Ejemplos ?
En verdad, hemos encontrado nuestro camino en medio del mar turbulento de los acontecimientos. A cada paso hemos tenido que dar una respuesta creativa a lo esperado y a lo inesperado.
Será cosa superflua querer hacer ahora demostración de que esta grande obra del mundo no puede estar sin alguna guarda, y que el curso y discurso cierto de las estrellas no es de movimiento casual; por lo que mueve el caso a cada paso se turba...
Y sé que sus ojos han querido decirle: «¡Pero, hombre, si no es aquélla, si la verdadera soy yo!» Del mismo modo sabemos que en otra ocasión dijo usted poco más o menos: «Cuando voy sola por la noche a mi cita de amor, los pájaros no cantan, el viento no se mueve, las casas de la calle están, a un lado y a otro, silenciosas... »Y mis ajorcas tintinean a cada paso mío.
Fuese tras esto el suceso A esperar solo á su casa: Cada instante que se pasa Es todo un siglo de afan. A cada paso que siente Por la torcida escalera, Cree que la noticia fiera De su muerte á darle ván.
-Paso, no más -dijo Mahamut-; detente, amigo Ricardo, que a cada paso temo que has de pasar tanto la raya en las alabanzas de tu bella Leonisa que, dejando de parecer cristiano, parezcas gentil.
Por dorados techos y suntuosos palacios estimamos estas barracas y movibles ranchos; por cuadros y países de Flandes, los que nos da la naturaleza en esos levantados riscos y nevadas peñas, tendidos prados y espesos bosques que a cada paso a los ojos se nos muestran.
Y lo que más le importa es hacer que nosotras cometamos a cada paso tan cruel y perverso pecado...
Ya salía a pie un ratito, apoyado primero en el brazo de su mujer, después en un bastón, a cada paso más derecho, con menos temblequeteo de piernas.
XI-XII, 1888): "Es preciso haber leído algo de este literato, conocer los chisporroteos de ingenio que riega a cada paso en sus períodos, su erudicción maciza, llena, fundamental, su facilidad de producir, sus principios literarios razonados, el brillante encadenamiento de su prosa, su pureza en el decir al par que el absoluto modernismo en la expresión, de manera que es un clásico elegante, su estilo compuesto de joyas nuevas de plata vieja, pura, para apreciarla." En Nicaragua publicó dos libros sobre las relaciones entre Costa Rica y Nicaragua y la cuestión canalera, también Lecciones de Filosofía Natural o Positiva.
Y siendo vuelto a llamar del destierro, no sólo no vino, sino antes se apartó más lejos, diciendo: «Vean esas cosas aquellos a quien en Roma tiene presos la felicidad: vean en la plaza y en el lago Servilio gran cantidad de sangre (que éste era el lugar donde en la confiscación de Sila despojaban): vean las cabezas de los senadores y la muchedumbre de homicidas que a cada paso se encuentran vagantes por la ciudad, y vean muchos millares de ciudadanos romanos despedazados en un mismo lugar, después de dada la fe, o por decir mejor, engañados con la misma fe.
DIECISIETE Los maestros neohumanistas de México hemos de tener presente el recuerdo de nuestra historia, tanto indígena como mestiza, a cada paso de la existencia, para dar a la Patria la alegría que sólo sus hijos podremos restituirle; esa felicidad que durante mucho tiempo ha deseado y que perdió de pronto, desgarradoramente, aquel día de agosto en Tenochtítlan.
Pero por mucho que avaro la guarda el viejo y la esconde, no encuentra lugar en donde ocultarla de Genaro. A cada paso en secreto muda casa, mas se aburre, pues por mucho que discurre jamás consigue su objeto.