a la izquierda


Búsquedas relacionadas con a la izquierda: Izquierda Unida
Traducciones

a la izquierda

ontheleft, left, left-hand

a la izquierda

à gauche
Ejemplos ?
- Calculadlo...; os lo suplico.... - Poned otros once. - Once a la izquierda.... -dictó García de Paredes. Y Celedonio repitió: - "Crédito", once.
Acababa el tal de mercar un rollo de alambre, para amañar sus jaulas de codorniz y perdiz, y con el rollo en la derecha, su chiquillo agarrado a la izquierda, la vetusta carabina terciada al hombro, contraída la cara en una mueca de escepticismo, aguardaba la sentencia relativa a la consabida endrómena.
El Consejo consultivo sigue siendo un cero a la izquierda y la organización vecinal es tal, que muchos de nosotros y nuestras familias, ni siquiera sabemos quiénes son nuestros supuestos representantes de manzana, por lo que nadie nunca nos visitó ni nos consultó.
4º.- En los libros se dejará, a la izquierda de los asientos, un margen suficientemente amplio, destinado a anotar las modificaciones u observaciones que haya de hacerse a los datos que contiene.
QUETZALCOATL (quetzal: ave de bello plumaje; coatl: serpiente: la fuerza creadora). HUITZILOPOCHTLI (huitzil: colibrí; opochtli: mirando al sol a la izquierda: sur.
Los TEZCATLIPOCAS, el rojo y el moreno, con sus múltiples manifestaciones se pusieron del lado norte y QUETZALCOATL con HUITZILOPOCHTLI del lado sur, de tal modo que unos estaban a la derecha del hogar y los otros a la izquierda.
Todos lo ignoraban; sólo confiaban en el pajarillo que con su vuelo fascinante los dirigía; aquél colibrí que los guiaba a la izquierda del oriente, al sur: HUITZILOPOCHTLI, símbolo de la voluntad férrea que mucho logra con la persistencia.
HUITZILOPOCHTLI, el colibrí azul que los guiaba hacia el sur, a la izquierda del sol naciente, desde el norte árido hacia la abundancia, símbolo de su persistencia, ejemplo natural de movimiento sostenido, de su afán de lucha creadora, de guerra interior para el perfeccionamiento personal y colectivo y para la expansión de la amistad, los inspiraba y les daba la fuerza, tanta, que los demás pueblos hermanos que habitaban la meseta de ANAHUAC, todos, absolutamente todos, un poco o un mucho, llegaban a asustarse cuando no alcanzaban a distinguir el por qué de tanto afán.
Una vez formado, el 3er Regimiento sube por la calle Montesinos hasta la Planta Eléctrica, en donde dobla a la izquierda y, dividida en columnas paralelas, baja hacia el sur.
Por entre los bananos, allá arriba, el hombre ve desde el duro suelo el techo rojo de su casa. A la izquierda entrevé el monte y la capuera de canelas.
Nadie debe detenerse. Obstruye el paso. Siga de frente. No empuje. A la derecha. A la izquierda. Por el centro. Alto. Siga. Disculpe las molestias.
Vio hacia todos lados: A la derecha, a la izquierda, abajo, arriba, adelante, atrás y cuando se sintió satisfecho de su inexplicable curiosidad, sonrió con angelical dulzura.