Ejemplos ?
El museo del Louvre dispone de tres colecciones relevantes en este departamento, organizadas según los conjuntos geográficos y culturales: Mesopotamia (Sumeria, Babilonia, Asiria, Anatolia...), con el Código de Hammurabi como principal joya.
cadia, Acad o Tierra de Acadia, era una región del norte de Caldea, esto es, la Baja Mesopotamia, entre Asiria al noroeste y Sumeria al sur, durante el periodo de la historia antigua anterior a Babilonia, donde se originó la lengua acadia.
La Acadia Mesopotámica no debe confundirse con las antiguas colonias francesas de la costa este del Canadá las cuales también se llaman Acadia. Babilonia, como región, se originó a partir de los territorios combinados de Acadia y Sumeria.
La lengua acadia evolucionó para formar la lengua babilónica, mientras que la lengua sumeria desapareció. Los acadios, aunque utilizaron la escritura cuneiforme, al igual que los sumerios, la tradujeron a su lengua.
No se conocen documentos escritos en la lengua acadia anteriores a la época de Sargón I el Grande o Sargón de Acad. Sargón es tradicionalmente descrito como el primer gobernante de un imperio unificado de Acadia y Sumeria.
Antes de él, Sumeria comenzó a expandirse bajo el gobierno de un rey llamado Lugalzagesi de Umma (la Erech de la Biblia). Sin embargo, Sargón llevó el proceso más allá de todos los intentos de los reyes sumerios que le antecedieron y conquistó muchas de las regiones de los alrededores para crear un imperio que llegó hasta el mar Mediterráneo y Anatolia.
En la literatura asirio-babilónica tardía, el nombre Acadia aparece como parte del título real en conexión con Sumeria, es decir, no semítico: Lugal Kengi (ki) Uru (ki), que equivale a la expresión acadia sar mat Sumeri u Akkadi, es decir, "Rey de Sumeria y Acadia", que parece haber significado simplemente "Rey de Babilonia", esto es, Rey de la Baja Mesopotamia, la tierra de Senaar de los antiguos, la Sumeria originaria o bien, Rey de Caldea (la mat-Kaldu de los antiguos).
De todas maneras, la noción prendió como un reflejo del talante mesiánico de la cultura occidental, definida ésta en sentido amplio (es decir, como la tradición cultural surgida en Egipto y Sumeria, desarrollada en la Antigua Grecia, Roma, y completada en la Europa Cristiana Occidental.
En-hedu-ana, una sacerdotisa de Mesopotamia dedicada a la diosa sumeria Inanna, tiene el honor de haber firmado la primera poesía lésbica de la historia, donde ella misma se calificaba como la esposa de Inanna.
El Éufrates proveyó el agua que dio lugar al primer florecimiento de la civilización en Sumeria, que data de alrededor del IV milenio antes de Cristo.
La Historia de la literatura refiere que, en su origen, el personaje literario de Adán fue tomado por los judíos de la literatura sumeria, en concreto de la Epopeya de Gilgamesh: se trata de Enkidu y representa a la Naturaleza y los valores rurales del campo frente a Gilgamesh, que representa la Civilización y los valores urbanos de la ciudad.
Los judíos conocían la tradición literaria sumeria por haber sido desterrados como esclavos a Babilonia, como también conocían la tradición literaria egipcia, de la que tomaron la historia de Job y otros elementos, por haber emigrado también allí.