Ejemplos ?
Este segundo intento de fundación se da en noviembre de 1511 en la desembocadura del río Guaorabo, cerca del área conocida hoy como Añasco.
- Los municipios de Aguada, Rincón y Añasco, y los barrios Cerro Gordo y Plata de Moca, más los barrios Sabanetas, Río Cañas Abajo, Quemado y Leguísamo del municipio de Mayagüez.
Los municipios de Lores, Las Marías y Maricao. 15. Los municipios de Añasco, Aguada y Rincón. CUARTO DISTRITO SENATORIAL Distritos Representativos: 16.
A sus lados los caciques, Guarionex, el más querido, porque más que otro alguno, poseía una grande alma, y le era propio el mérito de hacerse amar; el no menos animoso Broyoan, en cuyos dominios se dio más tarde la batalla de Yagüeca, y que comprendían las inmediaciones del pueblo de Añasco...
El hogar modelo de sus padres: señor Segundo A. Gallardo Añasco y Sra. María Teresa Loayza de Gallardo, constituyó el oasis y la Escuela que formó al señor Francisco Gallardo, desde donde emergió a la vida aureolado con la promesa de honradez, talento y hombría de bien.
Estos han sido sus anhelos, sus ideales y acaso sueños, porque aún no se ha pensado en un proyecto de instalación hidroeléctrica suficiente para afrontar la industrialización y resolver los problemas regionales. Así planificaba el señor su padre, don Segundo Gallardo Añasco.
Romero González desciende de una distinguida familia zarumeña que está vinculada con otras familias de distinguido abolengo residentes en la Provincia de El Oro y en las ciudades de Guayaquil y Quito, y representa uno de los altos valores de la Provincia de El Oro. Está casado con Doña Lucrecia Witt Rossi, única hija de Don Ernesto Witt Añasco y de Doña Catalina Rossi.
Fue presidente de Paraguay, primero provisional (1880-1882), y luego constitucional (1882-1886). Fue hijo de José Ramón Caballero de Añasco y de Melchora Melgarejo y Genes.
En esta revuelta, Agüeybaná II, el cacique más poderoso de su tiempo, junto con Urayoán, cacique de Añasco, organizaron una revuelta en 1511 en contra de los españoles en el sur y oeste de la isla.
El 29 de noviembre de 1811 fuerzas del teniente gobernador de Corrientes, Elías Galván, al mando de José Ignacio Añasco expulsaron de Mandisoví a los luso-brasileños.
Belalcázar había dejado en enero de 1537 como su primer teniente a don Juan de Ampudia y como primer alcalde a don Pedro de Añasco, según cuenta Juan de Castellanos en sus crónicas.
Los sacerdotes Alonso de Barzana y Pedro Añasco compusieron hacia 1590 preceptos gramaticales y vocabularios; Barzana también escribió doctrina cristiana, catecismo, homilías, sermones, confesionario y plegarias en kakán, pero nunca llegaron a ser publicados.