Valparaíso

Valparaíso

 
C. del centro de Chile, cap. de la región homónima, Región V (16 378 km2 y 1 381 948 h, incluidas la isla de Pascua, las de Sala y Gómez y la de Juan Fernández), puerto en el Pacífico, al NO de Santiago, segunda c. del país; 295 954 h. Importante centro comercial, cultural e industrial. Escuela naval. Dos universidades. Aeropuerto.
Ejemplos ?
En Valparaíso y en Santiago fué recibido Maroto con ce- remoniosa frialdad por los chilenos, y con ultrajante desdén por la colonia española.
Una carta cerrada y con el siguiente sobre escrito: “Señor Lassero. Gobernación Marítima de Valparaíso. Para entregar a don Lorenzo Paredes”.
Vuelto a Valparaíso y ya dueño exclusivo del “El Comercio”, se lanzó a una campaña de oposición que quedó dramáticamente truncada en 1851 por la clausura del periódico y el extrañamiento de su director dispuestos por el gobierno.
Mitre trasladóse entonces al Perú y habiendo sido poco después autorizado a regresar a Valparaíso, emprendió rápidamente su retorno, pero ya para no demorar mucho tiempo en aquel puerto que le había sido tan cordial y hospitalario.
Y muy pronto entrará en operaciones el embalse Chacrillas en la Región de Valparaíso, reanudaremos las obras del Embalse Convento Viejo en la Región de O’Higgins, suspendidas en 2009, e iniciaremos la construcción del entubamiento del Canal Azapa y de los embalses Chironta en Arica y Parinacota, Punilla en el Biobío y Valle Hermoso en la Región de Coquimbo.
En la segunda quincena de agosto de 1851 Mitre, después de arreglar sumariamente sus negocios y compromisos en Valparaíso, embarcóse en el navío “Medici” con rumbo a Montevideo juntamente con Wenceslao Paunero, Sarmiento y el coronel Aquino.
Se las arregló para recibir bajo su cuidado y en su casa a cierto número de señoras y niños y entonces se marchó a Valparaíso con pocos días de aviso al recibir un telegrama el que, estoy seguro, había sido arreglado anticipadamente.
Sólo encontró, cubiertos de moho, los fusiles que depositara en las vigas del techo. Marotc murió en Valparaíso el 25 de Agosto de 1853, á la edad de setenta y un años.
El caso de excepción a que referimos se constituye con los breves, pero conceptuosas y galanas páginas de presentación con que los editores de la “Memoria Histórica sobre la Revolución de Chile” de Fray Melchor Martínez, acompañaron esa obra impresa en Valparaíso en 1848.
Todo lo que en ese lapso realizó Mitre para el público en materia de historia consistió en el breve y afortunado relato de “El Crucero de la Argentina” editado en Valparaíso en 1860 y sin duda escrito años antes y en un mediocre trabajo sobre “Belgrano y Güemes”, derivación de su historia ya citada que apareció en Buenos Aires en 1864.
Y será tuyo por cierto, en mi momento de agonía; mi último pensamiento, arraigado a tu bahía. ACONTECE EN LOS CERROS Acontece en los cerros, en el alto Valparaíso; el que aún lava la ropa, en artesa los Domingos.
Escribía en 1824, frente a Valparaíso en su “Diario” de viajero a bordo de la fragata de guerra “Cambridge” el capellán Hillman Haviland: “Hay muchos ingleses en Valparaíso, desertores de buques ingleses y se ganan la vida como pulperos y con el contrabando de mercancías europeas.” Y en otra parte: “Hay una lavandera inglesa en ésta y a ella entregué mi ropa servida”.