Zamora

Zamora

 
Provincia del NO de España que forma parte de la Comunidad Autónoma de Castilla y León. Limita con León al N, Valladolid al E, Salamanca al S, y Portugal y Orense al O; 10 559 km2 y 195 665 h. La capital es Zamora. El relieve se divide al NO en los Montes de León y el macizo Galaico y en el centro y S aparece la llanura meseteña. El clima es continental. Cultivos de trigo, cebada, remolacha azucarera y patata. La ganadería ovina es la más difundida. Existen yacimientos de estaño y una importante producción de energía hidroeléctrica.
hist. En la antigüedad, los vacceos habitaron las tierras del centro y S, y los astures las del N. Fue ocupada por romanos, suevos y visigodos. Perteneció al valirato de al-Ándalus y Alfonso I (739-757) emprendió su reconquista, finalizada a mediados del s. XI por Fernando I. La ganadería de la Baja Edad Media determinó las características básicas de la economía de la provincia. En el s. XIV se produjo un progresivo despoblamiento de la provincia que se ha mantenido hasta la actualidad.

Zamora

 
Ciudad española, capital de la provincia homónima; el término municipal tiene 142,48 km2 y 66 293 h. La ciudad se asienta en la orilla derecha del Duero, a unos 30 m por encima del curso fluvial. El clima es continental. Las actividades urbanas son básicamente de tipo comercial y administrativo. Presenta buenas comunicaciones (ferroviarias y carreteras) lo que favorece su papel de centro de área de mercado. Entre las industrias, escasas y pequeñas, sobresalen las agropecuarias, textiles y metálicas.
hist. Su núcleo original fue un asentamiento de vacceos. Durante la dominación romana se convirtió en un importante nudo de comunicaciones. Los suevos y visigodos se establecieron en la ciudad. Ocupada por los musulmanes, Alfonso I la reconquistó en 747. Posteriormente fue destruida varias veces por los musulmanes. Entre el s. X y el XIII se desarrolló una floreciente industria pañera. En el s. XVI, la crisis de la industria textil motivó el inicio de su decadencia económica y demográfica.
Traducciones

Zamora

SFZamora
Ejemplos ?
RONQUILLO: Oidme señor; yo espiro Aunque pecador, en calma: Solo me atormenta el alma Un peso que solo vos podeis quitarme: la muerte Del obispo de Zamora.
sin cesar suena en su labio, Y un ¡ay! le sigue y el prelado llora; Y es el audaz prelado que en Zamora '¡Santiago y libertad!' apellidó.
José Zuppa Núñez; José de Jesús Miramontes Jiménez; Arnoldo A. Solano Zamora.- Rúbricas.- Diputado Vicepresidente.- C. Anastacio García Amaya; Rúbrica.- C.
-Es que lo que le ha pasáo al Zamora tiée la mar de filo y la mar de contrafilo; que es mucha labor la que se ha cargao con él Cristóbal el Mulete y la Niña del Romero.
-Pos bien, ya te lo digo; la hipoteca estaba vencía y er Zamora estaba prendaíco der tó de la der Romero, la cual ya le había dicho más veces que no que abejas tié una cormena y que púas un zarzal, pero como cuando er queré se mos mete en el alma por toicos los ventanales, se nos aletarga la razón y la consencia; pos velay tú, al mozo se le gorvió negro lo blanco un día y le ijo al tío Pepe el Perejiles que si su retoño no se casaba con él, él diba a tener el gusto de ponellos a dambos al relente del camino.
Hernández, Daniel Delgadillo, Luis Hidalgo Monroy, María Enriqueta, Delfina Huerta, Rosaura Zapata, Valentín Zamora Orozco, Rosario María Gutiérrez Eskildsen, Rosaura Lechuga y muchos más.
-¿Y estás tú tamién enterao de que el padre de la del Romero le tenía hipotecáo al Zamora el lagar y que ya estaba vencía la hipoteca?
Por todos los datos últimamente recogidos pueden contarse Señor Secretario, 63 víctimas y entre ellas los Coroneles Montes, Zamora y el Comandante de ingenieros Borda.
Don Diego de Sotomayor Corregidor y Justicia Mayor, Don Joseph Antonio de la Carera, Juan de Aguirre Goyçueta, Manuel Freire Zamora Regidor Pedro Vázquez Feijóo Regidor, Lucas Viera Rebelo Regidor, Francisco Pérez Guerrero Regidor, Bernabé Hidalgo de Pinto, Martín de Aybar, Hernando Gordillo.
En la Muy Noble y Muy Leal Ciudad de San Francisco del Quito del Pirú, en treinta días del mes de Junio, mil y seiscientos y cuarenta y seis años, habiéndose juntado en su Cabildo y Ayuntamiento, como lo han de uso y costumbre, a tratar y conferir cosas tocantes al servicios de Dios Nuestro Señor, de Su Majestad y bien de la República, el Corregidor y demás Capitulares, es a saber: el General Don Antonio de Santillana y Hoyos Corregidor de esta dicha Ciudad y su tierra por el Rey nuestro señor, Don Diego Sancho de la Carrera Alférez Mayor, el Comisario Don Francisco de Villacís Alguacil Mayor, Don Francisco de Paz Miño, Don Francisco de Villegas Sanctamaría, Manuel Freyre de Zamora...
Antonio de Santillana Hoyos, Don Diego Sancho de la Carrera, Don Francisco de Villacís, Don Francisco de Paz Miño, Don Francisco de Villegas Sanctamaría, Manuel Freire de Zamora, Pedro Vázquez Feijoo, Don Pedro Ruiz de Rojas, Don Juan de Larreínzar Salazar.
Y luego, incontinenti Su Merced del dicho Señor Gobernador, en continuación de la fundación de la dicha Ciudad, dixo que señalaba y señaló por términos e jurisdicción de la dicha Ciudad de Cuenca y subjeto a la Justicia Real de ella, por el camino de la dicha Ciudad de Quito hasta el pueblo de Naturales que se dice Tiquizambe, encomendado en Pedro Martín Montanero, que son diez y siete laguas de la dicha Ciudad de Cuenca, y la parte de la Ciudad de Loxa hasta el río de los Jubones, que hay catorce leguas de la Ciudad de Cuenca, y hacia la parte de Zamora...