Ejemplos ?
Crisp, P. 1986. Coastal Wetlands. Wellington, Nueva Zelandia: Nature Conservation. Dugan, P.J., ed. 1990. Wetland Conservation, A Review of Current Issues and Required Action.
La ONU escogió a Uribe para integrar la comisión, integrada por dos representantes de Turquía e Israel y encabezada por el ex primer ministro de Nueva Zelandia Geoffrey Palmer.
Su acceso peatonal se da a través de un puente peatonal ubicado sobre la Calle 174. Atiende la demanda de los barrios San Antonio Noroccidental, Villa del Prado, Nueva Zelandia, La Uribe y sus alrededores.
Así, en Australia y Nueva Zelandia el apertura (nº 10) y el primer centro (nº 12) se denominan first y second five eights, respectivamente.
En las tierras fuertes o arcillosas, el grano de Nueva Zelandia, llamado revelaer, da productos más finos y de más valor que el de Riga.
El estrecho. El transatlántico Grafton. Regreso a Auckland. Recibimiento en la capital de Nueva Zelandia. Evans y Kate. Conclusión.
Otros países importantes han correspondido a Italia, con 94 mil toneladas; Bélgica, con 78 mil toneladas; Alemania Oriental, con 67 mil toneladas; Yugoeslavia, con 28 mil toneladas; Japón, con 28 mil toneladas; Nueva Zelandia, con 23 mil toneladas y Rusia con 22 mil toneladas.
Faiuz Mustapha; el Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Nigeria, Magistrado Uche Omo; el Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y Libertades del Camerún, Sr. Solomon Nfor Gwei; el Conciliador para las Relaciones Raciales de Nueva Zelandia, Sr.
(1 de diciembre de ) Por la Argentina: Adolfo Scilingo - Francisco Bello Por Australia: Howard Beale Por Bélgica: Obert de Thieusies Por Chile: Marcial Mora Miranda - Enrique Gajardo - Luis Escudero Guzmán Por la República Francesa: Pierre Charpentier Por Japón: Koichiro Asakai - Takeso Shimoda Por Nueva Zelandia: G.D.L.
En Nueva Zelandia hay mucho calor, y los negros de allí son hombres de cuerpo arrogante, como los que andan mucho a pie, y gente brava, que pelea por su tierra tan bien como danza en el palo.
Y ya van cinco pueblos que han hecho lo mismo que los indios: los de Nueva Zelandia, los ingleses, los canarios, los japoneses y los moros.
Los movimientos de este ejército estaban regulados como los de un ballet de ópera. Primero venía el turno de los faroleros de Nueva Zelandia y de Australia.