Villena

Villena

 
Mun. de la prov. española de Alicante, cab. de p. j.; 31 700 h. Vid y hortalizas. Salinas. Ind. del calzado y de la cerámica.
Ejemplos ?
El de importación versa sobre los artículos de uso corriente que no se producen en Villena, tales como coloniales, bisutería, pañería, quincalla, etc.
Benejama. — Villa de 2.532 habitantes, á 8 kilómetros de la estación de Villena, estación más próxima. Coche á la estación 25 céntimos.
— Trigo, cebada, maíz, frutas, vinos y miel. Alambrado eléctrico. Estación de Ferrocarril en la línea de Villena. Carreteras á Alcoy y Bocairente.
En el XV se produjeron conmociones más serias contra el rey Enrique IV y el jefe de su camarilla, don Juan de Pacheco, marqués de Villena.
Sobre todo la producción de patatas, ajos y uvas es tan enorme y de calidad tan excelente que por sí sola bastaría á asegurar la riqueza de Villena.
Mogente y Fuente La Higuera imitaron el ejemplo de los anteriores y por orden del barón de Mogente fué muerto el vecino de Villena Rodríguez Navarro.
En 1813 el mariscal Suchet, después de cañonearla nuevamente, penetra en Villena y rinde las fuerzas que guarnecían el castillo, ascendientes a 1.000 plazas.
Siguiendo la triste suerte de toda España, Villena padeció la dominación goda y la romana, de la cual le arrancó el heroico rey de Aragón Don Jaime en 1240.
A 39 kilómetros de Alicante y 12 de Alcoy. Aceites, frutas, granos, hortalizas, legumbres, vino. Carreteras á Alicante, Alcoy y Villena. Coches diarios para Alcoy.
Don Pedro IV la concedió á Don Juan Manuel, que fué nombrado príncipe de Villena. En 1475, siendo marqués de Villena D. Diego Pacheco, como tratase cristianamente á moriscos y conversos; loa fanáticos, alentados por el clero, se sublevaron, degollando bárbaramente á judíos y moros, sin respetar niños, mujeres ni ancianos.
125 Venimos al çerco de nuestros presentes, donde fallamos muy pocos de tales: oy la doctrina mayor es de males que non de virtudes açerca las gentes; mas entre otros allí prefulgentes vimos a uno lleno de prudençia, del qual preguntada la mi Providençia, respuso dictando los versos siguientes: 126 «Aquel que tú vees estar contemplando el movimiento de tantas estrellas, la obra, la fuerça, la orden de aquéllas, que mide los cursos de cómo e de quándo, e ovo notiçia philosofando del movedor e de los comovidos, de lumbres e rayos e son de tronidos, e supo las causas del mundo velando, 127 »aquel claro padre, aquel dulçe fuente, aquél que en el Cástalo monte resuena, es don Enrique, señor de Villena, honrra de España e del siglo presente».
Gerónimo Brizeño de Mendoça, criado de su magestad y su governador e Justiçia Mayor en todo el Marquesado de Villena, hago saver a vos, el Conzejo e Justiçia e Regimiento de la çiudad de Villena que yo he recibido una çédula de su magestad, firmada de su real nombre e refrendada de Juan Bázquez su secretario, su data el Pardo, a veynte y siete dias de octubre deste año presente de mill e quinientos e setenta e çinco años, que es del tenor syguiente: A nuestro gobierno del Marquesado de Villena.