Ejemplos ?
La niña, fue enterrada a expensas de su protector en una sencilla sepultura; no faltaron en ella las más hermosas flores mientras vivió Benigno, flores que fueron a besar sus hermanas las mariposas.
12°.-La guarnición o tropas de continuo servicio, que existan en adelante en esta provincia, serán mantenidas a expensas de la República de Chile.
No conocemos más que un solo ejemplo de un pueblo colocado en condiciones de clima análogas a las de la región central de Chile y que viva a expensas de alimentos vegetales: ese pueblo es la Irlanda.
Pero cuando, como en aquella época, el intercambio era negociado en su conjunto por capitalistas privados compitiendo por las ganancias privadas, a expensas de las comunidades, el resultado era totalmente diferente.
Personas "sin oficio", como se especifica en cada asiento, lo que suponía vivir, o mal vivir, de unas exiguas rentas en el mejor de los casos, o incluso a expensas de amigos o deudos.
En el Oriente todo se funda en el soporte horizontal y montan tes verticales, el arco es un simple motivo de ornamentación que se enclava entre el sistema de pilares y dinteles, sus bóvedas son sencillos casquetes esféricos o bóvedas estalactíticas, es decir, un techo plano en el cual se han sostenido las estalactitas como recuerdo de la frescura de la cueva, pero estas bóvedas por ventana obedecen a una estructura de medios para cubrir, es puramente una creación ornamental, es decir, exclusivamente lujo, que solo se pueden permitir ciertas y determinadas individualidades a expensas de la colectividad.
Para citar solamente al sector que más fielmente refleja la exagerada concentración de la riqueza, cabe considerar que mientras la banca privada y sus grandes socios sigan ensanchando sus actividades e influyendo decisivamente sobre las más diversas ramas de la economía, sin cortapisa alguna ni cauce legal que permita al gobierno intervenir en la forma de canalizar los recursos bancarios en la producción y los servicios de mayor importancia y beneficio popular, el desarrollo económico del país estará a expensas de los grupos financieros y su poderosa periferia, los que han demostrado más de una vez carecer de todo sentido nacional y cuyos móviles son meramente lucrativos.
Lo mismo he visto honrado casi en apoteosis el busto del desterrado Víctor Hugo que el del más acérrimo poeta imperialista; lo mismo se vende allí la novela del disolvente Sue, que la del peregrino Octavio Feuillet; lo mismo pasea en coche y tiene hotel y quintas de recreo, a expensas de su pluma, Alejandro Dumas, que Victoriano Sardou.
La Villa de Riobamba, la ciudad de Cuenca, la ciudad de Loja, la Villa de Zaruma y otros pueblos que estaban llenos de gente: españoles, mestizos e indios podrían ayudar con soldados a las entradas que hubiesen de hacer. El Capitán Melchor de Mármol quería costear todos los gastos a expensas de su hacienda y a riesgo de su vida.
Pero Areche pensaba que el rey lo había enviado al Perú para que, sin pararse en barras, enriqueciese el real tesoro a expensas de la tierra conquistada, y que los peruanos eran siervos cuyo sudor, convertido en oro, debía pasar a las arcas de Carlos III.
Esos programas pueden ser especialmente útiles en los casos en que un grupo, cualquiera que sea su peso demográfico, trata de monopolizar los sectores político y económico a expensas de otros grupos...
Esa participación separada o la ambición por obtenerla, lejos de hacer a su propietario o buscador un ciudadano devoto del bienestar común, era completamente probable que le hiciese un ciudadano peligroso, porque su interés egoísta era agrandar su participación independiente a expensas de sus conciudadanos y del interés público.