Venanci Vallmitjana

Vallmitjana, Venanci (1828-1919) y Agapit

 
(1830-1905) Escultores españoles, profesores de la Escuela barcelonesa de Bellas Artes. Fueron los iniciadores de la escultura catalana moderna. De la obra que realizaron en conjunto cabe destacar las alegorías del Comercio y la Industria, posiblemente de Venanci, y las de la Agricultura y la Marina, de Agapit, para el parque de la Ciudadela de Barcelona.
Ejemplos ?
Con motivo de la beatificación de José Oriol el 1806 se hizo un retablo, y cuando fue canonizado el 1909 le fue dedicado un altar diseñado por el arquitecto Joan Martorell con una imagen del santo del escultor Venanci Vallmitjana i Barbany.
Se encuentran panteones de estilos diversos y modernistas, como el panteón de Iu Bosch, del arquitecto Enric Sagnier y obras escultóricas de notable belleza, de artistas modernistas de renombre como Josep Llimona y Venanci Vallmitjana.
En ella abundan los temas marítimos y destacaban las estatuas de bronce alegóricas de sus viajes a Filipinas y las Antillas, que fueron realizadas en bronce por Venanci Vallmitjana i Barbany, discípulo de Damià Campeny, usando piezas de bronce procedentes de algunos barcos de la Compañía Trasatlántica Española que creó el mismo Antonio López y López en vida y fundidos en el Taller Pere Mir (durante la guerra civil se fundieron los bronces de las indias y escudos junto con la figura de López, hoy desaparecidas).
Archivo:A Joaquim Vayreda (18-9-13).JPG A Joaquim Vayreda (1915), de Manuel Fuxà, parque de la Ciudadela. Archivo:Font de Diana, Venanci Vallmitjana.JPG Fuente de Diana (1919), de Venancio Vallmitjana, Gran Vía con Roger de Lauria.
Archivo:Joan Fiveller, Josep Bover.jpg Joan Fiveller, (1844), de Josep Bover, Casa de la Ciudad de Barcelona. Archivo:Ramon Llull, Venanci Vallmitjana.jpg Ramon Llull (1865), de Venancio Vallmitjana, Universidad de Barcelona.
Archivo:A López y López, Venanci Vallmitjana.JPG A López y López (1884), de Josep Oriol Mestres y Venancio Vallmitjana, plaza Antonio López.
La estatua original ubicada encima del gigantesco pedestal, fue realizada por el artista Venanci Vallmitjana i Barbany, discípulo de Damià Campeny, usando piezas de bronce procedentes de algunos barcos de la Compañía Trasatlántica Española que creó el mismo Antonio López y López en vida y fundidos en el Taller Pere Mir.
Durante los primeros días de la Guerra Civil Española en el año 1936, la estatua de bronce de Venanci Vallmitjana i Barbany fue destruida en su totalidad debido a la animadversión que había hacia Antonio López y López, el poder y alta sociedad que representaba y por las sospechas de que se enriqueció gracias al uso de esclavos cuando estaba en Cuba, por esa misma razón, se le conoce como El Negro Domingo.
Pocos meses después de la muerte del banquero y reconocido empresario español Antonio López y López en 1883, el Ayuntamiento de Barcelona, presidido por Francisco de Paula Rius y Taulet, encargó al escultor catalán Venanci Vallmitjana i Barbany realizar un monumento para recordar su persona en la ciudad donde vivió gran parte se su vida tras hacer fortuna en Cuba.
López y López, popularmente conocido como El Negro Domingo, es un monumento presidido por una escultura originalmente creada por Venanci Vallmitjana en cooperación con otros artistas en 1884 y dedicada al empresario Antonio López y López.