Ejemplos ?
¡Vieja comodina! - ¡Sáquenla! - un desconocido gritó creyendo que se había metido a la fuerza. - ¡Ay que gente tan grosera y sin educación.
Supongamos como sucedido el más lastimoso suceso de verse esta ciudad en quien reside hoy día, no sólo la, sino la de muchos reinos y provincias, reducida a la necesidad de rendirse a la fuerza, ¿podrán por ventura ser más duras, peores, las condiciones, que de habernos de entregar a discreción, como quieren nuestros Enemigos?
DON JUAN Te equivocas, la interpretación es ésta: si en las redes del amor incautamente cayera, fuera conservada o libre acaso por su inocencia; pero a la fuerza rendida, sin más azar ni defensa, será olvidado en una hora su precio por una torpeza.
-To es jacerse a una cosa, y como a la fuerza dan garrote, y como Dios nos ha dao el entendimiento pa pensar y pa reflercionar, tu hombre se habrá dicho que de lo malo sale lo güeno, y que to menos la muerte tiée cura, y que los tiempos hay que tomarlos conforme vienen, y lo que él me decía ayer en confianza...
Cuando vio que la iglesia se encontraba casi llena y que la misa principiaba, atravesó el jardín con ritmo ágil, llegó hasta las puertas del templo y quitándose el anochecido sombrero, entró. Apenas si podía introducirse, pero él, lo intentaba a la fuerza.
-¡Indio bruto! A veces lo quitaban a la fuerza de este sitio, su sitio, pero luego volvía a su calle para recordar y fomentar su tristeza.
Se pide: Que esta Cámara, estando sumamente preocupada por las implicaciones evidentes como resultado el desembarco de un grupo de personas en las Georgias del Sur -dependencia de las Islas Malvinas- llevado allí por un barco de transporte naval argentino, pide al gobierno de su Majestad que dé todas las seguridades de que SE MANTENDRÁ EN ESTACIÓN EN EL ÁREA UNA FUERZA DE LA MARINA REAL LO SUFICIENTEMENTE FUERTE COMO PARA REPELER CUALQUIER INTENTO DEL GOBIERNO ARGENTINO DE ANEXAR ESTA COLONIA BRITÁNICA A LA FUERZA.
Enfrente de él, a unas cuantas millas de distancia, avanza sobre el mar, como una lengua que lame su espalda inquieta, un cerro oscuro. Los ingenieros fueron allá, desventraron el cerro y, a la fuerza, lo convirtieron en puerto del Musel.
Si estas facciones han tenido por objeto saquear y repartirse propiedades públicas, o nacionales, o de una generalidad de ciudadanos, o atacar o resistir a la fuerza pública que persigue a los autores de estos delitos, los que se hubieren puesto a la cabeza de esas facciones, o hubieren ejercido en ellas un empleo o mando cualquiera, serán también reprimidos con la pena anterior.
Pero también tenemos que saber que en la integración económica está, porque ahora viene otra cuestión, nosotros ya no tenemos niveles de endeudamiento importante, pero tenemos también altos de niveles de extranjerización de nuestra economía, que en un mundo en crisis, cuando uno observa la cuenta corriente de capital – y yo no soy economista pero en estos últimos años tuve que aprender a la fuerza, Rafael – observa que lo que antes se iba por intereses de la deuda hoy se va por remesas de utilidades, sin reinversión.
DEL MANTENIMIENTO DE LA PAZ GENERAL Artículo 1 Con el objeto de prevenir, tanto cuanto sea posible, el recurso a la fuerza en las relaciones entre Estados, las Potencias Signatarias acuerdan emplear todos sus esfuerzos para asegurar la resolución pacífica de las diferencias internacionales.
Venid. DON LUIS: Os sigo a la fuerza pues que me lleváis asido, mas a ello estoy decidido e inútilmente porfiáis. EL MERCADER: Ya tenéis ante los ojos cuanta riqueza poseo; ahora decidle al deseo que pida, y sin poquedad, porque sin un don precioso que no avergüence mi mano, seguro estad, castellano, que no os vais de la ciudad.