Sor⊘

Sor⊘

 
C. de Dinamarca, en la región de Sjaelland, cap. del condado de Vestsjaelland; 14 282 h.
Ejemplos ?
Todos se encuentran tan llenos de impurezas como cualquier hijo de vecindades malditas; si eran curas, tuvieron hijos; si eran revolucionarios tuvieron sus defectillos sexuales; hasta Sor Juana resulta que murió rica por tantos poemas que vendía y que la promotora virreina negoció en la corte virreinal y reinal como premio a los favores recibidos...
Con ellas y para ilustrarlas en cierto modo, Lavalleja mandó agregar al “Expediente” las respuestas concordantes – en lo sustancial – de los veintiún vecinos principales de la ciudad a quienes había dirigido el siguiente interrogatorio: “Beneméritos Avitantes de esta Plaza, aproximándosenos los momentos de presentarnos ante la Superioridad del Sor.
“7º.- Deberá exigir el Diputado la posible aceleración del Congreso General, q´ será la autoridad, q´ pueda sancionar las que en lo sucesivo deben gobernar, a la cual y sus decisiones queda sujeta esta Provincia desde ahora, siempre que la reunión del Congreso se verifique, con la libertad, q´ se requiere, y nada se establezca contrario a la Religión Católica Romana q´ profesamos. “8º.- Esta Provincia reconocerá por Supremo Director bajo las condiciones expresadas a la persona, q´ sea del agrado del Sor.
Sois muy docta para oficio tan servil y diestra remedadora de acentos, pues respondéis ¡Deo gratias!, tan tembloroso, que más parece que vuestra, la voz de una setentona. LA MONJA Ved qué decís, caballero, que yo no he sido hasta ahora tornera, y lo soy este año por muerte de sor Leoncia.
La adjudicación autoral de esta comedia a Sor Juana culminaba un esfuerzo de investigación a través del tiempo que lograba ser concluido con un hallazgo que había sido anhelado por importantes sorjuanistas.
i No sé cómo nuestro señor no se apiada de esta chusma tonta y les da un poco más de inteligencia! No se enoje Sor Serenidad. Así es la plebe.
Por otro lado, para abordar los relatos literarios, una historieta en imágenes muda que represente o sugiera la estructura argumental de alguna obra de género narrativo: La leyenda de Troya, relatos mitológicos, leyenda de la fundación de México, El poema de Mío Cid, El Lazarillo de Tormes, La Celestina, la vida de Nezahualcóyotl o de Sor Juana, Romeo y Julieta, etc., permiten efectuar espontáneos y dinámicos ejercicios de escenificación improvisada.
Ermilo se paseaba en las palabras florecientes de sus soles mayas y su Abreu incendiado con Sor Juana se metía tan Gómez en el tiempo de las albas Arqueles volandero entre sus lámparas ardientes que lo iluminaban Vela, en cantatas y poemas de esperanza escurría sus ensueños picaflores.
Decíase que él acaudalado agricultor don Remigio Jáuregui, personaje que en 1839 figuró mucho como diputado en el Congreso de Huancayo, había, en la noche, escalado el monasterio de las clarisas y robádose á sor Manuelita G monja que era, para quien no fuese un mililoto, todo lo que se entiende por bocado de cardenal.
Dios gue á V. Exa. ms. as. Quartel Gral en Guacalera Febo. 18 de 1816.— Exmo. Sor—José Rondeau—Exmo. Sr. Director intno. del Estado. El 29.
Yo repetí desvanecida la memoria: —Sor Simona... —¡Si me ha visto cien veces cuando estábamos en la frontera con el Rey! ¿Pero qué tiene?
La monja, por ganar tiempo, había caminado toda la noche a pie, en medio de una tormenta, y al llegar fué tomada por visionaria. Era Sor Simona.