Suecia


Búsquedas relacionadas con Suecia: Dinamarca, suiza

suecia

 
f. Piel de calidad muy fina, empleada esp. para hacer guantes.

Suecia (Konungariket Sverige)

 
Estado de Europa septentrional, miembro de la Unión Europea. Limita con Noruega, Finlandia, el golfo de Botnia, el mar Báltico y el estrecho de Kattegat (mar del Norte), que lo separa de Dinamarca. Su superficie es de 449 964 km2 con un total de 9 120 000 h. La capital es Estocolmo. La moneda y el idioma oficiales son, respectivamente, la corona sueca y el sueco. La religión mayoritaria es el protestantismo. El extenso litoral sueco, con una longitud de 7 624 km, presenta una infinidad de pequeñas islas e islotes. En el cordón insular del Báltico destaca la isla de Gotland. La costa occidental se enfrenta a la península de Jutlandia a través del estrecho de Kattegat. En el extremo meridional, el litoral sueco se halla a tan sólo 12 km de la isla danesa de Sjaeland, a la que se halla unida por un puente construido en la década de 1990. Suecia es un país de grandes declives y llanuras excepto en el O, donde el macizo escandinavo forma la mayor parte de la frontera con Noruega. El resto del territorio es una extensa meseta inclinada hacia el Báltico. Se distinguen cuatro regiones geográficas: Norrland (en el N, montañosa, desértica y fría), Svealand (en el centro, llana, con grandes lagos, vital y urbanizada), Smaland (al S de la anterior, meseta poco elevada y muy árida) y Escania (al S, llana y de gran riqueza agrícola). El clima es continental con lluvias escasas estivales y vientos fríos del E en invierno. Durante ocho meses al año la nieve cubre las tierras altas, y el golfo de Botnia suele permanecer helado varios meses al año. Más de la mitad del territorio está cubierto de bosques de coníferas (pinos y abetos) y bosques mixtos de caducifolias (haya y coníferas). La red hidrográfica es muy densa, formada por ríos que en su mayor parte están conformados por un encadenamiento de lagos de diversas formas y tamaños. Predominan los ríos cortos y caudalosos, com el Göta, con desniveles, caídas y rápidos, aprovechados por un buen número de centrales hidroeléctricas. Los lagos desempeñan un papel muy destacado, al estar unidos por un sistema de canales navegables, que comunican la costa occidental con el Báltico. La población es muy homogénea desde el punto de vista étnico, salvo algunos lapones, que viven en el Norrland dedicados al pastoreo de renos, y una pequeña minoría finlandesa. El crecimiento demográfico a lo largo del s. XX ha sido moderado, en consonancia con el aumento del nivel de vida y la industrialización del país. Presenta una baja natalidad, una altísima esperanza media de vida y un consecuente envejecimiento de la población. La densidad de población es muy baja en Laponia, mientras que la mayoría de los habitantes del Norrland se concentra en las orillas del Báltico. En las regiones del centro y sur del país viven más de las cuatro quintas partes de la población sueca. La urbanización ha sido acelerada siguiendo el ritmo de la industrialización, y en la actualidad el 84% de los habitantes vive en ciudades. Las ciudades más importantes son Estocolmo, Göteborg y Malmoe. El país basa su economía en la energía hidráulica, los bosques y las riquezas minerales. La agricultura, subvencionada por el Estado, ocupa una pequeña parte de su superficie, en Escania y el centro. Cultiva trigo, cebada, avena, patata y remolacha azucarera. Destaca la pesca del arenque en la costa occidental y en el Báltico, y de la trucha y salmón en lagos y ríos. La explotación forestal es la primera de Europa occidental y la principal fuente de recursos del país. De los bosques se obtiene madera, pasta de papel y diversos productos de química orgánica. Posee enormes reservas de hierro, cinc, cobre, manganeso, tungsteno y uranio. Cuenta con industrias mecánicas, cementeras, de vehículos, maquinaria diversa y productos electrodomésticos y electrónicos. Casi el 50% de la producción industrial se destina a la exportación, base de la prosperidad sueca, que ha permitido a los ciudadanos gozar de uno de los nieveles de vida más altos del mundo.
hist. Las primeras huellas arqueológicas aparecen relativamente tarde en el territorio que hoy llamamos Suecia, ya que durante los períodos paleolíticos la península escandinava permaneció completamente cubierta por un caparazón de hielo. En los tiempos de transición al Neolítico surgen las primeras trazas de vida humana. En la Edad de los Metales, el trabajo de los vasos de metal, de las fíbulas y las armas indica la existencia de un pueblo organizado y con un relativo nivel cultural. Suecia aparece citada por primera vez en el s. I de la Era cristiana, en la obra de Tácito Germania, donde se menciona al pueblo de los suiones como destacados navegantes. Su incorporación a la historia propiamente dicha se produjo en los ss. VIII y IX con las expediciones normandas, en las que tomaron parte muchos vikingos de origen sueco. En el s. XI comenzó el cristianismo a propagarse por Gotlandia: fue Olav Skötkonung quien señaló con su conversión, hacia el año 1008, el triunfo de la religión cristiana en Suecia, y Uppsala quedó convertida en sede episcopal. Posteriormente, las luchas por el trono entre las familias Sverkerr, Stenkil y Erik coincidieron con los primeros intentos de expansión sueca desde el núcleo originario de Gotland hacia Finlandia y Dinamarca. El rey Erico IX (1141-60) conquistó Finlandia y la sometió a la fe cristiana. El primer rey coronado de Suecia y reconocido por el papa Inocencio III fue Erico X (1210-16). Extinguido el linaje, Birger Jarl fundó en 1250 la dinastía de los Folkungs, la cual abrió el país a las influencias occidentales, fundó Estocolmo y logró consolidarse mediante la imposición de la paz civil y religiosa. En 1319 las coronas sueca y noruega quedaron unidas en la figura de Magnus Ericsson, pero la unión sueco-noruega se rompió por presiones de la nobleza. Éstas desembocaron en las luchas del hijo menor de Magnus Ericsson, el rey Haakon VI de Noruega, contra el mayor, Erico XII de Suecia. La viuda de Haakon VI, la reina Margarita de Dinamarca, fue reconocida soberana de los tres Estados nórdicos unidos, Dinamarca, Noruega y Suecia. La reina consolidó la fusión en 1397 mediante el Tratado de Kalmar, que estableció un código común para los tres grandes reinos y designó heredero del trono a Erico de Pomerania. La unión duró más de un siglo (1397-1523). Una centuria después, se obtuvo la independencia de Suecia, lograda bajo la conducción de líder Gustavo Ericsson, de la casa Vasa, quien expulsó a los daneses del territorio sueco y fue elegido rey por unanimidad en 1523, fecha en que quedó disuelta para siempre la Unión escandinava. En 1544 transformó a Suecia en monarquía hereditaria. Bajo los Vasa, Suecia se convirtió en ejemplo de vigoroso y disciplinado Estado militar. En el s. XVII el rey Gustavo Adolfo II (1611-32) afirmó el poderío marítimo sueco en el Báltico. Su hija, la reina Cristina de Suecia, continuó con la expansión del reino y, después de negociar un tratado de paz con Dinamarca, firmó en 1648 la Paz de Westfalia, que puso fin a la Guerra de los Treinta Años y convirtió al Báltico en un «lago sueco». Desde 1709, el Imperio sueco se desmembró y el país cayó en la esfera de influencia rusa. La corona, en manos de Ultica Leonor, tuvo que aceptar una Constitución en la que se atribuían mayores poderes al Parlamento y se relegaba al soberano a un papel subordinado, asignando el poder ejecutivo a la Dieta de los Estados. La influencia rusa no decayó, pero el país vivió una época de bonanza económica y cultural. En el último tercio del s. XVIII, una nueva Constitución inspirada por Gustavo II (1771-92) dejó nuevamente en manos del monarca la soberanía más absoluta y la facultad de disponer de los ingresos del Estado. Su sucesor, Gustavo IV (1792-1809), terminó por ceder Finlandia de manera definitiva a los rusos en 1808. Los sucesivos fracasos políticos le llevaron a ser expulsado del trono, siendo sustituido por Carlos XIII, sucedido por Carlos XIV (1818-44), que dotó al país de un régimen liberal que estuvo acompañado por un desarrollo económico sin precedentes. Consiguió que la Paz de Kiel cediera a Suecia el trono de Noruega, comenzando una unión de los dos países nórdicos que duraría casi un siglo. A comienzos del s. XX se produjo la escisión de Noruega de forma pacífica (1905) y poco después el nuevo rey Gustavo V (1907-50) aprobó una reforma electoral que dio mayor fuerza al parlamentarismo, al acordar el sufragio universal masculino. Durante la Primera Guerra Mundial, se mantuvo neutral. La crisis económica de la década de 1930 llevó al Partido Social Demócrata al gobierno socialista que se prolongaría durante 53 años, hasta 1991, con una interrupción entre 1976 y 1982. Durante la Segunda Guerra Mundial también se mantuvo la neutralidad. Después de la subida al trono del rey Gustavo VI (1950-73), una nueva reforma constitucional limitó aún más los poderes de la monarquía, relegando al soberano a un papel meramente representativo. El gran político Olof Palme presidió los gobiernos de la socialdemocracia a partir de 1969 y llevó a cabo una política exterior que, en varios aspectos, entró en colisión con el liderazgo de Estados Unidos. Entre 1976 y 1982, los años del interregno conservador, el gobierno estuvo dirigido por el centrista Thobojörn Fälldin. Pero las elecciones de 1982 llevaron a Olof Palme nuevamente al gobierno por amplia mayoría; fue asesinado en 1986. Su sucesor fue el también socialdemócrata Ingvar Carlsson. La derrota de los socialdemócratas en 1991 dio paso a un gobierno conservador encabezado por Carl Bildt. La perspectiva de una integración europea tomó cuerpo al concluir las negociaciones de ingreso en la Unión Europea en marzo de 1994 y hacerla efectiva en 1995. En septiembre de 1994, el Partido Social Demócrata (SAP) obtuvo la victoria en las elecciones generales, e Ingvar Carlsson pudo formar gobierno. En 1996 el socialdemócrata Goran Persson sustituyó a Carlsson al frente del gobierno y del partido. En 2002 G. Persson fue reelegido. En 2003 Suecia rechazó mediante referéndum el ingreso del país en la zona euro. Las elecciones de 2006 significaron el fin de 12 años de hegemonía del Partido Socialdemócrata y la victoria de la Alianza por Suecia, coalición de derechas liderada por Fredrik Reinfeldt, que se presentó con la promesa de preservar el Estado de bienestar. Reinfeldt continuó en el cargo tras las elecciones de 2010, en las que se verificó un importante incremento del voto de extrema derecha. A pesar de ser un país rico, la crisis golpeó los barrios más marginales de las ciudades, en los que hubo disturbios en 2013. El Estado sueco es una monarquía constitucional hereditaria, en el que la separación de los poderes quedó consagrada por primera vez en el mundo por la Constitución de 1809. El poder ejecutivo está en manos del Consejo de Estado. El legislativo, ante el cual responde el primer ministro, es ejercido por una cámara única, el Riksdag, de 349 miembros elegidos cada tres años por sufragio universal.
b. art. Se suele decir de la literatura sueca que es la más tardía de todas las escandinavas; en efecto, tras un período de transformación, el sueco adquirió caracteres propios a fines del s. XI y hubo que esperar hasta el s. XIII para encontrar los primerso textos en lengua sueca de algún relieve, y al s. XIV las obras de carácter literario, a través de baladas influidas por la poesía caballeresca francesa. En la primera mitad del s. XVI, la traducción de la Biblia al sueco bajo el reinado de Gustavo I Vasa fijó el idioma escrito. La literatura moderna nació con el romanticismo, a principios del s. XIX, con los Góticos y los Fosforistas. Después, la literatura adquirió un carácter de crítica social. La obra dramática de August Strindberg (1849-1912), tiene un papel irreemplazable en la evolución de teatro moderno, al inaugurar el expresionismo teatral. La narradora S. Lagerlöf fue premio Nobel de Literatura en 1940 y P. Lagerkvist, en 1951. Los nombres de los poetas H. Martison y E. Johnson, premios Nobel de Literatura en 1974, así como el del novelista L. Gustavson, marcan importantes hitos de la literatura sueca posterior. En cuanto al arte, la catedral de Lund, del s. XII, es la principal obra del románico. Del gótico son la catedral de Uppsala y la de Estocolmo. Con el luteranismo ganó terreno la arquitectura civil, con obras como los castillos de Kalmar y Vadstena. El Palacio Real de Estocolmo es una obra maestra de la decoración pictórica. Ya en el s. XX, destacan los nombres de Nilsson y Bergstern. En escultura es importante C. Milles, que culminó el neoclasicismo sueco. También fue importante el diseño nórdico, en muebles, cerámicas, acero o vidrio. En música, fue J. H. Roman (1694-1758) su primer personaje de importancia. En el s. XIX el compositor de ópera y música sinfónica Franz Berwald (1796-1868) fundó la Escuela Nacional Sueca. La música contemporánea cuenta con autores de prestigio internacional, como Lars E. Larsson y D. Wiren. Por lo que respecta al cine, en 1907 se fundó la productora Svenska, lo que propició el desarrollo de la industria. Los dos capitanes de la brillante escuela sueca fueron el actor y director finlandés M. Stiller, mentor de Greta Garbo, y el realizador V. Sjöström. El fin de la guerra y la irrupción del cine alemán determinaron el declive de la producción sueca, acentuado con la partida de Sjöström, Stiller y Garbo a Hollywood. El cine sueco habría de esperar a la mitad del s. XX, con la irrupción de Ingmar Bergman, el más célebre cineasta sueco moderno, para ocupar un lugar de primera línea en la producción mundial. En la década de 1960, destacaron los jóvenes realizadores M. Zetterling, B. Wilderberg y V. Sjöman.

Suecia

('sweθja)
sustantivo femenino
país europeo que ocupa el sector oriental de la Península Escandinava Suecia es una monarquía constitucional.
Traducciones

suecia

Sweden

suecia

Швеция

suecia

Schweden

suecia

Suède, Suéde

suecia

Zweden

suecia

Suécia

suecia

Svezia

suecia

Švédsko

suecia

Sverige

suecia

Ruotsi

suecia

Švedska

suecia

スウェーデン

suecia

스웨덴

suecia

Sverige

suecia

Szwecja

suecia

Sverige

suecia

ประเทศสวีเดน

suecia

İsveç

suecia

nước Thụy Điển

suecia

瑞典

Suecia

SFSweden

suecia

SFsuede
Ejemplos ?
Stormarn y Ditmarsen, Conde de Oldenburgo y Delmenhorst, etc., por la presente hacemos saber que: Nos, previa aceptación y confirmación unánime por los Estados del Reino de la Ley de Sucesión, con arreglo a la cual los herederos masculinos engendrados por Su ALTEZA NOBILISIMA, electo Príncipe Heredero de la corona de Suecia...
Ningún príncipe de la familia real sueca podrá ser príncipe gobernante de un Estado extranjero sin el consentimiento del Rey y del Parlamento, ya sea en virtud de elección, sucesión o matrimonio. Si así lo hiciere, perderán él y sus descendientes todo derecho a suceder en el trono de Suecia.
Aprovechan las oportunidades de los barcos. Yo habría querido que fuesen por Suecia, pero el viejo se inclinó del otro lado. No sigue las mudanzas de los tiempos, y esto no se lo perdono.
(Derogado) En fe de que todo lo así ordenado es idéntico a nuestro propósito y resolución, Nos, los representantes de todos los Estados del Reino de Suecia, hemos puesto nuestros nombres y sellos, en Orebro al día veintiséis de septiembre del año de Nuestro Señor de mil ochocientos diez.
Morel, director del oficio internacional de Berna; por el señor senador Descamps, delegado de Bélgica; por el senor Hammarkgöld, delegado de Suecia; por el señor Reichart, delegado de Alemania; por M.
Si contásemos en nuestro país con uno de esos Laboratorios de Eugenesia y Biometría -tan en boga en Norteamérica, Inglaterra, Suecia, Alemania, Noruega y en la Rusia sovietista de ahora -donde se registran y analizan convenientemente todos los sucesos biosociales de natalidad, mortalidad, morbosidad, vida media y epidemiología que afectan a los productores de ambos sexos, podríamos demostrar, matemáticamente, que la ración ordinaria y no siempre segura de los obreros españoles no basta a subvenir a las necesidades fisiológicas de su desgaste habitual y que nuestro régimen capitalista es culpable del aniquilamiento físico y degeneración ética de nuestra raza.
271-289 Las relaciones diplomáticas hispano-suecas (s. XVI-XVII), in Actes du Congreso internacional, Espana y Suecia en la época del barroco (1600-1660), Madrid, 1998, pp.
Habia allí muchas firmas De persona de gran cuenta De Luis XIV de Francia, De Ricardo de Inglaterra, Del emperador don Cárlos De Alemania, y en pos de esta La del cardenal Cisneros y Cárlos XII de Suecia.
-y la miraba de arriba a abajo y de abajo a arriba deteniendo sus observaciones casi a la exuberante mitad. -...En Francia, en Italia, en Inglaterra, en Alemania, en Suecia y en la U.R.S.S.
anteriormente, — es una de las más modernas y completas que rigen en Europa, pero cuyas disposiciones, en general, han sido inspiradas por la situación especial de la Noruega, cuya analogía de idioma con la Suecia y la Dinamarca la coloca, en la Escandinavia, en una situación semejante á la nuestra en Sud-América, trata con detención los puntos siguientes: del origen y de la extensión y del objeto del derecho de autor; cesión del derecho de autor; de las violaciones al derecho del autor y de las responsabilidades incurridas; cesación del derecho de autor; del derecho artístico; disposiciones generales.
(1) :(a) El presente Convenio será firmado en un solo ejemplar en idiomas español, francés, inglés y ruso, haciendo igualmente fe cada texto y se depositará en poder del Gobierno de Suecia.
Otro sobre la legislación y los tratados en materia de protección literaria y artística: legislación interior de la Alemania, Austro-Hungría, Holanda, Bélgica, España, Francia, Inglaterra, Italia, Suiza, Bulgaria, China, Costa Rica, Egipto, Nicaragua, Servia, Mónaco, Montenegro, Haití, Tunez, Luxemburgo, Brasil, República Argentina, Honduras, Paraguay, Salvador, Uruguay, Chile, Grecia, Dinamarca, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Hawai, Japón, México, Noruega, Perú, Portugal, Rumania, Prusia, Suecia, Transvaal, Turquía y Venezuela.