Stanley Baldwin


Búsquedas relacionadas con Stanley Baldwin: Andrew Bonar Law, David Lloyd George

Baldwin, Stanley

 
(1867-1947) Político conservador británico. Concedió el voto a las mujeres y firmó el Pacto de Locarno.
Ejemplos ?
Permaneció activo con el trabajo en el Fondo Rhodes y aceptó, a petición del Primer Ministro Stanley Baldwin, la presidencia de un comité para examinar una nueva tarifa imperial preferente.
No obstante, el gabinete británico de Stanley Baldwin rehusó reunirse de inmediato para tratar la crisis y dejó pasar un día para recién analizar la situación el lunes 9 de marzo.
Davies, op cit, page 592 No obstante, el Primer Ministro británico Stanley Baldwin se negó a escuchar el caso contra la escuela de bombardeo en Gales, a pesar de haber una delegación que representaba a medio millón de galeses en protesta.
En 1932 Stanley Baldwin, primer ministro británico advirtió: El 1 de septiembre de 1939, Roosevelt, presidente del neutral Estados Unidos, hizo un llamamiento a los beligerantes para limitar sus ataques aéreos.
Como secretario privado de Eduardo VIII estuvo enterado desde el principio de su relación con Wallis Simpson, la cual no aprobaba, y mantuvo contacto con el Alberto, duque de York —quien más tarde sería Jorge VI—, y con el primer ministro Stanley Baldwin con la intención de evitar el matrimonio que a su juicio «podría terminar con la abdicación del rey».
Sin embargo, el primer ministro escribió una carta en la que confirmaba los rumores que afirmaban que favorecía a Stanley Baldwin.
En el Reino Unido, los siguientes políticos han sido identificados como conservadores progresistas: los primeros ministros Disraeli, Stanley Baldwin, Neville Chamberlain, Winston Churchill, Harold Macmillan, y David Cameron.
Chamberlain afrontó la severa crisis económica de la década de 1930 con medidas abiertamente proteccionistas, tratando de evitar el descontento de la clase obrera británica y evitando la competencia extranjera a la industria local. En 1937 accede a la jefatura del Partido Conservador y al cargo de primer ministro, sucediendo a Stanley Baldwin.
Tras la retirada de Andrew Bonar Law como Primer Ministro en mayo de 1923, Curzon siguió en el gobierno de Stanley Baldwin, hasta la caída de su gobierno en enero de 1924.
Durante la huelga general de 1926, el rey aconsejó al gobierno del conservador Stanley Baldwin no tomar acciones exaltadas, además objetó la sugerencia de que los huelguistas eran «revolucionarios» diciendo: «Traten de vivir con sus salarios antes de juzgarlos».
The Guardian criticó que la cinta presentó a Stanley Baldwin como que dimitió debido a su negativa a ordenar el rearme británico, mientras que en realidad renunció como «un héroe nacional, agotado por más de una década en la cima».
Eduardo sabía que el gobierno encabezado por el primer ministro británico Stanley Baldwin renunciaría si los planes de matrimonio seguían adelante, lo que obligaría a convocar nuevas elecciones generales y podría arruinar irremediablemente su condición de monarca constitucional, políticamente neutral.