Támesis

Támesis (Thames)

 
Río del SE de Inglaterra. Nace en la meseta de Cotswoll Hills y desemboca en el mar del Norte, formando un estuario en el puerto de Londres; 338 km.
Traducciones

Támesis

Thames

Támesis

Tamise

Támesis

SMThames
Ejemplos ?
La sospecha popular contra Enrique y su amante, Juana Seymour, los cuales fueron vistos de banquete en el Támesis, era generalizada.
El Támesis, el Danubio, el Rin, seguirán fluyendo aún; el Montblanc continuará enhiesto con su nevada cumbre, la auroras boreales proyectarán sus brillantes resplandores sobre las tierras del Norte; pero una generación tras otra se ha convertido en polvo, series enteras de momentáneas grandezas han caído en el olvido, como aquellas que hoy dormitan bajo el túmulo donde el rico harinero, en cuya propiedad se alza, se mandó instalar un banco para contemplar desde allí el ondeante campo de mieses que se extiende a sus pies.
Soplando el viento próspero en la popa Reinaldo embarca, a todos despidiendo; zarpa el piloto, y sobre el mar galopa tanto que llega allá donde muriendo al mar el bello Támesis se topa.
El enseña que no es la plata el objeto más apreciable a un comerciante inteligente, sino los frutos y mercaderías sobre que puede extenderse en especulaciones bien calculadas; añadiendo que como el Gobierno abriese las puertas de estas provincias traería mil barcos del Támesis, cuyos dueños remitirían gustosos fondos considerables en numerario para comprar nuestros frutos, que les son más apreciables.
Meses gastó en volver (aunque volaba): tanto mar admiró, tanto paraje. Al alba un día junto a Londres llega, y el ave sobre el Támesis sosiega.
Le llamaban más la atención las barracas hediondas del muelle Anaos que los grandes docks del Támesis; y acordándose de la romería del Carmen, era capaz de echarse a llorar en medio de Hyde-Park, si en él se encontraba el domingo siguiente al día 15 de julio.
Habían transcurrido algunos meses desde que tuvo lugar nuestra entrevista con Martha a orillas del Támesis. Yo no la había vuelto a ver; pero ella había tenido en varias ocasiones comunicación con míster Peggotty.
Todo el mundo lloraba; los niños se agarraban a la falda de Agnes, y dejamos al pobre míster Micawber en un arrebato de violenta desesperación, llorando y sollozando, a la luz de una sola vela, cuya claridad, vista desde el Támesis, debía de dar a la habitación el aspecto de una pobre casa.
Mi tía puso toda su buena voluntad en hablar bien del Támesis, que verdaderamente hacía un efecto hermoso a la luz del sol, aunque no pudiera compararse con el mar que veía en Dover; pero conservaba un odio inexorable al humo de Londres, que lo empolvaba todo, decía.
Y lo sabe la artística Florencia, y Génova, la espléndida ciudad, siendo lóbrego velo mi presencia que te empañó de Italia la beldad. »Tajo lo sabe de dorada arena, Betis ilustre y diáfano Genil, Támesis frío, y cenagoso Sena, y mil ríos lo saben y otros mil.
Otro se goce en el feroz tumulto de la batalla y la sangrienta gloria, a la llorosa humanidad insulto; Otro encomiende a la tenaz memoria de antiguos y modernos la doctrina, de absurdos y verdades pepitoria; mientras otro que ciego se imagina en sólidos objetos ocupado, y también a su modo desatina, intereses calcule desvelado, y por telas del Támesis o el indo, cambie el metal de nuestro suelo amado.
Cogí la chaqueta con todas las monedas que acababa de transferir de la bolsa de cuero en la que guardaba mis ganancias. La tiré por la ventana y desapareció en las aguas del Támesis.