añadir

(redireccionado de añadimos)
También se encuentra en: Sinónimos.

añadir

(Del lat. vulgar *inaddere < addere.)
1. v. tr. Unir una cosa a otra para formar un todo. agregar, sumar
2. Poner una cosa junto a otra para hacerla más grande o extensa añadió la falda con un volante.

añadir

 
tr. Agregar, incorporar una cosa a otra.
Aumentar, acrecentar, ampliar.

añadir

(aɲaˈðiɾ)
verbo transitivo
1. agregar y unir una cosa a otra añadir azúcar a la mezcla
2. agregar una aclaración, decir algo más Explicó el error y añadió una disculpa.
Sinónimos

añadir

transitivo
1 agregar, acompañar, adjuntar*, sumar, adicionar, incorporar, incluir, superponer, unir.
Incorporar es por su etimología y significado presente, añadir formando cuerpo o conjunto. Una salsa se corta si el aceite que le añadimos no se incorpora a la masa. Los soldados se incorporan a su regimiento, no se añaden. Incrementar es voz culta o cientifica. Entre añadir y agregar existe la diferencia expuesta en la cita:.
«Lo que se añade compone parte integrante de aquello a que se añade; lo que se agrega conserva su individualidad: de modo que añadir es aumentar el todo, y agregar es aumentar el conjunto. Añadir supone homogeneidad; pero agregar no requiere esta circunstancia. Cuando se quiere ensanchar o alargar una pieza de ropa, se le añade un pedazo del mismo tejido y color. Las guarniciones, los flecos y los adornos postizos se agregan, no se añaden
José Joaquín de Mora
2 aumentar, ampliar*. restar, mermar.
«El aumento es el resultado de la adición. La parte que se agrega a otra para hacerla mayor, es lo que se añade; la que se hace mayor con la parte añadida, es lo que aumenta. Aumenté el número de mis libros, añadiendo a los que tenía algunos que me faltaban. Este vecindario se va aumentando de día en día; y no, se va añadiendo. Aumentó su caudal añadiendo a él la dote de su mujer; y no, añadió el caudal aumentando la dote, porque se daría a entender lo contrario de lo que se quería decir.»
José López de la Huerta
Traducciones

añadir

add, to add, append

añadir

afegir

añadir

להוסיף

añadir

toevoegen

añadir

dodati

añadir

přidat

añadir

tilføje

añadir

lisätä

añadir

dodati

añadir

足す

añadir

추가하다

añadir

tilføye

añadir

dodać

añadir

adicionar

añadir

lägga till

añadir

เติม

añadir

eklemek

añadir

thêm

añadir

增加, 添加

añadir

添加

añadir

VT
1. (= agregar) → to add (a to)
2. [+ encanto, interés] → to add, lend

añadir

vt to add
Ejemplos ?
En el primero no tenemos preocupación ninguna, no abrigamos el más mínimo error; y cuando decimos con orgullo que el hombre es el ser más perfecto, la hechura más acabada de la creación, sólo añadimos a las verdades reconocidas otra verdad más innegable todavía.
"Es decir, si hacemos la suma de las propiedades poseídas por mero derecho legal a la herencia, y añadimos a ella todo lo que había sido obtenido por medios que la opinión pública sostenía que eran especulativos, abusivos, fraudulentos, o que representaban resultados en exceso para los servicios prestados, quedaría poca propiedad, y ciertamente ninguna en absoluto en cuantías considerables." "De lo que el clero predicaba en tiempos de Julian," dijo el doctor, "uno habría pensado que la piedra angular de la Cristiandad era el derecho de propiedad, y el crimen supremo era la ilegítima apropiación de propiedad.
El Apóstol dice: «Desea morir y hallarse con Cristo», y más acomodadamente: «Deseó mi alma grandemente en todo tiempo, aficionarse a tus preceptos y mandamientos, y el amor de la sabiduría nos conduce al reino eterno.» Pero comúnmente hemos convenido en que al decir codicia o concupiscencia, si no añadimos de qué es la codicia o la concupiscencia, no se pueda tomar sino en mala parte.
Pero si lo decimos así, no se expresa y declara la persona que amenaza; y para los que son tardos de ingenio, añadimos la palabra «acaso» diciendo, «acaso no», porque no podemos escribir la voz como la pronuncia el que habla.
Respecto al templo de Venus y a la candela inextinguible, no sólo con este ejemplo no nos estrechan, sino que nos abren un camino muy anchuroso, puesto que a esta candela que nunca se apaga añadimos nosotros muchos milagros o maravillas de las ciencias así humanas como de las mágicas, esto es, las que hacen los hombres por arte e influencia del demonio y las que ejecutan los demonios por sí mismos, lo cuales, cuando intentáramos negarlas iríamos contra la misma verdad de la sagradas letras, a quien creemos sinceramente.
del despotismo ministerial en la última época, y aun añadimos con dolor, que fue víctima del mismo, lo que no hubiera experimentado si las leyes, si las Cortes, si las loables costumbres y fueros de España hubieran mantenido su antigua energía, y de este último estado parte la facilidad con que el Pueblo cree que esta Constitución de Cádiz es el único remedio que puede curar las llagas, que abrió la falta de administración de justicia, la inobservancia de las leyes fundamentales, y el haber huido del consejo y sujeción de las Cortes; cuyos abusos producen consecuencias incalculables.
Ustedes saben que, al revés de los partes del Estado Mayor, nosotros nunca añadimos ni una bala más a la que se ocupa en un combate, y cuanto les he referido se ajusta, rigurosamente y sin exageración de ninguna índole, a la realidad, porque en la guerra suceden cosas realmente increíbles.
Si a esto añadimos que el padre de la joven, al pasar a mejor vida en 1637, la había dejado bajo el amparo de una tía sesentona y achacosa, legándole un decente caudal, bien podrá creérsenos, sin juramento previo y como si lo testificaran gilitos descalzos, que no eran pocos los niños que andaban tras del trompo, hostigando a la muchacha con palabras de almíbar, besos hipotéticos, serenatas, billetes y demás embolismos con los que, desde que el mundo empezó a civilizarse, sabernos los del sexo feo dar guerra a las novicias y hasta a las catedráticas en el ars amandi.
A esto añadimos, que la neurastenia fue agravada por el incendio del despacho de Newton en ocasión en que aquel había salido de casa para ir a sus devociones a la iglesia.
Un partidario de este temple es una alhaja impagable para toda especie de gobiernos, mientras haya imprenta; y más si añadimos que cree como en su salvación en los partes de los encuentros y escaramuzas que en los papeles públicos suelen venir consignados, y se extasía de placer cuando se encuentra con aquello de que: «De los enemigos murieron tantos centenares de hombres, y nosotros no hemos tenido más que un contuso y algún sargento desmayado», o cosa semejante.
Y para no ser pesados en enumerar cada uno de los apologistas, añadimos el catálogo de los excelsos varones de que se ha hecho mención, a Basilio el Grande y a los dos Gregorios, quienes habiendo salido de Atenas, emporio de las humanas letras, equipados abundantemente con todo el armamento de la filosofía, convirtieron aquellas mismas ciencias, que con ardoroso estudio habían adquirido, en refutar a los herejes e instruir a los cristianos.
A la idea del periódico añadimos la de organizar una Editorial, que pueda atender a todas las necesidades de la propaganda, tales como la publicación de libros, etc.