Tratado de Kiel

Kiel, Tratado de

 
hist. Tratado de paz entre Dinamarca y Suecia (1814).
Ejemplos ?
El 21 de octubre de 1807, la flota inglesa dejó Copenhague junto a sus barcos apresados con destino a Inglaterra, aunque la guerra continuó hasta 1814, cuando se firmó el Tratado de Kiel.
Mediante la gestión de Bernadotte, se ganó el territorio de Noruega con la aplicación del Tratado de Kiel, que obligaba a Dinamarca, aliada de Napoleón, a ceder el territorio noruego a Suecia.
Cuando el emperador francés fue derrotado en 1814, Federico se vio obligado a firmar, el 15 de enero de 1814, el Tratado de Kiel con Gran Bretaña y Suecia, que estipulaba la cesión de Noruega a Suecia, después de que el reino noruego había permanecido cuatrocientos cuarenta años bajo la corona danesa.
l Tratado de Kiel fue un acuerdo internacional entre Suecia y Dinamarca-Noruega firmado el 14 de enero de 1814 en la ciudad de Kiel.
El tratado de Kiel no incluía las antiguas posesiones noruegas de Groenlandia, Islandia y las Islas Feroe, que permanecieron bajo control danés.
En el siglo XVI el papel de primer ministro sufre muy pocas alteraciones, pero tampoco los textos contemporáneos sugieren que fuera un cargo de relevancia a la vista de ausencia de documentación e información al efecto, posiblemente resultado del Tratado de Kiel por la que Noruega perdió el control de Groenlandia, Islandia y las islas Feroe, cuyos territorios pasaron a ser dominios de Dinamarca.
En un momento en que Noruega, por el Tratado de Kiel, debía ser cedida por Dinamarca a Suecia, Cristián trató de asegurar su derecho al trono noruego, pactando con los notables de ese país la redacción de una constitución liberal en 1814, que aún en la actualidad permanece vigente.
Mientras tanto, Dinamarca había pactado una alianza con Napoleón en las llamadas Guerras Napoleónicas, que sería fatal para la integridad del reino. En el Tratado de Kiel de 1814, Federico VI fue obligado a ceder Noruega al rey de Suecia.
En 1814, por el tratado de Kiel, Islandia pasó a ser territorio danés y poco a poco fue recuperando a sus instituciones políticas.
Pero las pretensiones de crear un Estado independiente tuvieron que ser abandonadas por las reivindicaciones de Suecia, que no estaba dispuesta a abandonar lo acordado en el Tratado de Kiel.
La unión de Islandia con Noruega (y tras el Tratado de Kiel con Dinamarca) se mantuvo hasta 1944, durante la Segunda Guerra Mundial, cuando se fundó la república de Islandia.
En 1814, la derrota de Napoleón fue también la de Dinamarca-Noruega y el rey Federico VI firmó el Tratado de Kiel el 14 de enero de ese año, por el cual Noruega era cedida a Suecia.