Ejemplos ?
Y si realmente algunas de nuestras catedrales presentan un aspecto no muy agradable o descuidado, es debido a las añadiduras posteriores que han sufrido.
De acuerdo con Mommsen, Solino también acudió a una crónica (posiblemente de Cornelius Bocchus) y a una Chorographia pliniana, además de añadiduras a esta obra hechas por Adriano.
El historiador José María de Mena cuenta de esta forma la historia de La Favorita, que en buena medida es cierta, salvo por las añadiduras poéticas: Hubo de convivir con la más asfixiante nobleza, fortalecida con las dos anteriores regencias.
No obstante, la primera aparición oficial del himno en partitura ocurrió más de treinta años después en 1957, con leves añadiduras de Juan Diego Tercero, en esa época director del Conservatorio Nacional de Música.
Allí la profundidad de la bahía era de 16 a 18 brazas, por lo que los buques podían atracar a lo largo del litoral, directamente a la costa, empleando añadiduras o salientes de tablas sobre horcones.
ha cometido. Haberle hecho guerra a La Mar y no ser de Guayaquil, con las demás añadiduras de opiniones y otras cosas. Es el federalista más rabioso que se conoce en el mundo, antimilitar encarnizado y algo de mato.
28 La obra de las basas era esta: tenían unas cintas, las cuales estaban entre molduras: 29 Y sobre aquellas cintas que estaban entre las molduras, figuras de leones, y de bueyes, y de querubines; y sobre las molduras de la basa, así encima como debajo de los leones y de los bueyes, había unas añadiduras de bajo relieve.
30 Cada basa tenía cuatro ruedas de bronce con mesas de bronce; y en sus cuatro esquinas había unos hombrillos, los cuales nacían de fundición á cada un lado de aquellas añadiduras, para estar debajo de la fuente.
Venían metidas en un cacharro de los que tienen para pomo en la tapadera una cabeza de liebre, indicando su contenido: un suculento pastelón de liebre, cuya carne sabrosa, hecha picadillo, estaba cruzada por collares de fina manteca y otras agradables añadiduras.
También hay ciertas similitudes con la Iglesia de Nuestra Señora de Kalundborg, que fue consagrada el mismo año que San Benito; al igual que ésta, es una construcción de ladrillo de planta en cruz y torre central, con añadiduras góticas.
Esto muestra la refinación del texto bíblico, descubriéndose y suprimiéndose u aclarándose "añadiduras" a partir de las investigaciones de historiadores y expertos sobre el tema.
En estas añadiduras, las cuestiones religiosas son relegadas al fondo, enfocándose más en la historia política, siendo así mismo el lenguaje más popular.