Tratado de Lunéville

Lunéville, Tratado de

 
hist. Acuerdo firmado entre Francia y Austria el 9 de febrero de 1801.
Ejemplos ?
Ampliando los principios delineados en el Tratado de Lunéville de 1801, la ley estableció una gran redistribución de la soberanía territorial dentro del Sacro Imperio, para compensar a los numerosos señores que perdieron sus posesiones al ser anexionados por Francia, como consecuencia de las Guerras Revolucionarias Francesas, los territorios del Sacro Imperio al oeste del Rin.
El principado se creó para Karl Theodor von Dalberg, príncipe-arzobispo de Maguncia y Príncipe-Primado del Imperio, debido a la anexión de la propia Maguncia por parte de Francia en virtud del Tratado de Lunéville, que cedía a Francia todos los territorios en la ribera izquierda del Rin.
En octubre los franceses ocuparon Toscana, en diciembre pasaron el Mincio y detuvieron su avance por el armisticio de Treviso en enero de 1801. La paz llegó con el tratado de Lunéville, que liquidó el poder imperial en Italia.
Pero desde el 10 de octubre de 1801 una de las disposiciones de una convención secreta —cuyo fin era consolidar el Tratado de Lunéville— firmada por Talleyrand en nombre de Francia y por el embajador ruso, el Conde de Markov en nombre de Rusia, reconocía y garantizaba la independencia de la República de las Siete Islas y acordaba que no habría más presencia de tropas extranjeras en las islas.
En el mes de febrero de 1801, Austria firmó el Tratado de Lunéville, aceptando el control francés sobre el Rin, y la creación de las repúblicas-satélite en Italia y los Países Bajos.
Sin embargo, el acuerdo no resolvió las hostilidades y así, durante la guerra contra la Segunda Coalición, los ejércitos franceses atravesaron el puente del Rin nuevamente el 25 de abril de 1799, encontrándose en las cercanías de Viena cuando Austria solicitó un armisticio que desembocó en el Tratado de Lunéville del 9 de febrero de 1801 que esta vez, certificando la expansión territorial previamente pactada en Campo Fornio, abrió un periodo de paz para la región alsaciana y su capital.
Pasó un período próspero en el siglo XVIII, debido al régimen ilustrado de la emperatriz María Teresa (1740-1780). Los dos obispados fueron secularizados por el tratado de Lunéville de 1803 y entregados a los Habsburgo.
En el año 1801 Francisco I de Austria, Emperador de Austria y del Sacro Imperio Romano Germánico, firmó con la Francia revolucionaria el Tratado de Lunéville por el que cedió a Francia la margen izquierda del Rin.
Después de la ocupación francesa del banco occidental del Rin en torno a 1798 (véase Tratado de Campo Formio y Tratado de Lunéville) el duque de Arenberg recibió nuevos territorios: el condado de Vest Recklinghausen, el Condado de Meppen y el Señorío de Dülmen.
La historia de la ciudad de Laufenburg en la orilla derecha del Rin como ciudad independiente comenzó de hecho cuando el Tratado de Lunéville fue firmado el 9 de febrero de 1801 que dividió la ciudad en dos.
El tratado de Lunéville del 9 de febrero de 1801, concluido entre Bonaparte y el Emperador Francisco II, otorga a los príncipes de Leiningen, como reparación por sus pérdidas territoriales en Francia, compensaciones en Alemania, en particular Amorbach en Baviera.
Después de diversos movimientos populares, la Convención decreta, el 3 de Frimario, Año II (1793), la reunión del señorío de Diemeringen a la República. El tratado de Lunéville (1801) ratificó la decisión de este acto revolucionario.