añorar


También se encuentra en: Sinónimos.

añorar

(Del cat. enyorar < lat. ignorare, ignorar, no saber [dónde está alguien].)
v. tr. e intr. Sentir tristeza al recordar a una persona o cosa que está ausente añoraba los tiempos de juventud. extrañar

añorar

 
tr. Recordar con pena la ausencia, privación o pérdida [de una persona o cosa].
intr. Padecer añoranza.

añorar

(aɲoˈɾaɾ)
verbo transitivo
recordar con pena algo o alguien querido que no está añorar el pasado
Sinónimos

añorar

transitivo e intransitivo
echar de menos, echar en falta, recordar (con tristeza).

añorar:

echar en faltaechar de menos, extrañar, acordarse,
Traducciones

añorar

miss, to long for, yearn for, mourn

añorar

sehnen

añorar

A. VT [+ país] → to yearn for, miss, be homesick for; [+ difunto, pérdida] → to mourn
B. VIto pine, grieve
Ejemplos ?
No sabía ni una palabra de francés cuando pisó Normandía y su crónica histórica, escrita muchos años después, evidencia que nunca olvidó su idioma inglés y jamás dejó de añorar su tierra de origen.
Tiene muy mal carácter, es desconfiada, y debe soportar a un hermano inválido (Pedro), además de añorar a su marido (Alatriste) y buscar a su hijo.
Su juventud estuvo marcada por la lectura de los clásicos latinos, afición que lo llevó a añorar la grandeza de la antigua República romana en contraste con la decadencia con la Roma de la época, con un Papa residiendo en Avignon, e inmersa en las luchas entre las grandes familias patricias, los Orsini, los Colonna…, a quienes odiaba profundamente al parecer debido al asesinato de un hermano a manos de un noble.
Más tarde, con la llegada de los transistores de estado sólido, los amplificadores pasaron a construirse con dichos elementos que permitían hacerlos más compactos, ligeros y con más rendimiento. Pero los oídos de músicos empezaron a añorar el cálido y rico sonido que conocían de las válvulas.
Son 21 versos de 4 estrofas largas que son recitados diariamente por miles de devotos quienes hacen un eco al sentimiento de añorar ese momento tal como hacía Shrimad Rajchandra antes de eventualmente lograr el momento de liberación.
Esto explica el porqué países que han fracasado en la inserción al libre mercado, tienden a añorar políticas proteccionistas que fueron base de la economía del siglo XX.
Tampoco por el Estado Nacional Sindicalista que pretendían los falangistas, desplazados del centro del poder desde 1942 (salida de Ramón Serrano Súñer) y abocados a añorar una romántica revolución pendiente.
Un personaje que parece añorar los tiempos del franquismo (aunque no lo expresa directamente) y que pretende usar la cadena para hacerse un hueco en la escena política.
Con la canción llegaba también de algún modo un nuevo sonido, algo más tétrico o quizás sólo un poco más adulto, contra las líricas cadenciosas y provocativas de canciones anteriores de DM, no buscando satisfacer a nadie, siendo fieles a la música electrónica tras del experimentalismo de un éxito y sin añorar al miembro que pudo haber mejorado todo un álbum, sólo clamando las dificultades que debieron pasar para de nuevo llegar a publicar discos.
El proyecto de un nuevo Israel en Palestina fructificó por varios factores: A pesar del paso de los siglos, los judíos nunca dejaron de añorar la vuelta a Jerusalén, anhelo reflejado en el deseo expresado en muchas festividades judías, Leshaná Haba'á Birushalayim («el año próximo, en Jerusalén»), o en la milenaria costumbre de romper una copa en cada casamiento judío, rememorando la destrucción del Templo de Jerusalén y la consecuente dispersión.
Asimiló aspectos de la cultura popular de USA, incluida la bandera, el dólar, Popeye… Se entregó a visiones caóticas –ver por ejemplo las témperas de los años 1971-72- que presentan ciertas afinidades con las obras más simultaneistas de su juventud montevideana, así como las visiones neoyorquinas del propio Torres-García. Y a la vez, el errante Gurvich no dejaba de añorar su Montevideo adoptivo, dulce ciudad a la cual jamás volvería”.
En la conclusión del libro, tras descalificar a los que llama los «ilustrados del» por «añorar la libertad comillas del autor de los que erraron con Lutero, una libertad de pensamiento estéril y desvinculada de lo que fecunda a la misma libertad: su adhesión a la verdad», Martí Gilabert afirma que «en las Cortes de Cádiz aparece por primera vez en la historia de España el anticlericalismo» cuyo objetivo era «someter a la Religión a la tutela laica del Estado, con el pretexto de salvaguardar la fe».