a pesar de

Traducciones

a pesar de

trotz

a pesar de

malgré

a pesar de

navzdory

a pesar de

på trods af

a pesar de

παρά

a pesar de

jostakin huolimatta

a pesar de

unatoč

a pesar de

・・・にもかかわらず

a pesar de

...에도 불구하고

a pesar de

ondanks

a pesar de

på tross av

a pesar de

pomimo

a pesar de

apesar de

a pesar de

trots

a pesar de

แม้ว่า

a pesar de

karşın

a pesar de

mặc dù

a pesar de

尽管
Ejemplos ?
Y la tarde del día 24, el niño, más amodorrado que nunca, se quejaba mansamente de frío, a pesar de la gran chimenea, en que ardía alta hoguera de leña seca, cuyas llamas regocijaban y derramaban suave calor.
Artículo 99 .- En el ejercicio de la función de control de legalidad, el Contralor General tomará razón de los decretos y resoluciones que, en conformidad a la ley, deben tramitarse por la Contraloría o representará la ilegalidad de que puedan adolecer; pero deberá darles curso cuando, a pesar de su representación, el Presidente de la República insista con la firma de todos sus Ministros, caso en el cual deberá enviar copia de los respectivos decretos a la Cámara de Diputados.
Esta situación de mártir, de bebé vigilado segundo a segundo contra tal disparatada amenaza de muerte, no es seductora, a pesar de todo.
Con dos vigorosas remadas lanzó la canoa sobre la greda, y mientras sujetaba la embarcación al piquete, sus dos silenciosos acompañantes saltaban a tierra, la que a pesar de la oscuridad se distinguía bien, por hallarse cubierta de miríadas de gusanillos luminosos que hacían ondular el piso con sus fuegos rojos y verdes.
La gachí ha consentío pa endulzarme las jieles que antes me dio a beber; pero me dijo una cosa que yo no he podío entender, a pesar de lo mucho que yo chanelo.
-De a ochavo y no de a ochavo -exclamó con acento impetuoso Joseíto-, poique es que mi jembra púo casarse con Tobalico el de Montejaque, que no es pan seco lo que masca, y a pesar de eso espreció ella sus haberes y se casó conmigo sabiendo que yo no tengo más que una choza y dos majuelos, y dende que se casó no le he podío yo mercar na de lo que reluce y de lo que más a ella le gusta, y como la probetica mía es más callá que un sótano y más humilde que el porvo que se pisa, y como además me tiée tanta voluntá, pos en jamás de los jamases ha dicho ni pío tan siquiera; pero como ella tiée pa mí de cristal la frente, pos sé las ducas que ella pasará cuando la otra encomienza a tirarle barrumbás y fantesías.
Y a pesar de to no se crea usté que yo estoy tranquila, que me parece a mí que mi Joseíto está una miajita cabreao y anda siempre cazándome y siempre que viene parece un juez: «¿Quién ha estao aquí?
La acción del Gobierno por sí sola no hubiera bastado para enfrentar la emergencia, a pesar de que se movilizaron con prontitud las instituciones y organismos oficiales, los cuerpos de las Fuerzas Armadas y los equipos de emergencia y salvamento de vidas, tanto en el Distrito Federal como en los Estados de México, Guerrero, Jalisco y Michoacán.
En la convicción de que la Unión empeñaría combate con nuestro buque y en cumplimiento de la orden que por señales recibí del Cochrane, continué la caza, y a las doce, distando del enemigo diez mil metros y teniendo al vapor Loa por nuestro costado, le ordené aumentara su andar hasta llegar a dos mil metros del enemigo y le disparara con su cañón de caza, creyendo que con esta medida la Unión detuviera su andar y nos diera tiempo para atacarla. La Unión, a pesar de cinco disparos que le hizo el Loa, continuó avante, sin responder con sus cañones.
Sin embargo, tal es la naturaleza del tres, del cinco y de toda la mitad de los números, que aunque cada uno de ellos no sea lo que es lo impar, es a pesar de ello siempre impar.
No obstante lo anterior, y a pesar de que se ha logrado sistematizar la ayuda de las personas alojadas en albergues y campamentos sobre los cuales se puede llevar un adecuado control, las autoridades de la Comisión Intersecretarial decidieron poner directamente a disposición de los damnificados los bienes recibidos, para lo cual se abrió precisamente el día de la comparencia del Subsecretario, un centro de distribución en la Sala de Armas de Magdalena Mixhuca en el cual, previa distribución de vales, los beneficiados pueden disponer de prendas de ropa, alimentos y objetos de uso personal.
Y a pesar de todo, sin embargo, nos habían sido demasiado queridos en otra existencia para que no depusiéramos una larga mirada llena de recuerdos sobre aquellos dos cadavéricos fantasmas de un amor.