminada la partida, se encontró el Muñequero con Paco Cárdenas a solas con éste en la calle, a la sazón solitaria, sin más testigos que la luz de la luna y un sereno que dormitaba en el zaguán de uno de los edificios, preguntó el primero al segundo: -¿Me quisieras tú decir, que estoy rabiando toa la noche por saberlo, qué fue lo que tú platicaste con el Maroto cuando le sacaste de la sala?
¡Qué desvaríos de portero!. Menos de una hora después, la generala había oído la escena de boca de su marido. Llamó a Emilia a solas. -¡Pobre criatura!
Y, luego, dijo el Maestre de Campo Toribio de Castro que daba su voto al Capitán Diego Mestanza; y los demás Regidores dijeron que querían votar en secreto, y así lo hicieron, tomando papel y tinta y escribiendo cada uno de su mano a solas y en secreto la persona por quien habían votado.
Éste mandó que la bella muchacha pasara sola a verlo, mientras a la mujer que iba con ella como compañía, le hacían regalos. Cuando TECPANCALTZIN quedó a solas con XOCHITL, le declaró su amor y la convenció para que se amaran.
«¡Triste, triste de mí, que a solas lloro »sin que mis ayes lleguen »al corazón que adoro!» Y aquí llegaba de su amarga queja cuando, a través de la cruzada reja y entre la sombra oscura que el olivar cobija en su espesura, cual blanca aparición consoladora, llegar bajo sus rejas vió a deshora recatada de un hombre la figura.
Don Luis advirtió sin duda la boca de aquel abismo, y en cuentas consigo mismo a solas al cabo entró, y una mañana, bajando del árabe al aposento, con irrevocable acento su partida le anunció.
-¡Muy mal! Y quiero hablar con usted a solas antes de morirme... Haga usted que Rosa lo coloque en el sillón de ruedas, y lo traiga aquí...