Ejemplos ?
Es cierto que he estudiado la magia y la astronomía, y conozco virtudes de piedras y plantas, y puedo calcular distancias y movimientos de los cuerpos celestes... Pero ya lo dijo un soberano de esta comarca, el poeta Suleimán: quien añade ciencia, añade dolor.
quel rey Artasar, que, después de Suleimán o Salomón, fue el más poderoso y el más opulento del orbe; aquél que soñó tener un palacio como jamás se hubiera visto, para albergar en él las magnificencias de su corte y las fantásticas riquezas de su tesoro, alimentó también otro sueño, más modesto en apariencia, pero de realización infinitamente más difícil: el de aumentar su estatura.
En fin, ¿qué me pides? Tu conjuro me obliga; has pronunciado las terribles fórmulas de Suleimán, hijo de David. -No te pido la juventud, como Fausto cuando chocheaba...
Y Artasar, llamando al escriba que recogía en enceradas tablillas los hechos culminantes del reinado y las máximas formuladas por el monarca para reunirlas en un libro que eclipsase al de los Proverbios de Suleimán (¡lástima que estas tablillas se hayan perdido!), le dictó la sentencia siguiente: «Cuando andamos entre los hombres, no existimos sino por el tamaño de nuestra sombra.
Fuentes cristianas achacan su muerte a una orden directa del califa de Damasco, Suleimán I, al ser denunciado por haberse convertido al cristianismo a instancias de su esposa.
Años más tarde se reconcilió con el emir y recuperó los bienes confiscados y las prerrogativas pasadas. Tuvo tres hijos legítimos que pretendían sucederle, Suleimán, Hisham y Almondzir.
En este cerro se situó el primer asentamiento de la ciudad romana de Complutum, antes de trasladarse al llano. Para los árabes era conocida por Suleimán o Zulema.
La colección de pintura europea incluye una obra ilustre, La Sultana Rossa de Tiziano, curioso retrato femenino que Giorgio Vasari identificó como Roxelana, la esposa de Suleimán el Magnífico.
En represalia a un contraataque austriaco fallido en 1542, la conquista de la parte occidental de Hungría central se completó en la campaña de 1543, que tomó la más importante excapital real de Székesfehérvár y la exsede del cardenal, Esztergom. Sin embargo, el ejército de 35-40 000 hombres de Suleimán no fue suficiente para lanzar otro ataque contra Viena.
Hombre de su tiempo, Alonso de Idiáquez tuvo estrecho trato con el célebre humanista Luis Vives, hábil compositor de cartas latinas, mereció el honor de que el renacentista valenciano le dedicara su trabajo De conscribendis epistolis. Participó en la Jornada de Túnez contra Suleimán, aliado con Francia, en 1535 obtiene el habito de Calatrava.
En el extremo noreste, lindando con Turkmenistán, se encuentran los montes Kopet Dag. En el límite oriental se encuentranlos montes Suleimán, Makrán y los centrales de Afganistán.
Incluso antes de la ascensión al poder de Suleimán, el gobernador de Iraq, Al-Hajjaj ibn Yusuf, intentó aumentar los ingresos, exigiendo a los musulmanes un tipo de gravamen adicional, pero la medida encontró fuerte oposición.